25 oct. 2016

MITOS Y LEYENDAS: La leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo


Las grandes civilizaciones de la antigüedad como China, Grecia Roma, Egipto y Mesopotamia, siempre han tratado de explicar sus orígenes en base a mitos y leyendas dando un vuelco fantástico a los hechos históricos que en el fondo encierran algo de verdad. Los incas también se sirvieron de leyendas para explicar sus orígenes. Esta fantástica leyenda es uno de ellos.

Existen dos leyendas que hablan sobre el origen de los incas: Estas leyendas fueron recogidas por los cronistas IncaGarcilazo de la Vega (leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo) y Juan Díez de Betanzos (leyenda de los hermanos Ayar) mediante fuentes orales.

También llamado Tiempo Sagrado a sus inicios en donde aparece Manco Cápac como héroe fundador y modelo de la dinastía Cusco. Dos leyendas locales atribuyen su fundación a su primer gobernante, un personaje legendario llamado Manco Cápac, junto a su consorte Mama Ocllo. En ambas se afirma que el lugar fue revelado por el dios Sol (Inti) a los fundadores después de una peregrinación iniciada al sur del Valle Sagrado de los Incas.
La Leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo o llamada también Leyenda del lago Titicaca: Esta fue dada a conocer por el cronista Inca Garcilaso de la Vega (1539 – 1616) que fue hijo de un capitán español Sebastián Garcilaso de la Vega y de la ñusta Isabel Chimpu Ocllo, nieta de Túpac Yupanqui. La familia materna del Garcilaso de la Vega pertenecía a la nobleza incaica fue la que le proporciono toda la información de primera mano sobre los orígenes de la cultura Inca.
Manco Cápac y Mama Ocllo, la leyenda inca
En las regiones cercanas al Lago Titicaca, los hombres vivían como animales salvajes, ya que no tenían religión, leyes o una organización que los aglutinara. Estos habitantes desconocían la agricultura y no poseían técnicas de textilería por lo cual andaban desnudos. Ellos tenían como hogares a las cavernas y se alimentaban de la caza y recolección de alimentos.
El dios Inti, se compadeció de aquellas personas y envió a su hijo Ayar Manco junto a su hermana Mama Ocllo para que civilizaran a esas poblaciones bárbaras y fundaran un imperio que honrara al dios Inti. Ayar Manco se dedicó a enseñarles a los hombres normas de convivencia en sociedad y a adorar al dios Inti. Y Mama Ocllo les enseño a las mujeres técnicas de textilería y labores domésticas.
Ayar Manco, llamado también Manco Capac, antes tuvo que fundar una ciudad, la cual sería el centro del mundo. Su padre, el dios Inti, le proporcionó una vara de oro para que buscara la tierra prometida. Les recomendó viajar hacia el norte del lago Titicaca y hundir el bastón de oro en las tierras por donde pasaran hasta encontrar el lugar en donde se hunda la vara con facilidad y allí fundar la ciudad del Cusco desde donde dirigirán su imperio.
Al llegar a una región norteña del LagoTiticaca, fueron vistos por los lugareños quienes los confundieron con dioses debido al brillo de sus vestimentas y joyas. Pasaban los días y Manco Cápac no hallaba la tierra en donde el bastón se hundiese con facilidad.
Pero un día al llegar a un valle majestuoso acordonado por bellas montañas la vara de oro se enterró en el suelo ante el asombro de Manco Cápac y Mama Ocllo. Es así como entendieron que ese lugar debería convertirse en la capital del Imperio de los Incas y ombligo del mundo.
Manco Cápac prontamente emprendió la tarea civilizadora en el valle del Cusco. Enseño a los hombres la agricultura, la pesca, la construcción de viviendas, las ciencias, la religión, etc. Mama Ocllo tuvo la tarea de capacitar a las mujeres en labores domésticas y de tejido para crear vestimentas que los cubran de su desnudez. Manco Cápac junto a Mama Ocllo fueron los fundadores del imperio que luego harían grande sus descendientes.
Análisis e interpretación de la leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo
Es evidente según la leyenda que se trata de personajes míticos, considerados de origen divino, que vienen con una misión civilizadora llevada de sur a norte de lo que hoy es el Perú.
Al respecto de los 2 mitos fundacionales, la leyenda de la pareja fundacional (Manco Cápac y Mama Ocllo), surge posterior a la entronización de Pachacútec, pues relaciona una huaca pan-andina, como lo es el Lago Titicaca, con la fundación del Cusco. Garcilaso tradujo el mito planteando una pareja que llegó para civilizar a pueblos bárbaros enseñándoles nuevas tecnologías; el hecho real es que actualmente se sabe que el área central andina ya poseía avances tecnológicos milenarios que fueron difundidos por los estados panandinos Huari y Tiahuanaco, y que ya eran de conocimiento de los pequeños pueblos que habitaban la zona del Cusco.
Si bien ambos mitos narran un éxodo poblacional buscando tierras fértiles, sólo el mito de los hermanos Ayar narra la petrificación de personajes y éste último relato es muy recurrente en otras etnias del área central andina.
La interpretación de esta leyenda tiene un fuerte sustento real ya que se indica que Manco Capac representa a toda una nación posiblemente de tiawanakenses que vivía en la región del lago sagrado; como se sabe, los terrenos más fértiles allá están precisamente alrededor del lago de tal modo que hubo un momento en que la explosión demográfica y la escasez de tierras obligó a la nación a buscar otra región rica y amplia. Se aduce además, que posiblemente el estado Tiawanako cuya capital estuvo en Taypiqala fue destruido por invasores aymaras venidos de la zona de Tucumán y Coquimbo en el sur y sus habitantes obligados así a emigrar hacia el Valle del Qosqo. Está demostrado que la civilización Tiawanako o Tiwanaku (nombre boliviano) tuvo participación decisiva en la formación del Tawantinsuyo.
Escenificación del mito a las orillas del Lago Titicaca
El dato
Cada 5 de noviembre de cada año se hace una escenificación teatral de esta leyenda en las orillas de Lago Titicaca para conmemorar la travesía de los padres fundadores del imperio de los incas. Puedes apreciarlo en el siguiente vídeo.
Fuentes: www.historiacultural.com / www.arqueologiadelperu.com
VÍDEO:
   

Anuncios: