17 ene. 2017

HISTORIA: Las murallas de Lima


La antigua ciudad de Lima estuvo amurallada por casi 200 años. El Virrey Duque de la Palata hizo edificar entre 1684 y 1687 lo que fue la más grande obra virreinal en la antigua Lima colonial: una gran muralla, que años más tarde se convertiría en un obstáculo para la expansión de la cuidad y un perjuicio para la salubridad pública.

Durante el Virreinato, Lima era la ciudad más importante de esta parte del continente, capital del Virreinato del Perú y sede de la Real Audiencia, era una plaza deseable para los piratas y corsarios que asolaban las ciudades costeñas de América. Hay registros de varios ataques y combates entre barcos piratas y buques españoles en esas épocas. Es por esa razón y por la necesidad de resguardar la ciudad, el virrey Melchor de Navarra y Rocafull (Duque de la Palata) ordenó entre 1684 y 1687 construir una muralla para que protegiera la ciudad, y además para asegurar a los limeños de posibles revueltas indígenas, lo que fue la más grande obra virreinal en Lima: una muralla de protección, aunque nunca fue usada con tal propósito.

El cronista Joseph de Mugaburu escribió en su Diario de Lima: “Empezaron a cercar y amurallar esta ciudad con adobes por Monserrat, viernes 30 de junio, día del Apóstol San Pablo, del año 1684”. Afirma Barbagelata que la ubicación  de las murallas coincide aproximadamente, en la actualidad, con los siguientes lugares .Jirón Comandante Espinar, Avenida Circunvalación, Avenida Grau hasta el ángulo suroeste de la penitenciaria, el cruce del Jirón Chota entre la Avenida Bolívar y el Jirón Ilo y el tramo de la Avenida Alfonso Ugarte desde el Instituto del Cáncer hasta Monserrate. Añade  “Como aún quedaba muchos terrenos rústicos  dentro del ámbito de los muros, en la condición de huertas, muladares y  solares a medio construir, era largo  el periodo que se necesitaba para llenar toda la superficie urbana. En efecto, hubieron de transcurrir dos siglos para que la ciudad sintiera las primeras necesidades de su falta de espacio edificable “.
Según Guillermo Lohmann Villena, historiador y diplomático peruano, las medidas de la muralla era de 11,700 metros de longitud, y la altura máxima del muro era de 5 metros por su lado externo y 4 metros por su lado interno, tenía aproximadamente 5 metros de ancho y contaba con 34 baluartes. En un inicio eran 5 las portadas que conformaban las murallas. Todas éstas permitían el acceso y la salida de la ciudad. La muralla estuvo ubicada aproximadamente en el trazo de las actuales avenidas Alfonso Ugarte, Paseo Colón, Grau y el jiron Rivera y Davalos entre los Barrios Altos y El Agustino.
Para inicios del siglo XIX se hacen grandes reparaciones en su estructura y en algunas de sus portadas, quedando con 10 puertas de ingreso: Monserrate, Callao, San Jacinto, Juan Simon, Guadalupe, Santa Catalina, Cocharcas, Barbones, Maravillas y Martinete.
Portada de Maravillas, actual Jr. Ancash camino al cementerio
Portada del Callao, actual Plaza Dos de Mayo
--------------------------------------------------------------------------
En el virreinato las puertas de las murallas permanecían vigiladas durante las noches y en el día se cobraban peajes por el ingreso de personas y mercaderías.
--------------------------------------------------------------------------
Aunque Lima nunca fue atacada por piratas ni corsarios, razón por la que se construyó esta muralla, durante su existencia sirvió para controlar mediante peajes en las entradas el ingreso de personas y mercaderías a la ciudad. Fue por este motivo que siempre se hicieron reparaciones en ella y limpieza en sus zonas externas, para evitar que las personas ingresen de manera clandestina a la ciudad, en pocas palabras, desempeñó un papel de control y fiscalización del gobierno sobre los habitantes de Lima y alrededores.
Con el paso de los años las murallas se convirtieron en un obstáculo para la expansión de la cuidad y la libre circulación del aire, lo cual permitió la proliferación de enfermedades como la epidemia de fiebre amarilla que asoló a los limeños en el año 1868, producto de la acumulación de basura y la propagación de las ratas.

Finalmente, durante el gobierno del presidente José Balta (1869), la gran Muralla de Lima fue demolida para ampliar la ciudad y debido a la mencionada epidemia que afectó a la población y tomando en cuenta los consejos de los médicos ambientalistas de la época que apuntaban a que la muralla era un perjuicio para la salubridad pública.
Plano de la antigua Lima amurallada
Se hizo un contrato con el norteamericano Enrique Meiggs para que se encargara de la demolición de esta colosal obra virreinal. Fue un buen negocio para Meiggs pues se benefició con el bajo precio del terreno en muchas zonas que poco después elevaron su valor.
Por donde estuvo la muralla se abrieron avenidas de circunvalación, como la avenida Grau que sigue la ruta exacta de la muralla y otras que continúan de manera aproximada por donde estuvo ésta, como el Paseo Colón y la Avenida Alfonso Ugarte.
Algunas secciones de la muralla de Lima todavía pueden ser vistas. En los Barrios Altos cerca al límite con El Agustino se pueden ver restos de los baluartes de la Muralla y un sector completo de un baluarte en la zona llamado Santa Lucia.
Baluarte de Santa Lucia
El Parque de la Muralla
Hoy los limeños también pueden apreciar algunos de los restos de la antigua Muralla en este lugar recuperado por la Municipalidad de Lima llamado “El Parque de la Muralla”, en la margen izquierda del río Rimac (nueva Alameda de San Francisco). En realidad, sobre el muro que se exhibe, hay dos versiones:
a-Los que sostienen que no formó parte de la Muralla, porque esta se hizo con adobe y ladrillos y con base de piedras; en cambio, el muro del “Parque de la Muralla” es de piedras y perteneció a los muros traseros de las viviendas que, en la Lima colonial, se ubicaban en el jirón Amazonas. La irregularidad de este muro, además, se debe a que cada familia levantaba de acuerdo a sus posibilidades los necesarios “tajamares”. Añaden que este pedazo de muro encontrado no pertenecería al amurallado limeño porque, como anotamos más arriba, Lima estuvo protegida por tres de sus cuatro costados. Lo que destacan es que se haya rescatado esa zona, que antes era cementerio de autos viejos y refugio de gente de mal vivir.
b- Pero, como hemos desarrollado más arriba, según el padre Antonio San Cristóbal, lo descubierto en el “Parque de la Muralla” sí correspondió a un sector del muro defensivo de la ciudad, y fue construido de acuerdo a las limitaciones presentadas por el terreno. Explicamos: debido al desnivel existente entre el río y la zona urbana, la muralla se construyó como un talud, apoyado sobre el desnivel, por lo que no se pudo construir de adobe, como el resto de la muralla; esto se hubiera deteriorado con la humedad natural del suelo. En otras palabras, en este sector, la técnica consistió en formar los cimientos con piedras del Rímac, amasadas con cal y tierra. Fuera del grosor del muro, los albañiles dejaron un ancho saliente a cada lado. El muro adosado está construido con ladrillo y piedras amasados con cal y arena en partes iguales. Se trató de una técnica constructiva claramente de finales del siglo XVII, como la que se usó para los cimientos del crucero en la iglesia de San Agustín por esos mismos años. Hoy podemos observar la semejanza de los pilares agustinos con los muros descubiertos en el Parque de la Muralla. (Fuente: www.blog.pucp.edu.pe)
Parque de la Muralla: Restos del tajamar que aún se pueden observar.
Datos
* La muralla poseía 10 portales de ingreso y salida: Martinete, Maravillas, Barbones, Cocharcas, Santa Catalina, Guadalupe, Juan Simón, San Jacinto, Callao y Monserrate así como la portada de la Guía en el Barrio de San Lázaro (hoy distrito del Rimac).
* Como parte de programas de expansión urbana y construcción de nuevas avenidas se procedió a su demolición en 1868 durante el gobierno de José Balta. Nunca sirvió para los fines que fue construida, al punto que Raúl Porras Barrenechea mencionó que "murió virgen de pólvora".
* Estas murallas fueron diseñadas para que por sus alrededores pueda circular agua como en los viejos castillos medievales.
* El 20 de octubre de 1687 aconteció en Lima un terremoto de 8.1 grados, el cual derribo a la muralla en un cuarenta por ciento.
* En el Perú solo tres ciudades fueron amuralladas: El de Lima; las murallas del Callao que no sobrevivieron al terremoto de 1746. Y el de Trujillo que sobrevivió hasta principios del siglo XX, tiempo en que fueron derribados.
Fuentes:
www.arqueologiacolonial.blogspot.pe
 www.blog.pucp.edu.pe
www.limalaunica.blogspot.pe
En los siguientes vídeos puedes apreciar un excelente documental de TV Perú donde dan a conocer mayores detalles sobre Las Murallas de Lima.
VÍDEO 1 


VÍDEO 2 


VÍDEO 3 


VÍDEO 4 



Anuncios:

No hay comentarios :