ÉTNICOS: Luis Ayvar, de agricultor a artista e incansable cultivador del runasimi

AYACUCHO
Si no hubiera sido artista, sería agricultor, sin embargo el arte que llevó en la sangre pudo más y definió mi carrera que me ha dado grandes satisfacciones, ya que me viene permitiendo lo que a mí me gusta y gracias a Dios también a mi público, que creo que piensa lo mismo, expresó el cantautor ocobambino Luis Aybar Alfaro en su reciente visita promocional a Ayacucho, donde promete dar lo mejor de él en una presentación artística que realizará el próximo 14 de febrero en un local de la segunda cuadra del jirón Bellido (ex Warpas). 

SANGRE ARTÍSTICA. Visiblemente acongojado, Luis recordó sus inicios, cuando de niño ayudaba en las labores agrícolas a su familia, pero siempre influenciado por la estirpe artística que cultivó su padre, Porfirio Ayvar Vílchez. 
Después de ocho meses vuelvo a Ayacucho para promocionar mi presentación del 14 de febrero y cada vez que vengo recuerdo mis inicios, cuando mi hermano Sixto siempre me conminaba a que me decida por el arte. Aun indeciso aquí conocí y fui influenciado por artistas como Manuelcha Prado, Gaytán Castro, entre otros, recordó el artista. 
Más adelante, el cantautor se mostró fastidiado por las fusiones que varios artistas vienen empleando y precisó que la incursión de la guitarra eléctrica y otros instrumentos hacen que se altere la esencia del huayno. 


PRESENTARÁ MATERIAL. Luis Ayvar reveló que en mayo próximo estará listo su cuarto disco, el cual contiene 12 temas de su composición. Luego de recorren diversas partes del país y del mundo compuse 12 nuevos temas que formará parte de mi cuarto disco. En todas está la esencia, cultivar nuestro rico idioma, el quechua, del cual los siete hermanos Ayvar estamos comprometidos en revalorarlo, agregó. 
Asimismo, hizo un llamado a las autoridades, docentes y padres de familia a que reafirmen su compromiso para revalorar el idioma quechua, cultivar la cultura y arte para garantizar que trascienda en el tiempo. 
Con mucha pena veo que nuestros jóvenes continúan alienados y prefieren otros géneros músicales. Y peor aun nuestra misma sociedad que poco o nada viene haciendo para inculcar el idioma en sus hijos que hasta se avergüenzan en hablarlo. Paradójicamente el quechua es admirado fuera del país y los extranjeros se mueren por hablarlo. Nunca me cansaré de cultivar el runasimi, pese que muchos no lo crean relevante, opinó en diálogo con el diario Correo. 
El cantautor dijo admirar a los Qorilasos de Chumbivilca, a la Lira Pausina, los Manantiales, Manuelcha Prado, Manuel Silva, los Bohemios del Cusco, a los Campesinos, Picaflor de los Andes, Estudiantina Perú y se confesó admirador del conjunto apurimeño los Chankas.
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :