19 sept. 2016

TAWANTINSUYO: La astronomía según la civilización Inca


Los incas construyeron su cielo según sus principios. Algunas figuras de las constelaciones fueron trazadas mediante líneas imaginarias que vinculaban una estrella brillante con otra más cercana.

Los Incas, dado a lo extenso de su territorio, llegaron a tener un conocimiento bastante avanzado de la bóveda celeste, que utilizaron para sus actividades públicas y religiosas. Sabemos que la salida de las Pléyades tenía un significado especial para ellos, ya que su primera aparición sobre el horizonte oriental se usaba como referencia para el calendario.


Los Incas conocían la revolución sinódica de los planetas, Construyeron un calendario Lunar para las fiestas religiosas y uno solar para la agricultura. Utilizaron elementos como mojones alrededor de los pueblos para realizar astronomía observacional. Los Chibchas conocían la constelación de Orión y reconocían la relación entre la salida heliacal de Sirio con el comienzo de la temporada de lluvias.
La concepción inca del tiempo y su calendario estaba relacionado con su astronomía. Cada cultura tiene su propia figura del cielo, allí donde los europeos creen ver un escorpión los campesinos de hoy ven un arado. La Osa Mayor de los occidentales era para los quechuas una Collca o gran almacén de granos. Los incas construyeron su cielo según sus principios. Algunas figuras de las constelaciones fueron trazadas mediante líneas imaginarias que vinculaban una estrella brillante con otra más cercana. Este es el método de "estrella a estrella", como el que también emplean los europeos; pero además los incas sabían ver los espacios interestelares, las grandes manchas oscuras del cielo. La astronomía inca estaba más avanzada que la de los occidentales.
Los incas organizaron su mapa astronómico en función del Mayu, Gran río celeste (La Vía Láctea). Entre los principales personajes del cielo andino está la chakana (Cruz del Sur), una constelación conocida en todo el Perú desde muy antiguo.
Una figura dominante era la llama: un enorme espacio interestelar oscuro, cerca de ella estaba la perdiz y el zorro. Mientras en el otro lado se ven la figura de la serpiente y el sapo.
Fuente: Historia 2 "Los incas" Pablo Macera
Constelaciones Incas: La luz y la oscuridad
Al mirar las estrellas los incas dieron cuenta de muchas constelaciones, animales y cosas pertenecientes a sus vidas diarias. Creyeron que Viracocha le había dado a cada animal o ave, una estrella correspondiente y que todos los seres vivos estarían protegidos. La agrupación de estas estrellas en constelaciones se volvió una práctica muy importante para la civilización Inca.
Los incas ordenaron las constelaciones en dos grupos:
El primero conformado por las agrupaciones de estrellas que al ser conectadas, creaban imágenes de animales, dioses, héroes y más. Estas constelaciones se consideraron como inanimadas. Ellos creían que la agrupación de estrellas conocida como Pléyades, influía específicamente sobre el bienestar de los animales.

El segundo tipo de constelaciones estuvo conformado por las manchas oscuras de la Vía Láctea. Estas manchas oscuras fueron consideradas constelaciones animadas (animales vivos) y la Vía Láctea era considerada un enorme rio astral, que era recorrido por los espíritus que terminaban su recorrido en la tierra. Los incas fueron una de las pocas civilizaciones antiguas que fue capaz de identificar constelaciones sin la presencia de estrellas.
Estas son algunas de las constelaciones de animales identificadas por los Incas:
Mach’acuay – la Serpiente
Hanp’atu – el sapo
Yutu – la perdiz
Urcuchillay – la llama
Atoq – Zorro
El culto de la cultura Inca a las constelaciones, y el conocimiento de su importancia en el ciclo agrícola, ayudó al pueblo inca a sobrevivir a la conquista española y la época colonial.
Imagen que se encuentra en el Qorikancha en Cusco, donde explican cómo los incas 
veían figuras en las partes oscuras de la vía láctea. 
Los Incas daban mucha importancia a las constelaciones y estaban muy interesados en la medición del tiempo para fines agrícolas. Poseían sus propias constelaciones, entre las cuales se destacan la Cruz del Sur y el Centauro.
La Vía Láctea era "el gran Rio o Mayu", una corriente brillante cuyas zonas oscuras resaltaban claramente sobre las zonas vecinas, llenas de estrellas. Para ellos las Vía Láctea era oscurecida por sacos de carbón. La Astronomía también jugó un papel muy importante para la construcción de sus ciudades.
Creencia Inca: Todo está conectado
El culto inca a las estrellas y constelaciones oscuras, nos muestra que esta cultura creyó que todo alrededor de ellos estaba conectado. El cielo tenía un significado muy especial para el día a día de esta civilización. Y por si no lo sabía la maravilla de MachuPicchu está conectada profundamente a las estrellas. Los estudios arqueológicos y etnológicos recientes, confirman que Machu Picchu fue un lugar sagrado ceremonial, un centro de experimentación agrícola, y un observatorio astronómico.
En la actualidad muchos investigadores realizan trabajo de campo en comunidades rurales andinas donde todavía se pueden ver las constelaciones que los antiguos incas contemplaron siglos antes.
Sin duda, nuestros ancestros eran sencillamente sorprendentes.
Fuentes: www.history-peru.blogspot.pe / www.astromia.com /
Anuncios: