23 de sept. de 2010

REINAS DEL ARPA: Sonia Morales, “la cenicienta ancashina”










Sonia Morales Marquez, nació en la Provincia de Yungay, en el bello centro poblado de Musho localizado al pie del  Monte nevado Huascarán, donde aún viven sus padres Don Abraham Morales y Agustina Márquez; además de su abuela Emilia Padilla de mas de 90 años de edad.
Desde muy pequeña estudió en los colegios de lugar y  ayudaba a sus padres en las labores agrícolas. Dicen sus profesores que a Sonia le gustaba “participar como intérprete musical en actuaciones culturales del colegio”.
Cuando cumplió 15 años viajó a Lima con el sueño de triunfar en la vida artística, los inicios de sus carrera  no fueron fáciles, todas las puertas parecían estar cerradas, pero sacando fuerzas heredadas del “yungaino ancestral”, nunca se rindió y continuó adelante con sus sueños. Cabe anotar que el espíritu del “yungaino ancestral” acompaña a los pobladores de éstas tierras desde hace miles de años, en que enfrentaron y superaron una y otra vez  a la fuerza destructora de aludes y terremotos.
Bajo la dirección de Eusebio 'Chato' Grados, se incorporó al elenco artístico denominado "Las chicas mañaneras" con quienes trabajó durante tres años. Viajó a los Estados Unidos y después de una estancia de dos años decide regresar al Perú para cantarle a su pueblo, ya como solista.
Desde su retorno al país, ha tenido un marcado éxito como intérprete de la música andina, y traspasando las fronteras ha llevado nuestra música al extranjero, donde además de cantar nuestra música peruana, pregona con orgullo los nombres de su querida Provincia de Yungay con sus nevados Huascarán, Huandoy, Chopicalqui y sus bellas campiñas de Musho, Tumpa, Yanamito y muchos lugares más donde los visitantes pueden repetir las palabras de admiración del sabio Antonio Raimondi. “Yungay Hermosura"