6 abr. 2015

HISTORIA: Un 5 de abril de 1879 Chile le declara la guerra al Perú


Un 5 de abril de 1879, Chile le declara la guerra a Perú y Bolivia iniciando así la Guerra del Pacífico. Este ha sido uno de los enfrentamientos más nocivos con los que tuvo que lidiar nuestro país dejando cuantiosas pérdidas tanto en patrimonio como en vidas humanas.

Si bien hoy esta guerra continúa generando polémica, no se puede negar la importancia de rememorar a la llamada también Guerra del Pacífico y ver algunos de los monumentos y vestigios que tenemos de ella.
Declaratoria de guerra
La guerra con Chile se desarrolló en el desierto de Atacama disputado, ricos en nitrato. Perú, ni su aliado, Bolivia, en el balance de poder regional contra Chile, habían podido consolidar sus pretensiones territoriales en el desierto, que dejó el poder creciente de Chile para hacer valer sus diseños sobre la región.

Soldados marchando a la batalla
Chile optó por atacar a Bolivia después de que Bolivia rompió el Tratado de 1866 entre los dos países por aumentar los impuestos sobre la exportación de nitratos de la región, principalmente controlados por empresas chilenas. En respuesta, Bolivia invoca su alianza secreta con el Perú, el Tratado de 1873, para ir a la guerra.
Imagen del izamiento del pabellón chileno en Arica
Perú estaba obligado, a continuación, entrar en una guerra que fue tremendamente desprevenido, particularmente desde el Gobierno de Pardo, antimilitarista que había cortado drásticamente el presupuesto de defensa.
Entrada del ejercito chileno a Lima en 1881
Con la perspectiva de la retrospectiva, los resultados con el enemigo más poderoso y mejor organizado de Perú hacia el sur eran totalmente previsibles. Esto fue especialmente cierto después de la derrota inicial del Perú en la batalla naval de la Bahía Iquique, donde perdió uno de sus dos buques de guerra vestidos de hierro. 
El Perú tenia un ejercito diezmado pero valiente
Cinco meses más tarde, perdió el otro, permitiendo a Chile para hacerse con el control de las rutas marítimas y así prácticamente dictar el ritmo de la guerra.
Compatriotas limeños orando en plena guerra
Aunque los peruanos lucharon las superiores chilenas fuerzas expedicionarias de la obstinadamente a partir de entonces, recurrir a la acción de la guerrilla en la Sierra después de la caída de Lima en 1881, finalmente se vieron obligados a concluir un acuerdo de paz en 1883.
Foto del Morro de Arica de la época
Foto del Morro de Arica en el siglo XX
El Tratado de Ancón
El Tratado de Ancón cedió a Chile a perpetuidad la provincia de Tarapacá, rica en nitrato y siempre que las provincias de Tacna y Arica quedaría en posesión chilena durante diez años, cuando se celebraría un plebiscito para decidir su destino final.
Palacio de Gobierno del Perú en 1881 en plena ocupación chilena
Después de reiteradas demoras, ambos países acordaron finalmente en 1929, tras mediación fuera de los Estados Unidos, a una solución de compromiso a la disputa por el cual Tacna sería devuelto a Perú y Chile conservaría Arica.
Conjunto de soldados chilenos heridos en Miraflores
Para Perú, derrota y desmembramiento por Chile en la guerra llevaron a una conclusión final desastrosa una época que había comenzado tan auspiciosa en la década de 1840 temprano con la promesa inicial de desarrollo dirigido por el guano.

El Huáscar
En el puerto chileno Talcahuano se encuentra el que era el barco peruano más importante antes de su captura el 8 de octubre en 1879. El Huáscar, comandado por Miguel Grau, tuvo un papel fundamental para la defensa del país hasta que en el Combate de Angamos fue derrotado. Hoy funciona como museo flotante. (Foto: Karen Ibáñez / Flickr bajo licencia de Creative Commons)
El Monitor Huáscar en la actualidad
Fue construido en el Reino Unido en 1864 por el astillero Laird & Brothers.
Las dimensiones principales del monitor Huáscar son: 59,4 m de eslora (largo), 10,6 m de manga (ancho) y 4,5 m de calado (profundidad).
- Propulsor: 1 hélice de cuatro palas.
- Maquinaria: * Una máquina de vapor de 1,23 MW (1650 HP) de potencia.
* Cuatro calderas horizontales.
- Combustible: Carbón.
- Capacidad de las Carboneras: 300 toneladas.
- Velocidad (máx): 12,25 kn (nudos). 1nudo=1,852 kilómetros por hora
- Autonomía: 1.296 millas a 9 kn(nudos). 1milla náutica= 1852 metros
- Dotación: 200 tripulantes
* Armamento
- 2 cañones rayados de avancarga de 254 mm (torre giratoria)
- 2 cañones rayados de avancarga de 120 mm (Bandas)
- 1 cañón rayado de avancarga de 76 mm (Popa)
* Blindaje
- 114,3 mm en el casco central (mm= milimetros.)
- 63,5 mm en proa y popa
- 139,7 mm en la torre giratoria
- 76,2 mm en la torre de mando
Foto del Caballero de los Mares, el almirante don Miguel Grau
Los restos de Miguel Grau son llevados  a la Cripta de los Héroes (sus hijos acompañan el féretro)
Tras la captura del Huáscar, el teniente Pedro Gárezon pidió a Simpson, el teniente chileno del Cochrane, poder buscar el cadáver del almirante Grau el cual no había sido encontrado aun. La búsqueda del cadáver de Grau se prolongó hasta las 17:00. El hallazgo lo hizo el propio Gárezon entre los restos destruidos de la torre de mando.
Daños en la cubierta principal de la torre de artillería del Monitos Huáscar
Daños a la torre de mando del Monitor Huáscar
Sierra Lumi: Sublime y grandiosa victoria peruana
En febrero de 1882 el escuadrón chileno “carabineros de Yungay” al mando del capitán Fernando Germaín llegaron a la zona de la hacienda Runatullo para pedir cupos, confiscar el ganado e incluso se menciona que pretendían llevarse a las mujeres.
Germaín dijo que si no cumplían con lo que pedían, regresarían a quemar y destruir el pueblo de Comas, ubicado camino a Satipo, en el actual departamento de Junín.
Los habitantes de Comas no estaban dispuestos a ceder a las exigencias de los chilenos. Se reunieron con Ambrosio Salazar y Márquez para organizar una emboscada contra los chilenos.
Así deciden realizar un ataque en el desfiladero de Sierra Lumi, paso ubicado en el camino a Concepción.
El 2 de marzo de 1882, los chilenos pasaron por Sierra Lumi, donde sorpresivamente fueron atacados con galgas o avalanchas de piedras que los pobladores de Comas lanzaron desde las partes altas del desfiladero.
Las piedras hicieron gran daño a los chilenos, los que pudieron sobrevivir cayeron presos del pánico y otros fueron atacados desde las trincheras cavadas donde algunos pobladores con fusiles les dispararon.
En el ataque los chilenos dejaron las reses, caballos, armas y dinero recolectado en la hacienda de Runatullo. De los 40 soldados, murieron 34, entre ellos el capitán Fernando Germaín.
Foto del valeroso mariscal Andrés Avelino Cáceres
Patricio Lynch quiso castigar a los comasinos por este ataque. Finalmente desistió de su propósito. Por esta acción Ambrosio Salazar, fue nombrado por el general Andrés Avelino Cáceres como comandante de la zona. Los guerrilleros comasinos participaron luego en otras acciones militares de la campaña de la Breña. (Juan José Pacheco Ibarra)

VÍDEO: (Una visita al Monitor Huascar)    

Anuncios: