6 jul. 2014

CULTURA: Presentan libro “Astronomía inka”


El astrónomo Erwin Salazar Garcés nos presenta una obra de lectura obligada para entender la cosmovisión de los pobladores del Tahuantinsuyo y dar una mirada al cielo de los Inkas.

Por Roberto Ochoa B.
La primera edición de Astronomía Inka voló más rápido que el meteorito de Chelyabinsk.
El primer sorprendido fue su propio autor, el astrónomo cusqueño Erwin Salazar Garcés, después de comprobar que casi todos los libros se vendieron en Cusco y los ejemplares que llegaron a Lima “volaron” en menos de un mes.
Esta fue la primera señal de que la ciencia astronómica goza de buena salud en el Perú del siglo XXI, más aún si se considera que el libro no incluye fantasías de platillos voladores, ni visitas de extraterrestres, ni encuentros cercanos de ningún tipo, salvo con los lectores interesados en la ciencia.
El libro llegó a manos de otro apasionado de la ciencia, el ingeniero Guido del Castillo, quien además resultó ser paisano de Salazar y amigo de infancia en Anta, Cusco. Del encuentro de estos dos viejos amigos nació la idea de publicar un segunda edición ampliada y revisada en sus contenidos y con mejores fotos e infografías.
“También contiene cuatro nuevos temas no tratados en la primera edición –revela Salazar–, como el capítulo dedicado a la Constelación de Llamakancha, al enigmático complejo arqueológico de Ñaupa Iglesia, en Urubamba, a las connotaciones astronómicas del Qoyllurit’i y un artículo sobre la importancia de las Constelaciones Negras para ser elevadas a la Unión Astronómica Internacional”.
La presente edición está impresa en papel couché y forma parte de la colección Enigmas del Antiguo Perú publicado por el Museo Andrés del Castillo.
El autor, director científico del Planetarium Cusco, recomienda a los nuevos investigadores que “los restos arqueológicos dejados por los Incas son una verdadera mina para los que quieren  investigar desde diferentes campos de estudio. La clave está en saber relacionar diferentes aspectos como su ubicación, su armonía  con el entorno paisajístico, su importancia como vinculante de pueblos y regiones productivas, la orientación de sus ejes y las posiciones del sol, o de la luna, o de las estrellas, en diferentes épocas del año, como solsticios, equinoccios, sol cenit, sol nadir, salida o puesta de estrellas o constelaciones oscuras”. Pese a lo complejo del tema, Astronomía Inka sorprende por la facilidad de su lectura y la variedad de su temática, desde los conceptos básicos hasta los dedicados a la arqueoastronomía y etnoastronomía; pasando por la diferencia entre la astronomía inca y la andina; un factor en el que el autor hace especial énfasis.
Se debe destacar, además, algunas sugerentes hipótesis del autor, como el origen de los célebres andenes circulares de Moray. Salazar demuestra que se trató del impacto de algún enorme meteorito que dejó varios cráteres en las alturas de Cusco. Dos de ellos fueron utilizados por los ingenieros incas para construir este complejo arqueológico que tanto sorprende a los turistas y científicos.
El libro es uno de los mejores aportes al estudio arqueológico y etnológico de las astronomía en el antiguo Perú y una puerta para desarrollar la ciencia y el turismo.
CLAVE
El libro. Astronomía Inka, Arqueastronomía & Etnoastronomía fue presentado la semana pasada en los ambientes del Museo Andrés del Castillo (MAC). La obra de Erwin Salazar se puede leer en http://qoyllur.blogspot.com. El libro está a la venta en el propio MAC, sito en Jr. de la Unión 1030 (frente a la Plaza San Martín) www.madc.com.pe.
Fuente: http://www.larepublica.pe/