SITIOS ARQUEOLÓGICOS: La mítica fortaleza de Sacsayhuamán ¿Quiénes lo construyeron?


La "fortaleza ceremonial" de Sacsayhuamán es con sus muros megalíticos, la mayor obra arquitectónica que realizaron los antiguos peruanos durante su apogeo. Desde la fortaleza se observa una singular vista panorámica de los entornos, incluyendo la ciudad del Cusco.

Sacsayhuamán (en quechua Saqsaywaman, de saqsaw, lugar de saciarse, y waman, halcón, es decir, "Lugar donde se sacia el halcón" o también "halcón moteado", como recientemente propuso el profesor Jaime Salazar) es una "fortaleza ceremonial" inca ubicada dos kilómetros al norte de la ciudad del Cusco. Según se creía, se comenzó a construir durante el gobierno de Pachacútec, en el siglo XV; y que sin embargo, fue Huayna Cápac quien le dio el toque final en el siglo XVI pero recientes excavaciones arqueológicas realizadas por el Instituto Nacional de Cultura (INC) de Cusco confirmaron la teoría del estudioso Jhon H. Rowe, quien sostenía que dichos andenes son de una cultura que habitó Cusco antes del Tahuantinsuyo.


Se trata de la cultura Ayarmaca, conocida también como Killke, la cual floreció en la zona de Cusco entre los años 900 y 1200 después de Cristo, poco antes de la llegada de los incas, según Sabino Quispe, arqueólogo del INC-Cusco, residente de la obra.
El señorío de Ayarmaca era una etnia que en la época primitiva del señorío Inca se encontraba en pleno esplendor, siendo temida por los incas y otros pequeños señoríos cusqueños de la época.
La etnia Ayarmaca resurgió de los restos de la Cultura Huari aproximadamente en el siglo XIII.
Probablemente, Ayar Auca, hermano de Ayar Manco en la leyenda de los hermanos Ayar era el jefe del señorío de Ayamarca, pues como dice la leyenda, fue este quien puso el nombre de Acamama (¿achamama?) al valle del Cusco.
El territorio Ayarmaca ocupaba todo el norte y noroeste de Cusco, incluyendo Chinchero, Ollantaytambo, Calca, Chita y Písac, mientras que los Pinagua ocupaban los pueblos orientales de Quispicancha, Piquillacta Sailla e inclusive el lago de Lucre.
Este estado de carácter imperial, tenía 18 ciudades bajo su dominio y soberanía.
Vista panorámica de Sacsayhuamán
Esta aseveración se basa principalmente en los casi seis mil fragmentos de cerámica Killke encontrada en el lugar, que en términos arqueológicos define lo que fue un asentamiento de personas.
Además, asociados directamente a la plataforma del segundo andén, se han identificado recintos de dicha cultura que tiene una arquitectura muy fina que está soterrada.

“Hay mucho que excavar en todo este sector porque existe una gran cantidad de recintos killkes e incas, lo cual deja en evidencia que probablemente Sacsayhuamán era un adoratorio importante antes de la llegada de los incas”, anotó.
Los andenes están siendo intervenidos por el INC-Cusco con la finalidad de su puesta en valor para preservar y conservar la estructura arqueológica del lugar.
Vista aérea de Sacsayhuaman

Los cuatro Andenes pre-incas ocupan un área de cinco mil metros cuadrados, tienen una extensión que va desde los 170 a 200 metros de largo y de entre tres a cinco metros de alto, y fueron fabricados con piedra diorita verde.
Hasta el momento, los trabajos han incrementado en 30 por ciento la extensión que tenían los andenes antes de la intervención. En toda la parte posterior de la colina existen vestigios arqueológicos incas a la espera de ser descubiertos, refirió.
Los incas utilizaron los cuatro andenes Killke y construyeron otros dos de arquitectura más avanzada en la parte superior, mencionó el especialista.
Fuente: Terra Perú – Andina
Hermosa vista de la mítica fortaleza.
Los torreones
Hubo tres torreones ubicados en la parte superior de la fortaleza: Muyucmarca, Sallacmarca y Paucamarca. El primero tenía una forma cilíndrica con una altura equivalente a unos cuatro pisos y un diámetro de unos 22 metros. Se encontraba en el centro. El segundo tuvo forma cuadrangular. Desde allí se divisaba toda la ciudad del Cusco. El tercero, también de forma cuadrada, estaba ubicado al otro extremo del Sallacmarca.
Templo
La fortaleza fue el escenario donde los Incas adoraban al sol en este templo para ceremonias religiosas. Se piensa que decenas de miles de personas se movilizaban en las fiestas especiales y hacían ofrendas y cierto tipo de peregrinaciones.
En Sacsayhuamán se lleva a cabo, el 24 de junio, en el solsticio de invierno, el festival anual del Inti Raymi, donde se escenifica el ritual incaico de culto al Dios Sol o Inti. La gente lugareña se moviliza con disfraces coloridos y baila danzas típicas, repitiendo así la tradición de sus antepasados.
A esta fiesta llegan visitantes de todo el mundo que reservan sus lugares con mucha anticipación.
Datos
*De acuerdo a imágenes obtenidas por medio de radar, Sacsayhuamán se comunica en línea recta con el Coricancha, con Marcahuasi (Convento de Santa Catalina en Cusco), el templo de Inca Huiracocha (hoy Catedral de Cusco), el Palacio de Huáscar, el templo de Manco Cápac (Colcampata) y Huamanmarca.
*Las investigaciones sugieren que la perfecta alineación astronómica de los templos descartaría la antigua presunción de que los incas solo tenían al planeta Venus como referencia astral, sino que a partir del descubrimiento se podría establecer que también se guiaron por el Sol, la Luna, la Cruz del sur y Las Pléyades (estrellas de la constelación de Tauro).
*Actualmente se puede apreciar sólo el 20% de lo que fue el grupo arquitectónico, ya que, en la Conquista, los españoles desarmaron sus muros y torreones para neutralizar su uso en un eventual ataque como el ocurrido en el levantamiento de Manco Inca en 1536. Fueron aprovechadas sus piedras para construir casas e iglesias en el Cusco.
Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :