LA COLUMNA DEL AUTOR: Si queremos cambiar nuestra sociedad, empecemos por cambiar una familia, empecemos por darle amor a un niño.


Los niños deberían nacer solo dentro de un matrimonio constituido y formalizado y previa aprobación y autorización del estado. Para tal efecto propongo la creación del Ministerio de la Familia.

Por Félix Rodri
Nuestros políticos de turno proponen, entre otras alternativas, la creación del Ministerio de la Juventud, la creación de nuevas cárceles y leyes más severas para mitigar la delincuencia que hoy aqueja a nuestra sociedad. Pero ninguno ha podido ver más allá de las noticias y plantear una alternativa coherente para erradicar de raíz este flagelo con visión de futuro. Yo considero mirar seriamente a la FAMILIA peruana, siendo esta la célula principal de nuestra sociedad, pero más aún, siendo esta la cuna de un niño, de un futuro ciudadano de bien o un futuro delincuente. ¿Qué pasa si estas células están desintegradas o están quebradas por la falta de alguno de sus miembros, por falta de amor y comprensión entre quienes la conforman, o por falta de una básica educación paternal de quienes son padres? Pues la sociedad en su conjunto está enferma y nos afecta a todos, directa o indirectamente.
Para tal efecto propongo la creación del MINISTERIO DE LA FAMILIA. Cuyo propósito seria educar y guiar a los padres (con una escuela para padres), velar por el bienestar y proteger al futuro ciudadano(a), y por el bienestar, ya no solo de la mujer, ya no solo del niño. Si no de la familia en su conjunto.

El estado ya no debe permitir más lágrimas de niños abandonados a su suerte y creciendo con un futuro incierto. Nuestra sociedad está lleno de niños frustrados y tristes, muchos de los cuales empiezan a trabajar a corta edad y a la medida que van creciendo crecen también sus resentimientos, sus frustraciones y sus amarguras y buscaran refugio en las drogas, el alcoholismo, el pandillaje y la delincuencia.
Los niños deberían nacer solo dentro de un matrimonio constituido y formalizado y previa aprobación y autorización del estado (Ministerio de la Familia).
También deben crearse leyes más severas contra el abandono del hogar y el trabajo infantil, y para erradicar la maternidad adolescente debe crearse un estricto programa de PATERNIDAD RESPONSABLE, cuyo objetivo sería educar y convencer a los adolescentes para que no tengan hijos antes de los 24 años, e invertir su juventud en el aprendizaje de un adecuado oficio o educación.
También propongo que se modifique la ley de mayoría de edad a los16 años. Porque la juventud actual no es la misma de hace unas décadas atrás donde no era muy común la tecnología al cual hoy tenemos acceso.

Con el amor de los padres, la debida educación de estos, la adecuada orientación a nuestros jóvenes y con un estado protector; en las siguientes generaciones, tendríamos menos drogadictos, menos alcoholismo, menos pandilleros, menos delincuentes y se erradicaría por completo la maternidad adolescente

Quienes nos gobiernan no pueden seguir indiferentes y ajenos a la raíz de todos los problemas sociales el cual requieren de urgentes reformas en el código penal civil y la creación de un ente del estado que vele, proteja y eduque a la familia.
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :