COSTUMBRES: Tradiciones de Semana Santa en Ayacucho


Desde hace tres meses se elaboran los adornos en parafina para la decoración  de la imponente anda procesional y el Jueves Santo empieza su construcción, decoración e instalación en el atrio de la catedral.


Texto y fotos: Roberto Ochoa B.
Un silencio sobrecogedor gobierna a los miles de fieles congregados en la plaza mayor de Huamanga cuando el anda procesional semejante a una pirámide escalonada –totalmente blanca e iluminada con cientos de focos ahorradores– emerge por el portón de la basílica catedral ayacuchana.

Son las cinco y media de la mañana del domingo y los primeros rayos solares quiebran la noche huamanguina.
De pronto, la sagrada imagen del Cristo Resucitado emerge del interior del anda ante el asombro del respetable, y el silencio es roto por los aplausos de los miles de fieles que pasaron toda la noche en la plaza esperando esta escena que no solo simboliza la Pascua de Resurrección sino también a todas las ceremonias de la célebre Semana Santa en Ayacucho.

Armado del anda piramidal

A diferencia de otras procesiones en el mundo católico, el anda del Cristo Resucitado ayacuchano se construye especialmente para cada celebración de la Semana Santa. Y está a cargo de dos tradicionales familias de artesanos expertos en la elaboración de piezas religiosa en cera y parafina.

Se trata de los clanes familiares Hurtado y Alarcón, cuyos integrantes –abuelos, padres, hijos y nietos– empiezan la elaboración de cada pieza  de cera tres meses antes de la Semana Santa.

Armado y decoración de los conos

Sin embargo, la construcción del anda procesional empieza el mismo Jueves Santo, cuando los troncos, clavos y sogas son instalados en el atrio de la basílica catedral.

Armado de la estructura del anda con cien troncos de maguey. La base mide diez metros y participan 40 personas.

El proceso lo podemos ver en esta secuencia fotográfica y responde a una antigua y escrupulosa industria, cuya tradición se remonta a los años de la evangelización en Ayacucho, conservando típicos rasgos de la tradición religiosa andina.

Damas ayacuchanas ataviadas con sus trajes típicos, hacen guardia en el interior de la catedral.

El resultado es una obra de arte a la que se vuelcan cientos de fieles para "poner el hombro" en la procesión que recorre el perímetro de la plaza mayor, y que culmina con una misa en quechua en el atrio de la propia catedral.


Decoración de las flores de cera

Elaboración de miles de ceras.

Imagen de cristo resucitado corona el anda procesional.

La familia de Agustín Alarcón heredó el tradicional arte de la instalación y decoración del anda.
Desde los 15 años de edad, don Agustín Alarcón Chávez se dedica a construir y adornar la gigantesca anda que es cargada por más de 300 personas a las 5 de la madrugada del domingo de Pascua de Resurrección en la ciudad de Huamanga, en Ayacucho.

El patriarca. Don Agustín Alarcón Chávez heredó la tradición familiar.

Agustín Alarcón heredó este oficio de su padre, Isidoro Alarcón Flores, quien inició esta tradicional industria artística en 1930.

Cuando su padre falleció en 1975, Agustín heredó este arduo trabajo que hoy en día comparte con toda su familia: su esposa María Encarnación Laura, sus hermanos Mariano y Pedro Alfonso Alarcón Laurente y sus seis hijos: Carlos, Wilfredo, Edwin, Marina, Ruth y Flora Alarcón Laura. También participan sus nietos Orlando y Edwin Conde Alarcón.

El dato
Los trabajos artesanales en cera y parafina empiezan con tres meses de anticipación.
Para este año se aumentó en dos metros cada uno de los cuatro troncos de la pesada madera de eucalipto que sostendrán en el hombro los 300 cargadores del anda que saldrá desde la Iglesia Catedral de la ciudad de Huamanga e irá por todo el perímetro de la plaza de armas. Cada tronco mide ahora 14 metros.

El proceso
Lo primero es solicitar gran cantidad de cera para realizar el delicado trabajo de elaboración de flores y velas.
En total tienen que hacer 2.400 velas de cera, de 80 centímetros cada una.
El anda es decorada con bolas de cristal, palomitas de maguey, espinas, cintas y cascos que cubren la flor de cera.

En cifras
100 hoteles con más de 3.000 camas esperan a los turistas.
600 casas hospedaje están habilitadas para recibir turistas.
20 mil turistas llegarán a la ciudad en los feriados de Semana Santa. Los tours, vuelos y agencias de viajes con toda la oferta para los turistas se pueden encontrar en: www.turismoperu.info

Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :