CULTURA: El Nobel regaló su biblioteca a Arequipa


Mario Vargas Llosa. En el día de su cumpleaños, el autor de La guerra del fin del mundo anunció que sus treinta mil libros desperdigados en sus bibliotecas de Lima, Madrid y París serán donados a la tierra que lo vio nacer hace 76 años.

Jorge Malpartida
En el día de su cumpleaños, Mario Vargas Llosa fue el que terminó regalando una de sus posesiones más preciadas. El Premio Nobel de Literatura anunció que donará a la ciudad de Arequipa los 30 mil libros pertenecientes a su biblioteca personal desperdigada en Lima, Madrid y París.

Luego de una ajetreada mañana en la que inauguró junto al chef Gastón Acurio una escuela de cocina para jóvenes de bajos recursos económicos en el cono norte, el escritor arribó a las 13:20 horas a la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa para informar su decisión: entregar luego de su muerte estos volúmenes bibliográficos como un gesto de amor a su tierra natal.

“Una biblioteca es más que una acumulación de libros; es un acto de amor que se va construyendo en el tiempo y el que la reúne va volcando sus afectos, sus experiencias, estableciendo una relación de amistad y cariño con los libros, como la que tiene uno con sus hijos y nietos”, dijo.

La biblioteca del Nobel no solo tiene valor por la variedad de temas que contiene, sino que expresa las curiosidades, fobias, lo divino y lo satánico, los ángeles y demonios del escritor.

Vargas Llosa es famoso por ser un voraz lector desde muy pequeño. Tanto es su fanatismo, según confesó, que hace anotaciones en las páginas con comentarios de las obras que lee y las califica con nota de 0 a 20. “Algunos  secretos míos muy profundos se revelarán”, bromeó el escritor.

La nostalgia por un libro y sus páginas es casi tan fuerte como la que uno tiene por un ser querido, dijo Vargas Llosa.  Ahora esa vasta familia se reunirá en un solo sitio.

Foco cultural
“Una biblioteca personal es uno mismo y lo que está haciendo ahora Mario es entregarse en su esencia”, dijo el presidente regional de Arequipa, Juan Manuel Guillén.

El director de la biblioteca, Mario Rommel Arce, opinó que esta entrega convertirá a Arequipa en un foco cultural que atraerá a estudiosos e investigadores interesados en la obra de Vargas Llosa.

Álvaro Vargas Llosa señaló que con esta entrega una parte de su padre siempre se quedará en Arequipa.

En cuanto a dónde serán ubicados los libros, Guillén expresó que el gobierno regional está elaborando un proyecto para implementar una casona en la que recibirán la primera entrega de los textos.

En marzo del 2011, cuando el escritor regresó por primera vez a Arequipa convertido en Nobel, las autoridades locales anunciaron que la vivienda en donde nació se convertiría en un museo. Sin embargo, no ha habido avances.

El escritor expresó que le gustaría que cuando este sitio se inaugure sea un centro cultural para que le devuelva a Arequipa ese estatus como tierra de grandes intelectuales.

Celebración
La mañana para el escritor comenzó con un canto de feliz cumpleaños en el salón del comedor del Hotel Libertador, donde se encuentra hospedado con su familia. “Happy birthday to you”, se escuchaba en los pasillos del edificio mientras los mozos le ofrecían al escritor una torta de chocolate.

Luego, Vargas Llosa con sus familiares y amigos cercanos se dirigió al distrito de Yura para inaugurar una Escuela de Cocina para jóvenes de bajos recursos económicos en el Centro de Estudios y Desarrollo Humano Integral (CEDHI).

“Esta escuela que inauguramos es el fruto del buen momento que vive el Perú, lleno de confianza y optimismo. No solo formaremos buenos cocineros sino buenas personas, líderes comprometidos con su país”, dijo el chef Gastón Acurio, quien dirigirá esta escuela.

En la ceremonia de inauguración, Vargas Llosa recordó que hace dos años puso la primera piedra de este centro de estudios en medio del desierto impulsado por el Arzobispado de Arequipa. “Esta pampa se ha convertido en esta cadena de edificios funcionales que preparará a los arequipeños a enfrentar la vida y lograr sus anhelos”.

Después, luego de develar la placa de las nuevas instalaciones de la escuela de gastronomía, frente a autoridades locales, congresistas y pobladores de la zona, los familiares de don Mario le cantaron el feliz cumpleaños, nuevamente, con una torta de chocolate. 

Horas más tarde, luego de que el novelista comunicara que entregaría la totalidad de sus libros a Arequipa, los organizadores del Primer Concurso de Novela Corta Mario Vargas Llosa, la asociación Artequipa y el gobierno regional ofrecieron un almuerzo privado al cumpleañero en el monasterio de Santa Catalina.

El menú consistió en un bufé de platos típicos arequipeños preparados especialmente para la ocasión. Los organizadores le regalaron una escultura de un hipopótamo y para terminar con la fiesta le cantaron el cumpleaños, otra vez, con otra torta de chocolate.

Clave
Al cierre de esta edición, el escritor participaba en la ceremonia de entrega del premio del I Concurso Internacional de Novela Corta Mario Vargas Llosa al ganador Pedro Novoa por su obra Maestra vida.
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :