30 abr. 2016

MITOS Y LEYENDAS: La enigmática puerta de Amaru Muru


Según la leyenda el sacerdote Aramu Muru se habría internado al profundo de la Tierra pasando por este misterioso Portal con el fin de esconder el gran disco de oro del Coricancha.

En el denominado “Bosque de Piedra” de Juli, en Puno, Perú, se halla una extraordinaria puerta tallada en la roca, depositaria de numerosas leyendas y responsable de los más enigmáticos fenómenos del altiplano - como ruidos extraños o apariciones de potentes luces - que han alcanzado pronto la atención de diversos investigadores en el mundo.

Se le conoce como “Hayumarca”, término aymará que significa la “Ciudad de los Espíritus”.
Cuenta la leyenda que tras las atrocidades cometidas por los conquistadores españoles en la ciudad de Cusco, un sacerdote del templo de coricancha llamado Amaru Muru escapó de la ciudad portando un disco de oro de origen sagrado, un regalo de los dioses que había de poner a salvo a toda costa.
Ante el miedo de que los españoles pudieran arrebatarles la sagrada pieza, el sacerdote escapó de la ciudad y se adentró en las lejanas montañas buscando un escondite para su divino tesoro.
El disco solar inca.
La pieza de oro había sido tallada por los dioses, quienes la habían dotado de poderes curativos y sanadores convirtiéndola en una pieza fundamental para el pueblo Inca.
Tras perderse en un bosque pétreo de agujas rocosas el sacerdote Amaru Muru llegó hasta la ciudad de los espíritus y contactó con los viejos y sabios chamanes de la zona, quienes le comunicaron la existencia de una enorme puerta que daba acceso al mundo de los espíritus y del ritual necesario para entrar en él.
Amaru Muru encontró el lugar descrito por los sabios ancianos y siguiendo sus indicaciones logró traspasar la sagrada roca y penetrar al mundo de los espíritus poniendo a salvo el disco sagrado de su pueblo en esa dimensión misteriosa y desconocida.
La enorme puerta tallada en la pulida roca pasaría a llamarse desde aquel instante "La puerta de Amaru Muru", en memoria del sacerdote del templo sagrado salvador y custodio de disco de oro regalo de los dioses.
Después serían los españoles invasores los encargados de desprestigiar el lugar, desmitificando cualquier posible rasgo sagrado y atribuyéndole al sitio un carácter maligno diciendo sobre él que era la puerta de entrada al infierno.
Hoy en día los visitantes de la misteriosa y singular puerta labrada en la roca, colocan sus manos y posan sus cabezas en el granito intentando ver a través de la piedra los secretos del mágico mundo que dicen se hay detrás. Muchos son los que tras la experiencia dicen haber visto extraños fuegos y luces perpetuas, visiones que en todo momento son acompañadas de una cálida melodía musical que transporta al iniciado a un lugar indescriptible.
También se dice por los habitantes de la zona que en determinados días, en los que el astro rey traspasa con su luz la piedra, la puerta tallada en la roca se vuelve transparente y se puede apreciar al otro lado una ciudad claramente iluminada.
Sobre la antigüedad de la puerta de Amaru Muru nada se sabe, así como el periodo en el que comenzó a ser ritualizada por los habitantes de la zona.
Por Franz Murjahn
Datos
El portal de Aramu Muru tiene la forma de un cuadrado de 7 metros de lado tallado en la roca. Hasta ahora no se ha realizado un serio estudio arqueológico que pueda revelar la fecha de cuando los primeros pobladores empezaron a considerar sagrado este lugar.
Hoy en día el portal es visitado por creyentes que siguen la teoría de la gran hermandad blanca.
Cuando estudiosos hicieron uso de un mapa y una brújula en la mismísima Puerta de Hayumarca, descubrieron que el umbral de roca apunta en línea recta a la Isla del Sol, el “punto de partida” de Manco Cápac hacia el Cusco de acuerdo a la leyenda quechua.
En 1977, la arqueóloga María Scholten de d’Ebneth, sacudió los cimientos de la academia al publicar por primera vez sus investigaciones sobre “La Ruta de Viracocha”.
En dicho estudio, la señora Scholten demostró que diversos puntos arqueológicos de Bolivia, Perú y Ecuador - lugares que las leyendas marcan como “zonas de paso” del dios instructor Tecsi Viracocha - estaban magistralmente alineados con el uso de la geometría, poniendo así sobre el tapete los verdaderos conocimientos científicos de las antiguas culturas andinas.
Entonces nuestra gran pregunta es: ¿Este será una puerta estelar o una entrada interdimensional tallada en la roca? ¿Usted que opina?
Fuentes: www.bibliotecapleyades.net - www.facebook.com/yachakkunapak
Anuncios: