NOTICIAS: Portal español critica fuertemente al premio novel Mario Vargas Llosa

En articulo titulado “La otra cara del Nobel Vargas Llosa”, el columnistas peruano Carlos de Urabá describe el lado oscuro del laureado escritor.

“Conocí al escritor peruano, hoy español, Mario Vargas Llosa en la Semana del Autor, realizada en el Instituto de Cooperación Iberoamericana de Madrid en el mes de mayo de 1984”. Cuenta el autor y mas abajo continúa.
“Mario hablaba de manera pausada con ese acento de pituco limeño tan característico, un tonito de formalidad y seriedad que revelaba un carácter a prueba de balas. Con maestría fue diseccionando una a una sus novelas: la Tía Julia y el escribidor, la Casa Verde, los Cachorros, Conversaciones en la Catedral, la Guerra del Fin del Mundo, la Ciudad y los Perros, Pantaleón y las visitadoras, sin duda alguna libros brillantes en los que demuestra sus grandes dotes de narrador. Al acabar las conferencias su fanaticada se le lanzaba encima presa de un ataque de histeria. Las becarias, las primeras ¡Mario, Mario, queremos un hijo tuyo! y él con ínfulas de divo inflaba el pecho cual pavo real firmando autógrafos a diestra y siniestra. Mario el seductor, el donjuán al que las musas jamás abandonan.
El mismo día que se cerraba el ciclo de conferencias aconteció un hecho inaudito. Tras agradecer su presencia y pronunciar unas palabras de despedida el presidente del ICI abrió el turno de preguntas. De repente, como tocado por un rayo, se puso en pie un personaje tosco de pelos enmarañados quien señalándolo con el dedo índice le espetó: «eres un lameculos de los norteamericanos» ¡oh Dios mío qué insolencia! En el salón de actos se hizo un silencio sepulcral. Pero, ¿quién es este energúmeno que osa mancillar la reputación de un escritor tan laureado? A quemarropa el francotirador seguía disparando sus acusaciones, lo llamó, si la memoria no me falla, de «bastardo», «sátrapa» y «fariseo». La audiencia murmuraba indignada, incluso algunos quisieron silenciarlo, pero no hicieron más que enfurecer la fiera. Este tipo no era otro que el polemista y escritor chileno León Canales, quien más tarde se convertiría en uno de mis mejores amigos. Desde luego que hay que tener agallas para plantarle cara a un ser tan arrogante y pretencioso”. Describe el suceso y párrafos mas abajo continua.
“Años después y por azares del destino vine a coincidir nuevamente con Vargas Llosa en Puno, a orillas del lago Titicaca. Resulta que el susodicho se encontraba allí de gira política ya que se postulaba a la presidencia de la república por el Fredemo (un partido afin a la ideología de Ronald Reagan y Margareth Tatchert ) Justo ese día se celebraba en Puno la fiesta de la Virgen de la Candelaria y Mario junto a su séquito quisieron aprovechar la ocasión para repartir propaganda electoral ¡El gran cambio! Vargas Llosa presidente 1990-1995. Ellos creían que iban a ser recibidos en olor a multitudes, pero calcularon mal la jugada y el tiro les salió por la culata. Los indígenas y campesinos en el momento en que lo identificaron arrebatados comenzaron a lanzarles toda clase de objetos: piedras, palos, botellas, mazorcas de maíz, hasta el punto que Mario cayó de bruces víctima del despiadado bombardeo.
La muchedumbre le gritaban de todo: waqrasapa (cornudo), rosquete, allqo (perro) qanra (sucio) y el célebre escritor no tuvo más remedio que escapar con el rabo entre las piernas escoltado por la policía. Claro, esos bárbaros no comprendieron su noble propósito de trasformar el país en la Suiza suramericana. Mario el Tarzan de la selva que guía a la indiada por el camino de la salvación.
Vargas Llosa para muchos es un referente indiscutible en el mundo de la literatura, algo que no vamos a refutar. Lo que le reprochamos son sus declaraciones oficiales y extraoficiales que dejan mucho que desear. Mario no hace más que caer contradicciones y ambiguedades, pues lo escrito con la mano lo borra con el codo. A priori hay que distinguir entre el autor y su obra, y el autor, en este caso, es un farsante, un soberano hipócrita que sin compasión le clava una puñalada trapera a su pueblo al mejor estilo de Judas o Bruto.
Este individuo perteneciente a la pequeña burguesía peruana, cuya máxima virtud es imitar los patrones importados de Europa o Estados Unidos, bien hubiera podido ser un banquero, un obispo o un eminente doctor, pero por caprichos del destino se inclinó por la vocación literaria. Algo que no contó con el beneplácito de su familia pues una profesión de ese tipo no le garantizaba un futuro acorde a sus expectativas.
Pero, ¿cuál es el secreto del éxito y la singularidad de sus escritos se preguntarán ustedes? Mario construyó el eje de su obra gracias a los filones creativos que se esconden en el Perú profundo. Conjugó la magia indígena, las tradiciones y costumbres mestizas, la viveza criolla y la irreverencia africana para hilvanar la trama de sus novelas. Gracias al hábil uso de técnicas narrativas y su incansable espítitu investigador rompió con los moldes establecidos imprimiéndole un nuevo aire a la literatura contemporánea. Mario realmente es un guaquero que se ha apropiado de un incalculable tesoro: los modismos y la picaresca de la jerga andina, costeña o selvática.
Si analizamos con atención los protagonistas de sus novelas nos daremos cuenta que la mayoría son cholos, mestizos, sambos, mulatos, indios aguarunas, quechuas, machiguengas, prostitutas, maricones, delincuentes o soldaditos, es decir, los marginados, personajes que tienen algo que contar y que reflejan con todo el realismo la idiosincracia peruana”.
Después de este análisis de sus obras, párrafos mas bajo, el autor describe un ensayo del Premio Novel.
“Para Vargas Llosa la historia de América comienza en 1492. Hágase la luz y la luz fue hecha. -Los españoles nos han legado su cultura, su lengua, su religión y aunque hayan cometido algunos desmanes, tenemos que sentirnos orgullosos de tamaña herencia. El imperio inca, en minúscula, se dedico a sojuzgar pueblos, a esclavizarlos sin piedad. La cultura indígena no dejó más que algunas piedras, ceramios, guacos, momias y telas apolilladas. En la historia del Perú no representa más que período cavernario de nula productividad. Sus avances técnicos son irrelevantes y ni siquiera desarrollaron la escritura o descubrieron la rueda. Esa «utopía arcaica» como bien la definió en uno de sus ensayos, donde impunemente escupió la memoria del amauta José María Arguedas, está condenada al fracaso, es un obstáculo que nos impide integrarnos de pleno derecho en la civilización occidental. Esos salvajes analfabetas todavía no ha superado ese estadio primitivo que lo relega a un papel meramente folklórico o artesanal. Algo completamente incompatible con al idea de modernidad.
Mario sostiene que novelar es una forma de mentir. Mentir, claro, eso es lo que es un mentiroso compulsivo, un hipócrita, o sea, que todo lo que ha escrito es una mentira, que todos los personajes que ha creado son caricaturas grotescas capricho de sus masturbaciones mentales. Como un ventrílocuo que le pone la voz a sus muñecos utilizándolos en una burda comedia. No es más que un estafador cuyas palabras carecen de autenticidad. «quien sabe mentir puede llegar a ser un gran autor» En efecto, él es consciente de este juego maquiavélico de ficciones y espejismos con el que ha triunfado.
Mario estaba predestinado a triunfar y por tal motivo se marchó a París para levantar los cimientos del mito. A Europa se fue a buscar el reconocimiento pues en ese paisito tan guachafo y mediocre se sentía un incomprendido, Ese Perú provinciano no era digno de una inteligencia superior pues un intelectual de su talla merecía tocar el cielo con las manos.
Este caballero de fina estampa que reluce la acera al andar andar, es un racista y xenófobo de primera categoría, este mestizo apitucado ni siquiera se ruboriza al confesar tan sórdidos pensamientos, un Llosa de los Llosas de Arequipa, el gamonal al que le rinden pleitesía sus vasallos. « Porque sólo se puede hablar de sociedades integradas en aquellos países en los que la población nativa es escasa o inexistente, en donde los aborígenes fueron prácticamente exterminados » Aunque parezca mentira son tesis sustentadas por el nuevo premio Nobel de literatura 2010, don Mario Vargas Llosa”.
Sentencia el autor; pero este articulo continua. Si deseas leer todo, solo has clic AQUÍ.
Como sabemos, la reciente visita del Premio Novel 2010 a Argentina ha desatado polémica, muchos intelectuales han tomado su presencia con un profundo desagrado y malestar,  como “una ofensa a la cultura Argentina” de un vocero de un supuesto liberalismo. Pero como dice Raúl Tola en su columna habitual de La República: “confundir la vida de un escritor con su obra es un error en el que se incurre con frecuencia. Entre los escritores ha habido de todo: Antisemitas como Céline, crápulas como Jean Genet; dipsómanos como Hemingway,; depredadores sexuales como el Marqués de Sade, etc.
Parece que, para ser un buen escritor, hay que escribir también obras buenas y, en última instancia, ser un buen ciudadano y una buena persona. La verdad es que, si ese fuera el criterio, solo un puñado de polígrafos calificaría”.
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Bueno luego de leer detenidamente tu comentario solo me añade decir que me da mucha pena que sigan existiendo personas llenas de envidia, odio y racismo pero en sentido inverso, describes hechos y sucesos de manera parcial no total, Mario Vargas Llosa es un peruano exitoso que nunca renegó de su nacionalidad y que recibió reconocimiento mundial …..y no solo escribe sobre lo que tu mencionas....que prefiero no comentar.. Sino la suya propia mostrando sus defectos y virtudes en algunas de sus obras que creo conoces. Las grandes mentes prevalecen y trascienden, gente como tu llena de mediocridad solo genera mayores resentimientos….. Aunque utilicen palabras técnicas y literariamente bien concebidas, el Perú es uno solo y ahora todos tienen las mismas oportunidades, no es como era antes si es que no se dieron cuenta.
Muchos de los que pensaban como tu ya no están y los que quedan siguen con la herida de la conquista...alimentando odios en su descendencia. Justificados o no...No creen que se tiene que dar vuelta a la pagina...y tratar de crecer juntos..??.Aquellos "revolucionarios izquierdistas" que destruyeron al Perú y a muchas familias donde estan?..40 años después de la reforma Agraria mejoraron al Perú? ....pues ojo no solo de un lado fueron los abusos sino también muchas hijas del otro bando como tu dices pituquitos, blanquitos de provincia, y lima(fueron violadas y ultrajadas por campesinos ignorantes que herederos o no del incario lograron su revancha con gente inocente...utilizando técnicas de tribu arrasando con todo lo que se les ponía enfrente...destruyendo haciendas y fabricas...para luego de tomar posesión, dejarlas abandonadas para ir a las ciudades y seguir al “patrón”..... y que en muchos casos generaron mas hacinamientos y gente inconforme que no supieron administrar el campo que su papa Velazco les regalo....que luego se dedicaron al hurto y pillaje ,los Hugo blanco ya no están ..Pero su legado persiste. Y los continuadores tratan de destruir nuevamente todo tanto lo bueno como lo malo queriendo crear sentimientos revanchistas y odio a muerte que solo trae desunión entre los peruanos. Ahora en el Perú de ahora no ser indígena es delito? La identidad con la que se construyeron las grandes Naciones fueron mediante una solida unión entre sus componentes, sean de la etnia que fueran, y no por movimientos autónomos dirigidos para un solo grupo..........despierta Perú!!!!!!!!
Mi palabra..gracias por darme la oportunidad de comentar

FELIX RODRI dijo...

Como siempre digo, todos tenemos derecho a la libre opinión, aunque no estoy totalmente de acuerdo con tu punto de vista; la respeto. Pienso que uno no debe juzgar a nadie sin antes conocer a fondo las motivaciones socio culturales y no hay que olvidarse que el Perú es un país andino.