NOTICIAS: Declaran patrimonio cultural la danza qashwa de la fiesta de San Sebastián en Puno


La danza qashwa de la fiesta de San Sebastián, que se celebra cada 20 de enero en la ciudad de Juliaca, capital de la provincia de San Román, en Puno, fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación por el Ministerio de Cultura.

Bailarines del grupo de machuaychas. Foto: Diario Los Andes.
La Resolución Viceministerial 692-2011 publicada ayer en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano señala que la danza refleja la "rica y compleja" historia de Puno, a través de su tradición oral, música, organización festiva y coreografía.

Además, indica que la danza "muestra la supervivencia de una tradición prehispánica, transformada por el cristianismo y la historia local republicana", por lo que se constituye en una "fuente de identidad" para la colectividad de Juliaca.

La qashwa es una danza colectiva andina interpretada por dos grupos: los machuaychas ("carne vieja") y los chiñipilcos ("pequeños" o "de baja estatura").

El primero baila en el cerro Huayna Roque y el segundo en el cerro Calvario, celebrando paralelamente la fiesta de San Sebastián, una de las más importantes de Juliaca.

Según la tradición oral, la expresión artística surgió para celebrar el triunfo de los collas sobre los lupacas, y quedó como parte de la fiesta agrícola del Huchuy poqoy o pequeña cosecha en enero.

La costumbre local ha atribuido a esta danza una connotación guerrera y de carácter viril, acorde con el tiempo del carnaval, tiempo de cortejo amoroso y formación de parejas.

La fiesta es un tributo al Huayna Roque y al Calvario, y se inicia con el alba y la colocación sobre astas muy altas de cuatro banderas peruanas que forman un cuadrilátero en la cima de ambos cerros, a manera de un llamado a la comunidad a participar en la fiesta.

Los conjuntos de danza, en tanto, recorren las principales calles invitando a los vecinos a participar en la subida al cerro Huayna Roque, que será escenario de la ceremonia de pago a la tierra o pachamama.

Tras el ritual los bailarines continúan con sus danzan por las calles de la ciudad de Juliaca, ubicada a 1,324 kilómetros al sur de Lima.

La música de la danza qashwa es ejecutada por grupos compuestos por pinkillos y el toqoro, de sonido grave, es el instrumento musical característico. También hay bombos, tambores, platillos y silbatos, este último infaltable en el Altiplano.
Fuente: http://www.andina.com.pe
VÍDEO
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :