21 sept. 2015

MITOS Y LEYENDAS: Naylamp, el guerrero fundador del imperio Sicán


Naylamp fue un caudillo misterioso después elevado a la categoría de divinidad que arribó a la costa norte y habría sido un guerrero o caudillo venido de tierras del norte, posiblemente Ecuador, aunque los más osados hablan de un navegante de origen Maya.

Según cuenta el mito, hace mucho tiempo atrás, apareció ante los pescadores del norte de lo que hoy es el Perú una gran flota de balsas extrañas. Los recién llegados venían dirigidos por un señor muy bien ataviado llamado Naylamp, “Gran Ave del Mar”. Sorprendido por la laboriosidad y destreza de los habitantes de la zona, Naylamp decidió mandar construir un templo para alojar a la imagen de Ñam Pallec, un ídolo de piedra que era su retrato. Los vecinos de los alrededores no dejaban de sorprenderse por el buen gobierno de este señor, poco a poco, fueron integrándose a sus dominios. Un día, Naylamp desapareció. Según decian los sacerdotes le habían brotado alas y había emprendido el vuelo. Fueron sus descendientes, entonces, quienes debieron mantener la tradición.


En el siglo XVI el cronista Miguel Cabello de Balboa registró para la posteridad la leyenda de Naylamp también llamado Ñañlamp o Naymlap en su obra “Miscelánea Antártica”, Naylamp fue un caudillo misterioso después elevado a la categoría de divinidad que arribó a la costa norte -lo que hoy es la caleta de San José en Lambayeque- al mando de una flota de balsas, acompañado de sus concubinas, su esposa llamada Ceterni y una inmensa corte.

Ni bien toco tierra, Naylamp presentó a los locales la efigie de un dios con sus propias características físicas, hecho en jade verde, llamado Yampallec (de ahí el nombre Lambayeque de la actual región) y para la adoración de este dios se construyó un poblado con casas, palacios y templo, aledaño al río Faquisllanga –hoy río Lambayeque-, conocido entonces como Chot y hoy como Huaca Chotuna.
El nombre de Lambayeque deriva del nombre del Dios Yampallec
Todos los indicios sugieren que Naylamp fue el fundador del imperio Sicán (siglo IX D.C), este sería un guerrero o caudillo venido de tierras del norte (posiblemente Ecuador, aunque los más osados hablan de un navegante de origen Maya) y a su muerte fue divinizado por su descendencia, quienes difundieron la creencia de que Naylamp era inmortal y que ascendió por voluntad a los cielos utilizando sus propias alas.
La descendencia de Naylamp se erigió como gobernante de los valles de Lambayeque hasta que el gran imperio Chimú conquistó la zona en el siglo XV, Naylamp quedo inmortalizado en los famosos cuchillos ceremoniales conocidos como Tumis que han quedado como herencia cultural tanto de la cultura Sicán como Chimú pues este pueblo también le guardó respeto, en estos cuchillos la deidad aparece como una figura señorial, ricamente ataviada y con un par de alas extendidas. Los incas también utilizaron los Tumis en algunas de sus ceremonias.
Los Tumis pueden ser apreciados en la mayoría de los museos de Lambayeque como el Museo Bruning, en cuyos jardines hay una imponente imagen de Naylamp, los Tumis hoy en día son souvenirs muy populares en la mayoría de mercados artesanales en todo el Perú, son representaciones fabricadas en madera, cobre o latón de diferentes tamaños, ofrecidas a los turistas quienes por lo general no resisten la tentación de llevar a casa una de estas réplicas como recuerdo.
Naylamp fue inmortalizado en los famosos Tumis.
La imagen de Naylamp también ha sido representada en otros objetos, en el 2011 se descubrieron en la zona, unas orejeras de oro con la imagen del jerarca-deidad, como parte del atavío mortuorio de un importante personaje sepultado en Chotuna, que los expertos creen podría ser un descendiente directo de Naylamp, otros objetos también tenían la representación del mítico personaje, entre estos la máscara alada y un bastón de oro de 20 cm.
El Ministerio de Cultura del Perú creó en el año 2006 un proyecto especial llamado Naylamp, para proteger, conservar y estudiar el patrimonio histórico de la región, proyecto que ha impulsado enormemente el turismo de la zona, el nombre Naylamp es usado con frecuencia en el norte en diversidad de empresas y comercios, así tenemos, hoteles, hostales, restaurantes y discotecas que están nombradas como el mítico dios protector de los pueblos del norte.
El mito de Naylamp ha sido también adoptado y estudiado por los creyentes de teorías poco ortodoxas, como quienes afirman que es un temprano visitante europeo, y claro no faltan quienes lo identifican con un ser alienígena venido del espacio para instruir a las tribus locales.
Foto: jesussi.blogspot.com
Anuncios: