HISTORIA: Presentan "Catálogo de Documentos de la Independencia del Perú 1820-1826”


Por primera vez en el país se han descrito y digitalizado documentos de la Independencia del Perú, que corresponden al período 1820-1826. Los valiosos manuscritos reúnen las visiones de los patriotas y realistas, tal cual lo expresaron en su tiempo. 

Este proyecto es un esfuerzo del Archivo General de la Nación que hoy está al alcance de todos y que garantiza su custodia
Muchas verdades del período de la Emancipación, la Independencia y de los primeros años de la República aún no han sido develadas por los investigadores, a pesar de sus esfuerzos. Las posibilidades de conocerlas se amplían porque el Perú ya cuenta con un catálogo que ha identificado, descrito y digitalizado valiosos documentos coloniales y republicanos, al que es posible acceder con mayor facilidad.
Los documentos generados en esta etapa conservan valiosa información sobre los patriotas, realistas y la independencia. Han llegado a nuestros tiempos gracias a la custodia de las direcciones de Archivo Colonial y Archivo Republicano de la Dirección Nacional de Archivo Histórico, que ha enfrentado los riesgos de robo. Gracias al respaldo del Programa ADAI, que ha financiado el proyecto archivístico, su conservación está garantizada.
SISTEMATIZACIÓN DIGITAL
El Catálogo de Documentos de la Independencia del Perú 1820-1826 permite conocer la crisis de la última etapa del régimen colonial, que experimentó una economía calamitosa y tuvo que enfrentar el avance del movimiento emancipador y la expedición libertadora. Es posible también identificar cuáles fueron las incidencias internas entre los dos frentes y las deserciones que sufrieron ambos ejércitos.
No faltan las negociaciones y la dimisión del virrey Plazuela con las fuerzas expedicionarias. Contiene noticias de la Batalla de Ayacucho, despachos del virrey La Serna y del general Canterac, entre otros documentos históricos. El catálogo sistematiza 648 documentos de los fondos coloniales y 494 de los fondos republicanos, que han sido generados en diversas ciudades del país como Lima, Trujillo, Huancayo, Huaura y Cusco.
El registro, que puede ser visto también a través de la página web del Archivo General de la Nación(www.agn.gob.pe), permite conocer toda la información sistematizada, ya que cuenta con el título y la descripción de cada uno de los documentos. Además, se especiica el fondo o la colección al que pertenece, así como sección, serie, signatura del archivo, signatura del fondo, número de folios, fecha, tema y observaciones sobre el estado físico de la fuente.
Eleodoro Balboa Alejandro, director nacional de la Dirección Nacional de Archivo Histórico del Archivo General de la Nación, señala que el proceso de organización, conservación y digitalización de los documentos evitará que sean expuestos de manera física a los usuarios, sino solo de manera virtual. “Los originales ya no estarán sujetos a deterioro, a manipulación ni a posibles sustracciones. Se evitará también el deterioro por el paso del tiempo”.
Al contar con un catálogo moderno, que acaba con la versión impresa, cualquier usuario puede consultarlo y, si le interesa la información, en la sala de consultas podrá acceder a la versión digital. “El proyecto nació porque comprobamos que los documentos se estaban deteriorando y teníamos que salvar la información. Además, era necesario evitar la sustracción. Ahora le damos seguridad total a través de este medio”, comenta.
Proclamación de la Independencia en Trujillo, 19 de enero de 1821.
TESTIGOS DE UNA ÉPOCA
En la actualidad, la documentación que corresponde al período 1820-1826 ya no corre el riesgo de perderse o deteriorarse. “Es importante para la preservación de nuestro archivo histórico, que es uno de los más ricos del mundo. Permite al investigador y al público conocer cómo se fue tejiendo nuestra historia y nuestra memoria colectiva”, airma la historiadora y catedrática Miriam Salas Olivari, exjefa del Archivo General de la Nación.
La riqueza de las fuentes de primera mano radica en que presentan los puntos de vista de los realistas y los patriotas. A través de sus versiones escritas se identiican cuáles son sus intereses y sus necesidades, además de cómo eran sus almas. Es interesante saber cómo el ser humano se comporta en situaciones de angustia y en momentos de quiebres y crisis, y cómo los enfrenta. Mientras algunos lo hacen con heroísmo, otros aprovechan para sus intereses personales.
“Hay mucho por investigar. Los documentos evidencian tan crudamente el comportamiento humano”, afirma Salas Olivari, quien realizó la presentación del catálogo. “Me ha encantado conocer la preocupación que los patriotas y realistas tenían por las finanzas, la necesidad de reunir avituallamiento para los ejércitos y el comportamiento de los militares y de los curas, que de ser patriotas pasaban a ser realistas, y viceversa.”
Sostiene que el recuento de los bienes de las personas que no se encontraban de acuerdo con la independencia fue un caldo de cultivo para la corrupción y motivó el surgimiento de movimientos, como el caudillismo, lo cual retrasó la construcción del modelo de país. “Leer el alma humana a través de estos documentos es más que interesante. Han sido generados de manera inconsciente y por eso nos permite acercarnos de manera objetiva”.
El pasado siempre enseña. En ese sentido, al conservar las huellas de los hechos de una época importante y a sus protagonistas, el catálogo ayuda a evaluar cuáles son los errores que el país aún no ha aprendido a corregir. “El análisis que hacemos de la historia nos permite deinir cómo debemos actuar e involucrarnos con el devenir de nuestro país como individuos y comunidad. Por eso, todos debemos interesarnos por la historia”.
Concesión de Poder Militar a Don Antonio José de Sucre.
MUESTRA HISTÓRICA
Además del Catálogo de Documentos de la Independencia del Perú 18201826, la Dirección Nacional de Archivo Histórico ha inaugurado una muestra con parte de la documentación digitalizada, especialmente dirigida al púbico que no está habituado a este tipo de fuentes. El propósito es que los testimonios escritos de personajes relevantes y anónimos de la época permitan conocer lo que se vivió en el Perú en aquellos años.
Celia Soto Molina, encargada de la Sala de Investigaciones Guillermo Lohmann Villena del Archivo Colonial, señala que la muestra busca informar de manera sencilla sobre la Independencia del Perú. Además de los documentos se muestran extractos e imágenes que permiten conocer algunos pasajes de la época. Asimismo, se exhiben infografías didácticas que ubican el tiempo, los lugares y los hechos más importantes.
“El propósito es acercar a la ciudadanía, además de los investigadores, a las fuentes documentales del Archivo Histórico sobre el tema de la Independencia”, comenta. En la primera parte de la muestra se destaca la importancia del Archivo General de la Nación en el contexto de los proyectos culturales que tienen el propósito de contribuir al mayor conocimiento del pasado de nuestro país.
Los documentos, que abarcan desde 1820 hasta 1826, son fuentes que describen detalles de diversos momentos históricos como la participación de la mujer en la Independencia, la estadía de don José de San Martín en Lima, el Protectorado y las versiones de los soldados realistas y patriotas. Natalia del Águila, técnica de la Dirección de Conservación, puntualiza que, además de las versiones oiciales, se cuenta con correspondencias de personas que no eran conocidas.
“El ciudadano común de nuestro país ahora puede saber más de la historia del Perú a través de estos documentos”, comenta Del Águila. Contrario a lo que muchos podrían pensar, el recorrido por la exposición es fascinante y lleno de situaciones que se desconocían. Se han destacado algunos pasajes que se comprenden con facilidad. Y no faltan las sorpresas al saber cómo era nuestra sociedad en un momento decisivo de su historia.
Decreto que cambia de nombre a Huamanga.
NUEVAS PERSPECTIVAS
La documentación más rica de la época colonial la tiene el Perú. Ha surcado el tiempo gracias a los trabajos de preservación y ahora inaugura una nueva etapa lejos de los riesgos. El Catálogo de documentos de la Independencia del Perú 1820-1826 es el primer gran paso que el Archivo General de la Nación ha dado gracias al inanciamiento internacional. Le siguen nuevos proyectos que requieren también apoyo, en especial del sector privado. Eleodoro Balboa Alejandro señala que el siguiente reto es digitalizar los archivos más antiguos. Se trata del Protocolo Ambulante de los Conquistadores o Libro Becerro, el primer manuscrito peruano del siglo XVI, que data de 1533 a 1538. En el volumen iguran los acuerdos y las concertaciones de Francisco Pizarro y de otros personajes importantes de la época.
El libro presenta un estado de deterioro por efectos de tiempo y por otros factores internos y externos.
“Este documento y todos los que le siguen deben ser digitalizados. En este sentido, estamos preparando un proyecto con la finalidad de buscar financiamiento, que asciende a 50,000 dólares. Ojalá que haya entidades privadas que nos puedan apoyar”, afirma el director nacional de la Dirección Nacional de Archivo Histórico. El reto de la digitalización es resguardar nuestro patrimonio para las nuevas generaciones.
Miriam Salas Olivari señala que el análisis de los hechos históricos ayuda a entender mejor el discurrir del país y contribuye a su engrandecimiento. “Todos debemos interesarnos en la historia del Perú para construir un futuro en el que logremos el bienestar general, que es lo más importante en la sociedad”.
LOS DOCUMENTOS HISTÓRICOS
Forman parte de la colección importantes documentos que narran detalles poco conocidos del proceso de independencia del Perú. Por ejemplo, está el escrito titulado Deliberación del Cabildo limeño por estandarte patriótico; en él se detalla la reunión que sostuvieron el 19 de julio de 1821, días previos a la proclama de Independencia, los miembros del Cabildo de Lima para elegir al encargado de portar el estandarte el día de la proclama de la Independencia. El documento transcribe, además, el oficio recibido del Libertador José de San Martín, Capitán General, sobre remisión del diseño de la Bandera.
Otro título interesante es el Decreto sobre creación de símbolos patrios, una copia de la correspondencia de Simón Bolívar dirigida a su ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores, Hipólito Unanue, sobre la creación del escudo, pabellón, bandera, estandarte y escarapela. El documento está fechado el 25 de febrero de 1825.
A estos se suma el escrito Proclamación de Independencia en Trujillo, que muestra la correspondencia que dirigió Juan Ignacio Machado al vicario de la Doctrina de Catacaos (Piura), Tomás Diéguez, sobre proclamación de la Independencia de Trujillo y nombramiento del general José Bernardo de Torre Tagle como mariscal de campo y general del Ejército Libertador. Está fechado el 19 de enero de 1821.
Figura también el Decreto que cambia nombre a Huamanga. Este documento es copia del decreto supremo dado por el Libertador Simón Bolívar, presidente de la República de Colombia y encargado del Supremo Mando de la del Perú, sobre el cambio de denominación del departamento de Huamanga por el de Ayacucho, en honor a la victoria de Ayacucho. El escrito está fechado el 15 de febrero de 1825, meses después de la histórica batalla en pampa de la Quinua.
El Acta de Independencia del Perú
El Acta de Independencia del Perú es el documento mediante el cual el Perú declaró solemnemente su Independencia de la Corona Española. Dicha Acta fue redactada el 15 de julio de 1821 por el ariqueño Manuel Pérez de Tudela, en la Ciudad de los Reyes. La ceremonia de la Proclamación de la Independencia se realizó el 28 de julio del mismo año.
Para más detalles de estos documentos visiten http://www.agn.gob.pe/portal/
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :