13 ene. 2016

ARQUEOLOGÍA: Científicos descubren santuario inca por vía satélite


Luego de cuatro expediciones y rastreo de imágenes por satélite, científicos han encontrado un santuario inca en las montañas de Vilcabamba, a unos 150 kilómetros en línea recta al noroeste de la ciudad del Cusco.

Según El País, el equipo de científicos e investigadores españoles dirigidos por el explorador Miguel Gutiérrez Garitano hallaron unos 55 recintos en la montaña más "elevada de la zona", un área al que sólo podía descubrirse mediante imágenes por satélite.
"Las ruinas, desconocidas hasta ahora para la ciencia y localizadas mediante una investigación que incluyó el recurso a técnicas de teledetección, estarían relacionadas con el reino incaico de Vilcabamba. Puede que las evidencias que hemos recogido demuestren la existencia del rito de la Capacocha, o sacrificios humanos en la zona alta del santuario, lo que según los expertos sería un hallazgo revolucionario. Pero es que, además, y con gran fortuna, localizamos una necrópolis inca con decenas de tumbas en cuevas", dijo Miguel Gutiérrez.
La investigación patrocinada por la empresa Mars Gaming -entre otras- se llevó a cabo a mediados de setiembre del año pasado.
"Ascendimos a la montaña, hasta la cima, y recorrimos los puntos más importantes que habíamos fijado mediante técnicas de detección a distancia. Pudimos fotografiar numerosos recintos rectangulares correspondientes a edificios probablemente dedicados al culto o asociados a él (como tambos o posadas destinadas al alojamiento de los participantes en los ritos), además de carreteras incas, escaleras y gradas, cuevas acondicionadas, huacas y numerosas tumbas en la base de la montaña", señala Gutiérrez
Los expertos consideran que en la montaña se llevaban a cabo rituales muy importantes, entre los cuales estarían los ritos de sacrificios humanos o Capacocha.
A decir del explorador, normalmente este tipo de ritual se llevaba a cabo para prevenir hambrunas, o desastres naturales, en algunos festivales señalados o ante la muerte del Inca.
"Hemos encontrado indicios de esto pues tenemos documentadas dos construcciones adosadas cercanas a la cima, que son idénticas a las aparecidas en el volcán Llullaillaco y que sirvieron supuestamente para preparar a los niños antes del último ritual del sacrificio", agregó.
En verano de este año, el equipo se ha propuesto regresar a Perú para continuar la investigación.
Fuente: www.diariocorreo.pe

Anuncios:
-----------------------------------