24 sept. 2015

NOTICIAS: Fallece a los 79 años Orlando Sauñe inconfundible voz de la Estudiantina Perú


Interprete de Águila Negra, Adiós Juventud murió a los 79 años. Ya canta en el cielo junto a las grandes leyendas de nuestro folklore

Había lamento en su voz. Orlando Sauñe Lavado cantaba en acordes menores la tristeza de la vida, la nostalgia de una edad pasada. Adiós juventud vida pasajera, entonaba y las botellas se abrían, los vasos chocaban: salud compadre. Esa voz de la vida dura y el amor amargo se apagó este martes 22 de septiembre a los 79 años a las 5 de la tarde en Lima, luego una agonía a causa de la diabetes que lo debilitó por varios años.
La Estudiantina Perú en sus inicios.
Pasan los años en este mundo de ilusiones. Un mundo en el que quedó huérfano de madre al cumplir 1 año y de padre a los siete. No cejó el camino. Durante la secundaria estudió en el colegio Politécnico donde aprendió carpintería. Ese fue su oficio. Años después formó su propio taller donde tal vez ya cantaría. Escrito estaba por el destino.


Velatorio de los restos del maestro Orlando Sauñe.
Uno de los últimos homenajes que recibió Orlando fue el año pasado en el mes de agosto. Todavía su voz se erguía para recordar un brindis pasados, con Aguila Negra, Adiós Juventud, Caminito de Huancayo, Borracho. A los 20 años Orlando Sauñe estudió en el Instituto Nacional de Cultura, allí su voz de solista se hizo protagonista, imprimió el timbre, el tono y sabor de melancolía. Años después grabaría su primer disco con el pseudónimo de Príncipe del Mantaro, junto al conjunto Los Mantarinos.
Velatorio fue acompañado con música y canto de familiares y amigos.
Ilustre cantante fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación Wanka, motivo por el cual se erigió un monumento en honor a los “Caballeros de Huancayo”.
CONSAGRACIÓN
"Salud Orlado Sauñe; salud Nicolás Antialón, era el brindis común que animaban los temas de los caballeros de Huancayo, el dúo histórico que, luego de Picaflor de los Andes, le dio el matiz al huayno huanca. Orlando junto a Nicolas Antialón Fernández (segunda voz) hicieron conocidos los temas con el que hasta el más provecto bohemio serrano ha bebido: águila negra, vaso de cerveza. Luego de ello se unieron a la legendaria Estudiantina Perú, invitados por Panchito Leyth. Allí con Jorge Anaya en el acordeón, Abel Bahuer y sabino García en las guitarras consagraron una de las mejores agrupaciones del país.  Se fue, ya sin canto ni guapeo, pero dejando una herencia eterna.
Fotos: Máximo Barraza
¡Descansa en paz maestro! Y nuestras más sentidas condolencias a sus familiares.

VÍDEO: (Una de las últimas entrevistas)
 

Anuncios:

----------------------------------------