CULTURA: Presentan libro “Ayahuasca, la enredadera del río celestial”


El libro es una recopilación de lo vivido, estudiado y meditado a lo largo de la extensa y apasionada relación personal de Claudio Naranjo con la ayahuasca, el bebedizo chamánico amazónico por excelencia.

“Yo fui cazador de cabezas” es el libro que el papá de Claudio Naranjo le regaló y con el que descubrió el mundo de la Amazonía. Tiempo después el psiquiatra, pionero en psicología transpersonal y terapia gestalt, y profesor de la Universidad de Berkeley (EE.UU) tuvo su primer contacto con este espacio y con la Ayahuasca. De eso ya más de 50 años de experiencias e investigaciones que ahora nos brinda en un relato claro y valiente sobre la planta en “Ayahuasca, la enredadera del ríocelestial”.
El libro es una recopilación de lo vivido, estudiado y meditado a lo largo de la extensa y apasionada relación personal de Claudio Naranjo con la ayahuasca, el bebedizo chamánico amazónico por excelencia.
“Yo abrí ese campo (el de la ayahuasca) en los años 60; me dediqué a las plantas mágicas y los alucinógenos sintéticos y otras cosas cuando trabajaba para la Universidad de Chile, y no había ningún escándalo”, comenta Naranjo.
Él asegura que fue el primero en interesarse por la planta, que en el año 62 fue a Colombia, contactó con los chamanes, consiguió las plantas, las llevó a Chile y mandó a hacer investigaciones químicas. “Empecé a hacer un trabajo con voluntarios, vi que las visiones de las personas que tomaban ayahuasca en situación experimental, sin saber lo que tomaban, eran comparables a las visiones de los indígenas: las mismas serpientes, los mismos tigres, las mismas águilas…, muy misteriosa la coincidencia”.
Portada del libro
 Pero la casualidad con la que se encontró fue el resultado de la primera etapa del trabajo,  la cual ha sido publicada por diversos autores en distintos libros. En ese sentido, los estudios de Naranjo no eran novedad para quienes decidieron involucrarse con esta planta psicoactiva. Sin embargo, el autor (porque quiso y porque un editor se lo pidió) decidió publicar toda esta información en su propio libro, pero sabía que tenía que hacer algo más, por eso trabajó en una segunda parte, así el estudio quedó estructurado en dos bloques: lo que Naranjo escribió a finales de los años 60 sobre la ayahuasca en forma de un extenso estudio y una segunda parte redactada durante el año 2012, en el que extiende considerablemente lo meditado e investigado a lo largo de los últimos años en relación a la ayahuasca.
Claudio Naranjo, el autor
El libro es una amplia mirada a una de las plantas más famosas del continente, empezando por su primer contacto con la literatura sobre la enredadera de la selva sudamericana, su interés por el chamanismo, sus viajes por América Latina, su empleo terapéutico y la relación con el mundo de la espiritualidad, además de un análisis de los contenidos y fenomenología de las visiones de la ayahuasca (visiones de animales, boas, leopardos) o una amplia consideración sobre el empleo como sacramento religioso de este bebedizo.
Con el nombre, “Ayahuasca, la enredadera del río celestial”, Naranjo hace referencia a lo que los indígenas asháninkas llaman “hananeroca: la enredadera del río celestial” y que se traduce como Ayahuasca. Esto proviene de la historia donde hananeroca alude al río en que las almas de los muertos se bañan para volverse eternas. Las culturas chamánicas comprenden que, más allá de la cura de ciertas enfermedades, el “camino de la ayahuasca” sirve para aprender a trascender la vida.
Fuente: http://sientemag.com
VÍDEO
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :