NOTICIAS: Este 21 de diciembre no será el fin del mundo, si no el comienzo de una nueva era


 A partir de esa fecha los habitantes de la Tierra experimentarían una transformación física o espiritual positiva que marcaría el comienzo de una nueva era y no será el final como, algunos mal informados, dicen.

UN DÍA DESPUÉS DE MAÑANA
El Fenómeno de 2012 es una creencia escatológica que sostiene que el día del solsticio de diciembre del año 2012 ocurrirá el fin del mundo. El solsticio sucederá el 21 de diciembre de 2012 a las 11:12 UTC (tiempo universal coordinado), y las 3 pm. Hora de México. La creencia se basa en que ese día concluye el baktún 12 de la cuenta larga mesoamericana. Autores de la nueva era plantean que a partir de esa fecha los habitantes de la Tierra experimentarían una transformación física o espiritual positiva que marcaría el comienzo de una nueva era.
CALENDARIO MAYA
La casta sacerdotal maya, llamada ah kin, era poseedora de conocimientos matemáticos y astronómicos que interpretaba de acuerdo con su cosmovisión religiosa, los años que iniciaban, los venideros y el destino del hombre.
El calendario maya, según algunos estudiosos, aparece ya en culturas más antiguas como la olmeca; para otros, sin embargo, este calendario es propio de la civilización maya. Las similitudes con el calendario mexica, ofrecen evidencia de que en toda Mesoamérica se utilizó el mismo sistema calendárico.
Los sacerdotes Maya eran expertos en numerología y predicciones.
Expertos descartan que el 21 de diciembre signifique el fin del mundo como se ha ido diciendo, pues el Calendario Maya es similar al calendario occidental que termina el 31 de diciembre y comienza de nuevo.
Así lo asegura, Marcela Muro, estudiosa del calendario Maya, quien señaló que lo vaticinado por dicha cultura es el inicio de una nueva era, dejando atrás éste periodo que se ha caracterizado por la ambición. “Vamos a ser testigos de la evolución para la humanidad”, comentó.
Por su parte, Jorge Heraud, director del Instituto de Radioastronomía, descartó una alienación de los planetas para dicho día y aseguró que de todas formas, el campo gravitatorio de éstos es tan débil que no influiría en nada.
“El fin vendría por acción nuestra”, dijo; estimó que al Sol le quedan todavía 5 mil millones de años de vida.
EL VIENTO SOLAR
El Sol emite también un conjunto de partículas conocidas como viento solar, con velocidades de hasta 1.500 kms por segundo y que se propagan más allá de los confines de nuestro sistema.
Una llamarada solar típica dura de unos días a unas cuantas semanas. Estas partículas, cargadas electricamente y en movimiento, interactúan con el campo magnético de nuestro planeta, influyendo y perturbando las comunicaciones de todo tipo, los sistemas de navegación, radio, teléfono, incluso la redeléctrica o la navegación de los satélites, especialmente en las horas diurnas.
Como ejemplo, el 13 de marzo 1989, seis millones de personas perdieron energía en la región de Québec en Canadá después de que un inmenso incremento de la actividad solar causara una oleada de corrientes inducidas a la Tierra. Québec quedó paralizada durante nueve horas mientras los ingenieros trabajaban en la solución del problema.
Los vientos solares tienen una actividad cíclica de 11,1 años. Dicha actividad fue asombrosamente predicha por los antigúos mayas. La última punta fue en 2001, por lo que se espera que, para el 2012 haya un incremento considerable de la actividad solar.
Actualmente nos encontramos en un periodo inusualmente inactivo en este terreno. Algo así como “la paz que precede a la tormenta”, lo que hacía preveer que el incremento fuera también considerable, al menos, el mayor en los últimos 50 años. Pero, dicha actividad será aún mayor de lo esperado debido a la influencia del giro de la polaridad magnética de nuestro planeta, que acrecentará el efecto, por lo que se prevé que la actividad solar será, para 2011-2012 la mayor de la que se haya tenido constancia.
FIN DEL MUNDO SEGÚN LA HISTORIA
Por Miguel Humberto Aguirre
Los anuncios que el mundo  se termina tienen  una larga historia. Felizmente, esas predicciones, siempre fallaron y por eso, por ejemplo, se recuerda que en el año 70, Después de Cristo (DC), con  la toma de Jerusalén, ya se creyó que el mundo se acababa. Lo mismo ocurrió con San Clemente treinta años después. El año 500 DC, cuando el teólogo, y sacerdote romano, vaticinó que al “segunda venida” el mundo pasaría a mejor vida. Tampoco nada.
Al cumplirse los 6 mil años desde el comienzo del mundo, el año 800, auguraron el final de todo. Lo mismo el año 1000, cuando se aseguraba el regreso de Cristo. Miramos la historia, y todavía nada de lo anunciado, se cumplió.
Muchos vieron el final del mundo en el 1033. Se cumplían los 1000 años de la muerte  de Cristo. No ocurrió.
En 1185, el astrónomo español Johannes predijo, para el mes de septiembre, fuertes vientos que arrasarían casas, sembríos, desbordes de ríos y lagunas  provocando hambruna. Lo anunciaba como cataclismo. Jamás sucedió…
Un 20 de febrero de 1524 fue señalado como un día de caos mundial. Su anunciante fue el astrologo alemán Johannes Stoeffer. Basó su premonición por el encuentro, en el signo Piscis, de los planetas. Los más creyentes, en lo que podía suceder, construyeron arcas. El día 19, veinticuatro horas de la fecha señalada una tormenta, con grandes destrozos, aumentó el pánico llevando, a la población, descontrol con asaltos, robos e incluso abordajes a barcos. El día 20, no ocurrió absolutamente nada.
Los años 1874, 1878, 1881, 1910,1914 1918,1925, 1975 y 1984 fracasaron, en un anuncio de fin del mundo, los testigos de Jehová.
Fundadores de iglesias, rabinos, astrofísicos, presidente de Redes de Radio, videntes, astrónomos y pseudos astrólogos y científicos, famosos productores de perfumes fracasaron en sus anuncios de apocalipsis. Hubo algunos que explotaron el cambio del año 1900 al 2000 con un colapso de la economía, la vida y las comunicaciones.
LA ALINEACIÓN GALÁCTICA
A las 9:11 am del viernes, un fenómeno natural extraordinario hará que el Sol y la Tierra se alinean con el centro de la galaxia, que marca el comienzo de un período de cambio en todo el planeta. En varias regiones del hemisferio norte será fuerte nevada, mientras el sol abrasador se hará cargo del hemisferio sur.
La alineación será prácticamente imperceptible para el ojo humano, pero con un reloj que puede comprobar que será el día más largo del año. En algunas ciudades, como Sao Paulo, el Sol está sobre el horizonte durante no menos de 13 horas y 35 minutos y seguido en muchas ciudades brasileñas tienen mucho calor acompañado de tormentas intensas.
La formación de este viernes será causado por dos factores astronómicos y naturales que el hombre, en su insignificancia, es incapaz de controlar: la traslación de la Tierra alrededor del Sol y la inclinación del eje terrestre.
Consecuencias
Después de la alineación, los días serán más largos y las noches más cortas de lo habitual. En Brasil, la alineación celeste-galáctico causará demasiada lluvia, y un mayor número de frentes fríos. Por lo tanto, vamos a tener muchas inundaciones y deslizamientos de tierra.
En muchas ciudades del mundo los gobiernos decretarão llamado "horario de verano", necesaria para reducir el consumo de electricidad. Millones de relojes se adelantarán en 1 hora.
Los efectos de la alineación final sólo a.m. a 08:02 el 21 de marzo de 2013, cuando finalmente el equinoccio de otoño llegará a aliviar el fenómeno de la alineación. Hasta entonces, un consejo: use protector solar y un montón lo suficientemente corto como este verano!

¡FELIZ 21 DE DICIEMBRE!

Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :