LA ENTREVISTA: “La escuela no puede olvidar la lengua “mamada”, la lengua materna. Tu lengua madre”. Luis Jaime Cisneros.

Entrevista inédita al recordado maestro de generaciones, Luis Jaime Cisneros. Pocos meses antes de su muerte, dos alumnos sanmarquinos lo visitaron en su casa de Miraflores. Aquí parte de ese cálido diálogo.
Jherson R. García y Gustavo Kanashiro Fonken.
 Observarlo es como mirar a un niño de blancos cabellos, uno que aún no se sabe exhausto de aprender cada día algo más; uno que aún se emociona con cada palabra que encuentra en los libros y que jamás perdió aquel impulso infantil de preguntarse, cada vez que puede, el porqué de las cosas. Con la voz destrozada por el tiempo y acompañado del inseparable bastón celeste que le permite desplazarse, nos acoge en su casa.
Miembro número uno de la Academia Peruana de la Lengua, lingüista, seguidor de los Beatles y los Rolling Stone, filólogo, abuelo amoroso, amante de la música y fanático de comprar libros, Luis Jaime Cisneros nos conduce a su enorme biblioteca.

 –¿Qué siente al ser reconocido como uno de los intelectuales más importantes del Perú?
 –Pienso que todos están equivocados. Yo pienso en lo que tú dices y me  imagino a los representantes de las esferas intelectuales más importantes; recuerdo a Honorio Delgado, Raúl Porras, solo para mencionar a los muertos y no pelearme con los vivos; pero, aun dentro de estos últimos, también hay muchos que corresponden a esa calificación tuya. Lo demás es fruto de las circunstancias. Lo que sí puedo reconocer es que he alcanzado una posición interesante en el campo intelectual, pero la que está relacionada con la enseñanza. Yo siento que, fundamentalmente, soy un profesor que se ha dedicado a preocuparse por la enseñanza en todos los niveles, es decir, preocuparme por enseñar y aprender, y estar enterado del progreso de las disciplinas que me conciernen.
 –Leemos sus columnas en La República. En ellas usted trata el tema de la educación.
 –Puedo reconocer que el enseñar me ha ido convirtiendo en un hombre interesado en la educación. De preocuparme fundamentalmente por la educación. Claro que a esto habría que añadir que yo soy principalmente un filólogo dedicado a su campo. Esto no es sino una manera de poner en práctica la educación.
 – ¿Por qué este enorme interés en el tema?
 –Porque a mí me interesa el futuro. Si a ti te interesa el futuro y no te interesa la educación, entonces no te interesa lo primero.
 – ¿Qué relación es la que debe existir entre maestros y alumnos en lo que respecta a la educación del alumno?
 –Hoy debe haber una relación totalmente distinta a la relación que he vivido yo, la gente de mi generación y generaciones anteriores. En ese tiempo los alumnos siempre se sentían subordinados al maestro. Si en la educación persiste esta relación, es muy difícil que el alumno entienda lo que la escuela quiere enseñarle: que todos los hombres somos iguales.
 
 – ¿Cómo ve la manera en la que el actual gobierno está tomando el tema? ¿Son sus políticas las adecuadas?
 –Todas las políticas que se han intentado han fracasado, primero, por una razón fundamental: se ha pensando que las políticas aplicadas se pueden realizar en tan solo cinco años, es decir, en un solo periodo de gobierno, cuando una verdadera reforma educativa se realiza, mínimo, en quince años. En este país se han intentado muchas políticas. Una de las más importantes, aunque no le guste a mucha gente, fue la del gobierno de las FFAA. Lo que pasa es que la politizaron demasiado. Cuando volvió la democracia, el gobierno de Belaunde la desechó sin siquiera revisarla. Además, ahora en el Perú y en toda Latinoamérica la profesión del maestro se ve muy devaluada.
 –Eso se nota en los exámenes de admisión…
 –Al final, los maestros terminan siendo los que no tienen chamba. Aquellos que buscan “cachuelearse” enseñando en algún colegio.
 
 –Usted siempre habla de la influencia de la familia en el rendimiento de un escolar…
 –Todo lo que tú eres se lo debes a tu familia. Todo lo que sabes lo aprendes en casa.
 –En resumen, ¿qué es lo que debe aprender un alumno en la escuela?
 –Muchas cosas. La principal es: aprender a leer. Y, en realidad, esto muy complicado. Es una tarea muy compleja.
“La escuela no debe olvidarse de la lengua mamada”
 –¿Cuál es el mayor impedimento para que la educación peruana supere su crisis?
 –El principal problema es que nuestros políticos no se dan cuenta, o no se quieren dar cuenta, de que somos un país, culturalmente, complicado; lingüísticamente, complicado. Es decir, cuando los niños cumplen seis años, estos se ven enfrentados con una gama enorme de lenguas. Entonces, en la escuela ocurre el primer conflicto. Tú, acostumbrado al idioma quechua o aymara, te ves enfrentado a una lengua que no conoces. La escuela no puede olvidar la lengua “mamada”, la lengua materna. Tu lengua “madre” debe ayudarte a iniciar tus estudios.
 – ¿Existen otros problemas?
 –Claro. Otro problema muy grande y absurdo es que la escuela, aquí en el Perú, te forma para la universidad y no para el trabajo, como debería ser. No es que todos deban ir a la universidad, sino que los que deban ir, puedan ir. Pero el poder ir no es un problema de clase social sino de tipo de inteligencia. Hay personas inteligentes para la tecnología y no para el discurso filosófico; esto no representa una discriminación de ningún tipo.
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :