GASTRONOMÍA: Como preparar una cena navideña con sabor a Perú


La Navidad, suele corresponder a países católicos o con influencia en esta religión. Se caracteriza principalmente por costumbres de marcada reunión familiar y en la mayoría de los casos entroncado con las tradiciones culinarias de cada país. 

Se define a la gastronomía navideña como al conjunto de costumbres culinarias realizadas durante la Navidad, suele corresponder a países católicos o con influencia en esta religión. Se caracteriza principalmente por costumbres de marcada reunión familiar y en la mayoría de los casos entroncado con las tradiciones culinarias de cada país. La característica principal que engloba a todas las gastronomías es el uso de alimentos dulces, generalmente mezclados con cereales molidos: galletas, pasteles, pollos, etc. Otro denominador común es el mazapán. Otra característica más o menos extendida es el uso de frutos secos y frutas secas.


A pesar de lo que vemos en las tarjetas, adornos y hasta en la letra de los villancicos, la realidad es que, en estas latitudes, la época navideña no es sinónimo de nieve ni de renos ni trineos.
La tradición culinaria que vivimos en estas fechas es una mezcla de las culturas que con los años convergieron en nuestro territorio (el panetón de los italianos y los turrones o roscas de los españoles, por ejemplo) unidas a la influencia de una tendencia predominante: la estadounidense, que nos regaló la costumbre de comer pavo todos los 24 y 25 de diciembre, como una herencia de su celebración de Acción de Gracias.
Teniendo en cuenta que nuestro país goza de una riqueza invalorable en calidad y diversidad de insumos, ¿cómo es posible, entonces, que nuestras mesas se sirvan de todas las nacionalidades, menos de la propia? Que no le quede ninguna duda. Una Navidad a la peruana está destinada a ser una Navidad inolvidable. Tome asiento, sírvase y disfrute del menú.


             SAZÓN FESTIVA PERUANA
“El Perú ofrece tipos de carnes muy interesantes, como los corderos, lechones, pavos de corral, cuyes, patos y algunas otras más. Por ello me gustaría que en un futuro la elección de la carne en Navidad fuera más variada”, comenta el chefFlavio Solórzano, del Señorío de Sulco. Él se declara satisfecho con la mesa clásica, aunque le gustaría ver más innovación: “Yo incorporaría a esos platos que nunca faltan las humitas dulces y saladas, pasteles de papa mashua (extraordinaria), purés de choclo y pepianes suaves”.
Solórzano propone un lechón como alternativa al pavo. “El chanchito se puede servir con guarniciones preparadas con choclo, que le van espectacular. Hay que comprar uno de un peso no mayor a 5 kilos, de olor neutro. Si se logra conseguir hembras, mejor, pues son más ricas y suaves. La cocción del lechón, a pesar de no tener relleno, es mucho más lenta que la de un pavo, ¡y así es mejor!”, finaliza.
Otra fuente de manjares por excelencia ha sido (y afortunadamente sigue siendo) nuestro mar. En países como España, las navidades se celebran conmariscos y pescados. ¿Por qué no atrevernos a eso?
El chef José del Castillo, de La Red, explica que, además de su sabor, el pescado es muy ligero y versátil, lo cual es una gran ventaja si consideramos lo tarde que se cena ese día. “Las mesas de Navidad en el Perú deberían llevar algún plato marino de todas maneras. La principal ventaja es su rápida cocción y su fácil digestión, sobre todo por la hora y porque es una cena por lo general muy variada y abundante. Además, los platos marinos son más jugosos que el pavo, definitivamente”, asegura Del Castillo.
Para el chef y maestro panadero Renato Peralta, el cambio debe empezar por lo más básico. “Nuestro país mantiene una tradición navideña muy estadounidense y esto se debería transformar poco a poco. Habría que empezar cambiando los acompañamientos: se me ocurre un puré de ollucos confitados con panca y miel, de todas maneras pondría unos tamalitos verdes o dulces, tal vez unas empanaditas rellenas de todos los sabores (ají de gallina, humita, lomo saltado) y algunos arroces más nuestros, como uno arvejado, un arroz tapado especial y hasta un tacu tacu de frejoles o pallares”.
Según Peralta, esta es la ocasión ideal para atrevernos con las sorpresas. “Ese día es, muchas veces, el único día del año en que la familia entera se puede ver. Probemos cosas nuevas y exploremos sabores, pero, sobre todo, desafiemos aunque sea en algunos detalles, a la tradición.”

 Cómo hacer chocolate en taza paso a paso

Para empezar, hierva medio litro de agua en un recipiente. A continuación, incorpore una tableta de chocolate de 90 gramos previamente derretida en el microondas por aproximadamente un minuto y medio. Luego agregue medio litro de leche evaporada, también puede utilizar leche fresca, pero la chef recomienda utilizar el primero debido a que le da más consistencia a la preparación. Finalmente, deje hervir la mezcla por cinco minutos. Tenga en cuenta que si retira la olla del fuego antes de este tiempo, el chocolate no se cocerá adecuadamente y puede caer un poco pesado.
Por otro lado, si desea darle un toque extra puede añadirle especias, cáscaras de naranja, canela o clavo de olor para darle un gusto especial. También puede colocar mantequilla para darle más textura a la mezcla.
Fuente: www.elcomercio.pe
Clic aquí para ver consejos para la cena navideña: coma temprano y evite mezclar grasas, dulces y harinas

Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :