COSTUMBRES: Traje típico del anaco de Camilaca


Según la antropóloga Paola Borja: el anaco es un aporte social de una prenda femenina de los pueblos del Tahuantinsuyo.

El anaco de Camilaca es una vestimenta compleja, que muestra no solamente la supervivencia de una tradición antiquísima, sino la riqueza de significados alrededor de la vestimenta andina originaria. Consta de un conjunto de piezas que hace del hecho de vestir este traje una labor compleja. Estas piezas mantienen la impronta de la vestimenta prehispánica y de los diversos estratos históricos que se han sobrepuesto a la base originaria. En el orden de colocación, este traje consta de entre cinco y siete polleras, una camisa o mancaza con mangas de boca ancha, el anaco o urku propiamente dicho, que envuelve el cuerpo, una faja o waqa que sujete la túnica, dos tupus que prenden la túnica sobre los hombros, un manto pequeño de castilla y encima de este, un manto más grande, de listones rojos y negros llamado awayu o lliclla.
Sobre el complejo peinado de trenzas llamadas Chinikama se coloca el tocado. El tocado cotidiano es la suqa, una tela doblada y sujeta a la cabellera por un tupu o pich’is de menor tamaño, y en el caso del anaco de fiesta una montera circular, también sujeta por un pequeño tupu sobre el complejo peinado de trenzas. Se lleva como accesorio una tela doblada para hacer las veces de bolsa de coca, llamada cocheta o inkuña, que se porta en el brazo izquierdo. En algunos casos se lleva una chuspa o bolsa de coca.
Este vestido local ha sido de dos tipos, el de uso cotidiano y el de uso festivo. El primero, de uso más extendido, es de característicos colores negro y marrón o azul oscuro y su tocado consistía en una suqa. Esta prenda se mantuvo de uso cotidiano hasta hace unas o dos décadas y ha sido sustituía por una vestimenta más urbana de inspiración puneña. En anaco de uso festivo es de color rojo encendido con franjas y listas negras en la lliclla y una franja igualmente negra en la mitad de la túnica; siendo el tocado una motera de mimbre tejido recubierto de tela y bordados, similar a las cusqueñas.
La investigadora  antropóloga Paola Borja, luego de años de investigación en los pueblos de la sierra de Tacna y Moquegua , compartió los avances de su Tesis de Maestria“El anaco: aporte social de una prenda femenina de los pueblos del Tahuantinsuyo”. Se basa en los aportes sociales estudiados en las regiones de Tacna y Moquegua en dos poblados de origen aymara, Camilaca y Muilaque donde se sigue usando el anaco en contextos festivos relacionados a celebraciones acordes al calendario agrícola-religioso en un rito de pasaje para iniciar simbólicamente a la joven a la vida adulta, casamentera y a las funciones para iniciarse como comunera (caso de Camilaca).
Fuente: Tierra de Anacos - Proyecto Qhapaq Ñan - Ministerio de Cultura
Imagen: Pobladora de Camilaca con el Anaco, traje típico de la región de Camilaca - Tacna
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :