23 nov. 2016

TAWANTINSUYO: Los Incas de Vilcabamba


Desde la misma captura de Atahualpa hasta los primeros años de gobierno del Virrey Toledo, hubo un gran ejército rebelde inca que enfrentó y cercó a los españoles en varias oportunidades, estos fueron los Incas de Vilcabamba y la ciudadela de Choquequirao en Vilcabamba sirvió como el último refugio de estos incas.

Lhistoria oficial denomina como Los Incas de Vilcabamba a aquellos Incas que ofrecieron resistencia al asedio español en la zona de Vilcabamba (deriva del quechua ‘willka bamba’; valle sagrado).
Si bien los españoles obtuvieron un rápido triunfo sobre los mandatarios incas que estaban en guerra civil al momento de su llegada, no todos los ciudadanos del Tahuantinsuyo aceptaron de buena gana a los hispanos.

Desde la misma captura de Atahualpa hasta los primeros años de gobierno del Virrey Toledo, hubo un gran ejército rebelde inca que enfrentó y cercó a los españoles en varias oportunidades, estos fueron los Incas de Vilcabamba, llamado muchas veces también como el Imperio Neoinca de Vilcabamba entre 1537 y 1572. Esta resistencia duró cuarenta años y la ciudadela de Choquequirao en Vilcabamba sirvió como el último refugio de estos incas.
La ciudadela de Choquequirao fue el último refugio Inca
MANCO INCA (1538 - 1544)
Un vez muerto el inca Atahualpa, los españoles avanzaron de Cajamarca hacia Jauja y Cusco. Luego Pizarro nombró Inca a Toparpa o Túpac Haullpa , pero este inca cautivo no duró mucho , al parecer murió envenenado; se acusó de su muerte a Challco Chimac, el general de Atahualpa, y fue apresado y ejecutado, entonces Pizarro nombró a Manco Inca como sucesor. Tanto Túpac Huallpa como Manco Inca, quien era uno de los hermanos de Huáscar y Atahualpa,  pertenecían a la nobleza cusqueña sobreviviente de la masacre que  las tropas de Atahualpa  hicieran  con Huáscar.
Manco Inca liderando la rebelión, detalle de pintura de Juan Bravo, en la 
municipalidad del Cusco.
Manco Inca se ciñó la mascapaicha y fue reconocido por curacas y miembros de la nobleza inca. La idea de los españoles era usar a Manco como un mandatario "títere", pero el nuevo Inca tenía otros planes y decidió llevarlos a cabo.
Lo primero que dispuso fue reorganizar su ejército, para lo cual se puso en contacto con los curacas de diferentes partes del Imperio. Paralelamente, envió a su hermano y rival en el proceso sucesorio, Huillac Umu y Paullu, junto con Diego de Almagro, a una expedición hacia Chile. De esta manera se veía libre de una lucha por el poder y disminuía el poderío de los españoles.
El plan se puso en ejecución en abril del año 1536 cuando Manco partió del Cusco con el pretexto de ir a traer unas estatuas de oro del tamaño de un hombre para Hernando Pizarro, los españoles codiciosos, dieron el consentimiento. Manco también dijo que realizaría una cacería (el gran "chaco" o caza ceremonial de vicuñas), aunque lo que pretendía era realizar los rituales previos a un enfrentamiento militar.
Días después, los españoles se enteraron de que contingentes indígenas se habían concentrado en Yucay y enviaron soldados armados en su búsqueda, pero fueron desbaratados por los nativos. Por ese entonces, las tropas de Manco sumaban unos 10 mil hombres, sin contar a las mujeres que, según el uso indígena, acompañaban a los combatientes.
El cerco del Cusco se hizo efectivo a fines de abril o principios de mayo y, según algunas exageradas fuentes, en ese momento, las tropas incaicas alcanzaban la astronómica suma de unas 200 mil personas. Años más tarde, se recordaría el pavor que sufrieron los españoles sitiados al verse rodeados por tal cantidad de hombres que permanentemente levantaban un gran vocerío y en las noches encendían fogatas que marcaban el cerco de la ciudad.
Un escenario importante de los enfrentamientos fue Sacsaihuaman, inicialmente en manos de los nativos. Pereció en combate Juan Pizarro, como consecuencia de una herida en la cabeza causada por una piedra. Luego de seis días de combate, Sacsaihuaman fue tomada por los españoles. Murieron en esa ocasión gran cantidad de nativos tawantinsuyanos. Según los relatos de la época aquí murió el mítico y heroico general Cahuide, mientras intentaba desalojar a los españoles de la ciudad sagrada.

SITIANDO A PIZARRO EN LIMA
Para evitar que Francisco Pizarro enviase refuerzos a los suyos o que rompiese desde fuera el cerco del Cusco, Manco había coordinado también un ataque a Lima. Por su parte, Francisco Pizarro había decidido enviar una expedición al Cusco a las órdenes de Gonzalo de Tapia, por la ruta de Pisco. En el ascenso anterior a Vilcashuaman, se toparon con las fuerzas del Inca cerca del río Pampas, donde se libró una sangrienta batalla con la derrota total de los españoles. Las tropas nativas siguieron su camino y arribaron a Parcos (Huancavelica), donde se las vieron con un nuevo contingente de españoles que trataban de avanzar hasta el Cusco.
El ejercito de Manco Inca 
Una tercera expedición enviada desde Lima por vía de Jauja fue sorprendida en Angoyacu, donde murió su jefe, Juan Morgovejo de Quiñones. La ruta del Mantaro quedó despejada para los naturales a través de dos combates más: en Jauja y en Pariacaca.
El 5 de setiembre de 1536 el ejército rebelde inca, a órdenes de Quizo Yupanqui, llega a las puertas de Lima, sostienen varios encuentros con los españoles en Mama (cerca de Chosica), en Huarco (o Cañete), Mala, Chancay y Ate. Un contingente al mando de Pedro de Lerma intentó detenerlos en las inmediaciones de Puruchuco, pero los atacantes llegaron a instalarse en los cerros que rodeaban a la llamada nueva Ciudad de los Reyes y comenzaron a bajar para completar el ataque. Quizo Yupanqui había sido derrotado en Pachacámac por Alonso de Alvarado, y con el valioso y también vergonzoso apoyo de tropas indígenas contrarios a los Incas de diversos lugares, los españoles consiguieron la victoria final en Lima. 
Poco faltó para que Pizarro y sus capitanes fueran derrotados. Se combatió no sólo a orillas del Rímac también dentro de la flamante ciudad que se había bautizado como la ciudad de los reyes. Por desgracia en esta infausta lucha  fue herido de muerte  el heróico capitán Quizu Yupanqui, entonces cobraron vida los españoles  que lograron finalmente la retirada  de las huestes canteñas y los atavillos. El ejército diezmado se retiró una parte por el valle del Chillón y la otra por Huarochirí hacia el Cusco. Perecieron los principales jefes de la ofensiva indígena: Quizo Yupanqui y Cusi Rímac.
Ilustración del heroico capital Quizu Yupanqui
En esta  circunstancia del asedio de Lima y resistencia de los ayllus de Canta y Atavillos  es apresada la princesa ASARPAY, hermana de Manco Inca, que a la tierna edad de 14 años  fue salvajemente asesinada por Pizarro  por haber colaborado con su hermano.
En el Cusco, el cerco a la ciudad terminó tras nueve meses, cuando retornaron las tropas de Almagro procedentes de Chile. Entonces Manco se retira con sus fuerzas a Vilcabamba, a unas 20 o 25 leguas al norte del Cusco. Vilcabamba fue, desde Manco Inca hasta Túpac Amaru, un reducto incaico cuya capacidad de hostigar y amenazar a la sociedad colonial y sus autoridades sufrió altas y bajas. Sin embargo, entre 1540 y 1541 Manco estuvo sembrando incertidumbre en la zona de Huamanga. Por eso, en 1541 Vasco de Guevara, teniente gobernador en San Juan de la Frontera de Huamanga, dio los pasos necesarios para lograr un arreglo con el Inca y pacificar la región.
Desde Vilcabamba, Manco desarrolló una serie de campañas; las encomiendas que los españoles habían formado en Urubamba y Apurímac eran severamente castigadas por el Inca mediante incursiones guerrilleras.
Hacia 1545 Manco fue asesinado, se dice por unos españoles del bando almagrista, a quienes había dado protección.
Algunos pueblos conquistados por los incas  ayudaron a los españoles a invadir el Cusco y a enfrentar a los Incas de Vilcabamba: entre ellos los huancas, los taumas y posteriormente se les unirían los cañarís y los Huaylas, ya que estos vieron en los españoles como enemigos de un adversario común, pero pronto se desengañaron y seguramente se lamentaron de semejante error histórico que nos debe servir de lección a los pueblos y las naciones futuras.
SAYRI TÚPAC (1544 - 1557)
Manco Inca sembró incertidumbre en la zona de Huamanga durante un tiempo. Al morir este, su hijo Sayri Túpac tomo la borla. En 1548 el pacificador La Gasca y más tarde, el virrey Andrés Hurtado de Mendoza, entre los años 1550 y 1556, intentaron que los incas abandonaran su refugio. Pero solo lograron hasta 1558, cuando Sayri Túpac dejó Vilcabamba a raíz de un provechoso pacto con los españoles por el que estos le cedieron un repartimiento en el rico valle de Yucay.
Ilustración del Inca Sayri Túpac
TITU CUSI YUPANQUI (1557 - 1571)
Los españoles tuvieron que reanudar los tratos con Titu Cusi Yupanqui, el otro hijo de Manco Inca. El gobernador Lope Garcia de Castro, quien estuvo desde 1564 hasta 1569, intentó que Titu Cusi se rindiera y diera fin a su rebeldía en Vilcabamba. La negociación que consiguió el funcionario con el Inca Titu Cusi se conoce como la Capitulación de Acobamba, por la que se obtuvo el permiso de ingreso de misioneros con la finalidad de evangelizar a los indigenas, el bautismo del Inca y su familia y la promesa, jamas cumplida, de abandonar Vilcabamba.
Ilustración del Inca Titu Cusi Yupanqui
TÚPAC AMARU I (1571 - 1572)
Al llegar al Perú, el virrey Toledo decidió tomar el tema de Vilcabamba como uno de los prioritarios en su gestión y envió tropas al mando del capitán Martín Hurtado de Arbieto.
Titu Cusi contrajo una enfermedad que lo mato en 24 horas después de celebrar rituales en honor a sus antepasados, por eso, quien tuvo que resistir a las fuerzas del Virrey fue Túpac Amaru I, quien era el hermano menor de Titu Cusi Yupanqui. Se produjeron fuertes enfrentamientos, pero hacia 1572, el virrey Toledo lanzó sobre Vilcabamba el más poderoso ejército colonial para terminar con la resistencia. En efecto, este ejército penetró a Vilcabamba, los tawantinsuyanos resistían pero al final fueron vencidos. TupacAmaru I pretendió huir pero fue apresado por la vil traición del curaca Manarie, del pueblo Momori.
Retrato en óleo del Inca Túpac Amaru I
La llegada de los prisioneros causó revuelo en el Cusco. Túpac Amaru I estuvo recluido en Sacsayhuamán y luego en Colcampata. Toledo mandó que el juez Gabriel Loarte dictaminara la sentencia en contra del Inca y cinco miembros de la élite, bajo los cargos de tiranía y traición al Rey de España.
Tupac Amaru I, sus familiares y sus principales colaboradores fueron ajusticiados en la plaza mayor del Cusco el 23 de setiembre de 1572. Luego de este hecho recién podemos decir que había sido consumada la invasión y conquista del Imperio del Tawantinsuyo.
Resumiendo el proceso de invasión y conquista española podemos decir que éste fue largo y sangriento. Los incas del Tawantinsuyo no se sometieron fácilmente. Las profundas divisiones y luchas internas favorecieron al proceso colonialista, sumándole a eso la estrategia militar del engaño, la mentira, la manipulación y la traición de los ibéricos hacia los nativos y sus gobernantes.
LA  VERDAD  DETRÁS   DE   LA   “VERDAD”
 “Los conquistadores y especialmente Pizarro, tuvieron la precaución de impedir que nadie escribiera una narración verídica y circunstanciada de lo sucedido en Cajamarca,  a fin de que ni en las otras colonias, ni en España , se conociera su crimen.”
 Monseñor Federico González  Suarez (arzobispo de Quito).
Juan José Vega, historiador peruano y experto en la materia señala: “Ordinariamente se ha estimado que la conquista del Perú acabo con la ejecución de Atao Huallpa; y así se enseña todavía. Pero no existe afirmación más falsa. Cuando el inca fue agarrotado en Cajamarca, las guerras de los conquistadores contra los caudillos indígenas no se habían iniciado aun.” (LA GUERRA DE LOS VIRACOCHAS, Lima 1960)
Siguiendo al mismo J.J. Vega, señalamos lo siguiente: “La muerte de Atao Huallpa (1533) señaló el inicio de la conquista española, no su final como lo ha pretendido la historia colonialista. La razón es muy sencilla: liberados los jefes militares (Generales Yana) después de la ejecución de su rey, pasaron a la acción” (INCAS CONTRA ESPAÑA  Lima 1982)
Fuentes:
www.historiaenaccion3052.blogspot.pe / www.historiaperuana.pe / www.adonde.com / www.es.wikipedia.org

VÍDEO: (Hermoso reportaje a Vilcabamba, el último refugio inca)
 

Anuncios: