RITMOS Y DANZAS: El Huayno, danza festiva y alegre


El Huayno es una danza festiva y alegre legado cultural precolombino que se mantiene hasta nuestros días.

El Huaino o Huaiño del quechua wayñu, es la expresión musical más popular en la región de la sierra del Perú y Bolivia; nace en el Imperio Incaico y sobrevive de la colonización Española y mantiene su popularidad hoy en día.

Es importante por constituir un elemento fundamental de nuestro contexto sociocultural, la música y la danza fueron parte fundamental de la vida cotidiana de los incas. Nos muestra también una expresión de alegría, expresión del espíritu exteriorizado en forma musical poética, constituyendo el baile más conocido en todo el Imperio de los Incas, siendo hasta ahora el más tradicional en todos los pueblos de la serranía.


EL HUAYNO MESTIZO
El escritor peruano José María Arguedas nos dice: “El Huayno es como la huella clara y minuciosa que el pueblo mestizo ha ido dejando en el camino de salvación y creación que ha seguido. En el Huayno a quedado toda la vida, todo los momentos de dolor, de alegría, de terribles luchas y todo los instantes en que fue encontrado la luz y la salida al mundo grande en que podía ser como los mejores.”


El expresar un estado de emoción, encontrando una nueva influencia foránea: en el proceso de transculturación. A comienzos de la época colonial, se establece un pueblo andino con alma mestiza que se transmite en el Huayno, género que como ya mencionamos es de gran difusión en el área andina. Este encierra una ideología que se expresa en la forma de amar, vivir, morir a través de su música constituyéndose en la tristeza y risa. Éste era épico y sencillo, cantado en quechua, mientras que el mestizo era melódico y suave.

La llegada de la cultura occidental, cortó las energías de un pueblo con cultura formada y estructurada en sólidos cauces, que tuvo que soportar el impacto idiomático, religioso, económico, político y guerrero del invasor y conquistador español.

El Huayno no es tan solo un género musical folklórico, sino la primera manifestación cultural de los pueblos de esta parte del mundo, que consta de tres partes: Introducción, cuerpo y remate. El ritmo, estilo, orquestación, sabor y ejecución es diferente de región a región y hasta de pueblo a pueblo, siendo fácil para el aficionado reconocer este género cuando los oye.
Baile de pareja mixta, expresión y alegría de nuestra música andina, se baila en toda la Sierra del País, Norte, Centro y Sur, cada una con características propias.

Este baile toma actualmente diversas denominaciones según la región a la que pertenece. El huayno es el baile obligado en todas las fiestas familiares y públicas.
La   Cashwa es una de las formas musicales, parecidas al huayno generalmente al compás de esta danza, los bailarines recorren las calles y plazas públicas repitiendo incansablemente sus ritmos y melodías.

Baile alegre de movimiento al ritmo de la música con fuertes zapateos, donde los pobladores de la zona lucen vistosos trajes de variados colores, generalmente propios   de cada zona y elaborados por destacados artesanos que se constituyen en un gran aporte a la Cultura peruana.

SUBGÉNEROS
Huayño chaqueño, huayno ayacuchano, chuscada (huayno ancashino), huayño k'alampeado, huayno cuzqueño, etc.


EL WAYÑU PRECOLOMBINO
Los pueblos que habitaban la Sudamérica precolombina, danzaban por la alegría de vivir en una tierra generosa, al iniciarse la época de siembra o de cosecha, como también, el inicio de un nuevo año. Ejecutaban los instrumentos musicales nativos como: la quena de hueso o carrizo, la zampoña, la tinya (tambor de cuero).
Wayñu precolombino
A la llegada de los españoles fueron conocidos otros instrumentos llegados de Europa como: La guitarra, el saxo, los clarinetes, el arpa, la trompeta y la flauta.
Los músicos  nativos los adaptaron a sus canciones. Sin embargo el ritmo y el mensaje de las canciones autóctonas no ha cambiado, más bien sus sonidos se han multiplicado.
Fuente: ww./es.wikipedia.org y www.wiki.sumaqperu.com

El Huayño es un género matriz
El huayño (o huayno, en Perú) es producto musical de las milenarias culturas aymara y quechua. Nació antes de la llegada de los españoles, el origen se localiza en el territorio que hoy incluye a Bolivia y Perú. Es un género matriz, que por sus bondades ha creado nuevos géneros y subgéneros. Así como el son, un género matriz que ha procreado la bachata, la salsa, la rumba, el chachachá, nuestro huayño ha dado a luz a decenas de géneros y subgéneros. Esta forma musical de repetición por secciones con su pulsación cardinal en una corchea y dos semicorcheas ha sido concretizada y está relacionada con la organología aymara/quechua. La tarkeada es un huayño. También la mohoceñada, la sicureada y la pinkillada. El caporal mestizo es hijo del huayño. El huayño en Vallegrande genera al k’aluyo. El huayño cochabambino es ahora un fenómeno del espectáculo mediante el Festipollera anual. La tonada tupiceña es un huayño lleno de luz. Los huayños potosinos hacen vibrar a sus charangos en sus cuerdas de metal, en Oruro la diablada desemboca en un huayño o cacharpaya: “Ya va a salir el tren, caballero, ya va a salir el tren”. El huayño se expande hacia el sur y forja al carnavalito: el Humahuaqueño, carnavalito del norte argentino, es un huayño mundial. Así como el blues, género matriz, madre y padre del jazz y del rock and roll, el huayño sigue reproduciéndose hacia el norte y engendra al célebre huayno peruano. Las virtuosas manos del guitarrista doctor Raúl García Zárate hacen llorar a los huaynos de Ayacucho, que se expresan también en sentidas arpas. El huayno engendra la tristemente famosa música chicha, que a su vez engendra a la cumbia villera. En cuanto a el samba, es otro género matriz que engendra el samba canción, el samba reggae, el samba enredo, el pagode, la bossa nova. De ese nivel fundamental es nuestro huayño, que en territorio aymara es sostén de la kullawada y de la llamerada. Llorando se fue, éxito folklórico que mediante plagio derivó en la Lambada, es un huayño. Como Chuquiago Marka y Boliiivia… todos huayños, éxitos de Los Kjarkas.
Valga nuestro homenaje al huayño, género matriz que sigue pariendo géneros y subgéneros, y también barbaridades musicales de gran éxito comercial que hacen mover el cerquillo a jóvenes, señoritas, mayorcitos y señoras. Como a las propias madres, tal vez porque está en todo lado, parece que a nuestro huayño no lo vemos ni valoramos. Hey dicho.

Escribe Manuel Monroy Chazarreta

VÍDEO:
 

Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor Perúfolklórico

Este espacio en un tributo a todos aquellos que fueron, que son y que seran difusores del folklore peruano.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :