HISTORIA: Los Caminos del Inca o Cápac Ñan


Cápac Ñan es tanto el nombre de la red de caminos incaicos, como del camino principal (de 5200 km, entre Quito, Cusco y Tucumán).

SIGUIENDO LA HUELLA DEL PASADO
El Cápac Ñan, que en quechua,expresa: ‘camino del rey’ o ‘camino real’ o camino del Inca es el nombre que se les da al extenso sistema de caminos, eje principal de la red viaria del Tahuantinsuyo (el Imperio incaico). Todos los caminos del imperio se vinculaban con el Cusco, la capital imperial, de donde se desprenden una serie de caminos que unen los distintos pueblos del Imperio incaico. Durante el Imperio incaico constituyó un medio de integración para la expansión imperial de los incas en los aspectos político–administrativo, socioeconómicos, sociales, culturales y ambientales.
Cápac Ñan es tanto el nombre de la red de caminos incaicos, como del camino principal (de 5200 km, entre Quito, Cusco y Tucumán).
Desde el siglo XVI fue usado por los conquistadores españoles para invadir Bolivia, Chile y las pampas cordilleranas argentinas.
El famoso «Camino del Inca» que une la ciudad de Cusco con la ciudadela sagrada de Machu Picchu, es solo una parte mínima y tangencial de la gigantesca red de caminos incas.
El camino visto por el cronista Pedro Cieza de León.
“... Una de las cosas de que yo más me admire contemplando y notando las cosas deste reyno fue pensar cómo y de qué manera se pudieron hazer caminos tan grandes y sobervios como por él vemos y qué fuerças de hombres bastaron a lo poder hazer y con qué herramientas y estrumento pudieron allanar los montes y quebrantar las peñas para hazerlos tan anchos y buenos como están; porque me pareçe que si el Enperador quisiese mandar hazer otro camino real como el que va del Quito al Cuzco sale del Cuzco para yr a Chile, çiertamente creo con todo su poder para ello no fuese poderoso ni fuerças de hombres lo pudieran hazer, si no fuese con la horden tan grande que para ello los Yngas mandaron que oviese, porque si fuera camino de çinquenta leguas o de çiento o de dozientas es de creer que aunque la tierra fuera más áspera no se tuviera en mucho con buena diligençia hazerlo; mas éstos eran tan largos que avía alguno que tenía más de mill y çien leguas, todo echado por sierras tan agras y espantosas que por algunas pates mirando abaxo se quita la vista y algunas destas sierras derechas y llenas de pedreras, tanto que era menester cabar por las laderas en peña viva para hazer el camino ancho y llano: todo lo cual hazían con fuego y con sus picos. Por otros lugares avía suvidas tan altas y ásperas que hazían desde lo baxo escalones / para poder subir por ellos a lo más alto, haziendo entre medias dellos algunos descanços anchos para el reposo de la jente. En otros lugares avía montones de nieve que era más de temer y esto no en un lugar sino en muchas partes, y no así como quera, sino que no va ponderado ni encareçido como ello es ni como lo vemos; y por estas nieves y por donde avía montañas de árboles y çespedes lo hazían llano y enpedrado, si menester fuese….”
Pedro de Cieza de León. Crónica del Perú, Segunda Parte. 1553.
La huellas de nuestro pasado.

La antigua sabiduría perdida de los Incas.
El Qhapaq Ñan o Camino de los Qhapaq, es un antiquísimo camino empedrado que une ciudades antiguas que estuvieron ubicadas longitudinalmente a lo largo de la cordillera de los Andes, Este camino pre-inka tiene además del “camino de pie” que es lo mayormente conocido, un significado simbólico y espiritual que debemos analizar.
María Sholten, matemática holandesa radicada en el Perú descubrió hace algunos años que existe una línea recta de ciudades Inkas y pre-Inkas, ubicadas geográficamente a lo largo de una diagonal a 45° del eje Norte-Sur, como indicando un sendero que interconecta estas ciudades en torno este misterioso camino
La pregunta que surge es ¿Quiénes construyeron estas ciudades en una “línea” de centenares de kilómetros? ¿Cómo lo hicieron, y sobre todo para qué?
Se construyeron impresionantes puentes colgantes.
Indagando sobre el término “Qhapaq”, o “Qhapaqkuna”, que serían los constructores y a la vez “caminantes” de esta ruta real, de este “camino recto” podemos ir indagando algunas respuestas.“K’APAH” o “KKHÁPAKK” en el diccionario Quechua-Castellano del Padre Lira, significa CABAL, EXACTO, JUSTO, y que subraya luego con otro término del runa simi: “K’APAH KAY” que significa “condición o calidad de lo que es exacto”
Qhapaq Ñan significaría Ruta o Camino de los Justos, de los Cabales, o de los Nobles y Santos, puesto que en el idioma Puquina (ancestro del Quechua y Aymara), “Khapaj” significa: santo, noble
Complementando nuestra hipótesis, diremos que allí a lo largo de la cordillera de Los andes, tenemos una especie de TAO andino (valga la innoble comparación).
Como se sabe el Tao asiático, como disciplina paradigmática de la filosofía oriental, significa “camino” en el entender vulgar, o “sentido” en el habla culta de los filósofos chinos. Podemos resumir en que Tao es el sentido o camino del encuentro del hombre consigo mismo, con su verdad.
Caminos del Inca en la costa.
Con mucha razón la descubridora del Qhapaq Ñan se pregunta. ¿Imataq Cheq’ari?, o ¿Qué es la verdad? O lo que es lo mismo: ¿En nuestra cultura andina, porqué la diagonal es el camino de la verdad? Y aquí la pregunta fundamental de este texto:
¿Es el Qhapaq Ñan la gran ruta que nos indica el conocimiento de la sabiduría indígena de América? ¿Es la Qhapaq Kuna la escuela de sabiduría de los Andes?
¿Para qué se hizo aquel magistral alineamiento de ciudades? ¿Qué utilidad práctica tenía? Lo que sí sabemos, porque han quedado incólumes las grandes piedras labradas de los Intihuatanas, es que a lo largo del Qhapaq Ñan en cada una de estas ciudades y Templos, están aún estos megalitos magistralmente tallados “donde se ata al sol”.
Infinitos caminos empedrados.
Dado que la inclinación del eje de la Tierra cede con el tiempo, cierto que lentamente, pero cede, y siendo el Qhapaq Ñan un gran alineamiento de “intiwatanas”, es lícito preguntarse:
¿Era usado como un sistema para monitorear el ángulo de incidencia del sol sobre la tierra?
El Dr. Javier Lajo Lazo investigador del Qhapaq ñan, nos explica:
“Nuestros abuelos, Los Amautas de la Qhapaqkuna construyeron para instruirnos eternamente, la gran «ruta de sabiduría», Qhapaq Ñan, o «camino de los justos» (1), que es (además del camino físico) un alineamiento en diagonal a 45° grados del eje norte-sur, o «línea recta» que une varias ciudades sagradas andinas pre-incas (entre otras: Potosí, Oruro, Tiawanaku, Pucará, Cusco, Huanuco-Viejo y Cajamarca); siguiendo este «ancho camino» podemos aprender completamente nuestra sabiduría y ciencias antiguas. Qhapaq significa: Justo, Correcto, SAGRADO (2), y Qhapaq Ñan significa Ruta o Camino de los Justos, de los Correctos, es el gran camino de LO SAGRADO ANDINO. Es el andar «el mismo camino» el que explica sus misterios, «siguiendo esa ruta» podemos aprender, conocer y dominar todo el conocimiento ancestral, porque somos la punta de la madeja de ese hilo conductor que nunca se rompió, porque somos los que no podremos olvidar, los fieles, los que no traicionamos la estirpe macerada de nuestros padres Inkas.”
Caminos Inca del Cusco.
La Dra. Ana Maria Rivara, profesora emérita del postgrado de Filosofía de la UNMSM, hizo una reseña del libro apuntando en su parte principal que el libro “Qhapaq Ñan, constituye una contribución al estudio del pensamiento prehispánico, cuyo carácter creativo constituye una fuente auténtica, genuina y original de reflexión que pese a la superposición de la cultura occidental realizada con la conquista y evangelización se ha transmitido de generación en generación como una concepción sui-generis acerca del cosmos, del mundo y del hombre que aún tiene vigencia en nuestros pueblos originarios.”
Caminos del Inca en el Machu Picchu.
Quienes deseen saber más sobre el Qhapaq Ñan el “Camino de los Justos” y ruta inka de la sabiduría pueden acceder a un ejemplar del libro del Dr Javier Lajo.
“QHAPAQ ÑAN, ruta Inka de la sabiduría” Javier Lajo, Amaru Runa Ediciones
Edición impresa, 212 páginas
Pedidos e informes: Jym Qhapaq Amaru rimaqmarka@msn.com // Telf. 5217640
Pachayachachiq. Estudios Inkásicos: https://www.facebook.com/groups/yachachiq/
Centro de Estudios Nueva Economía y Sociedad – CENES

Patrocinado por.
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :