14 sept. 2016

NOTICIAS: Complejo Arqueológico de Vilcashuamán es declarado Patrimonio Cultural de la Nación


Una de las ciudades inca más importantes del Tawantinsuyu ya es Patrimonio Cultural de la Nación.

El Ministerio de Cultura, a través del Proyecto Qhapaq Ñan - Sede Nacional  celebra y felicita al equipo del Tramo Vilcashuamán – La Centinela por, haber conseguido la declaratoria como Patrimonio Cultural de la Nación del monumento arqueológico prehispánico Vilcashuamán: Sector Arkupumpu, Sector Baño del Inca, Sector Piedra del Vaticinio, Sector Templo del Sol y la Luna, Sector Ushnu, Sector Muralla Pachacutec A y Sector Muralla Pachacutec B.
Gracias al trabajo conjunto entre el Proyecto de Tramo Vilcashuaman-La Centinela, la Dirección de Catastro y Saneamiento Físico-Legal, la Dirección Desconcentrada de Cultura de Ayacucho, la Municipalidad Provincial de Vilcas Huaman y la Comunidad de Vilcas Huaman, se realizaron las gestiones para la elaboración del expediente técnico que aprueba la Resolución Viceministerial N°119-2016-VMPCIP-MC, que declara como Patrimonio Cultural de la Nación el monumento arqueológico inca de Vilcashuamán, y que incluye la aprobación de la delimitación.
La delimitación de la zona arqueológica de Vilcashuamán ha sido una tarea postergada por décadas, dada la permanente ocupación del centro administrativo Inca hasta la actualidad y los pocos espacios de diálogo entre la comunidad y las autoridades, por lo que no fueron viables los consensos para proponer una delimitación de la zona arqueológica.
La implementación de un proceso de delimitación participativo de los siete sectores que componen el monumento, permitió el establecimiento de un proceso de diálogo entre la comunidad vilquina y las entidades gubernamentales competentes, quienes participaron activamente desde la planificación del proceso hasta la generación de los polígonos de delimitación.
La declaratoria no solamente garantiza la protección legal de una las ciudades inca más importantes del Tawantinsuyu, además evidencia cómo la gestión participativa del patrimonio cultural es una herramienta mediante la cual pueden tejerse nuevas relaciones entre comunidades y Estado, donde el entendimiento mutuo de intereses y diferencias no sea impedimento para emprender trabajos conjuntos.
De esta manera, el Qhapaq Ñan-Sede Nacional del Ministerio de Cultura cree firmemente que una gestión pública sostenible y socialmente comprometida necesita de las voces de las personas e instituciones involucradas para fomentar la participación en la gestión de problemáticas locales y, por ende, el fortalecimiento de nuevos sentidos de ciudadanía.
Fuente: Ministerio de Cultura-del Perú
Anuncios: