TAWANTINSUYO: El origen poco conocido de Atahualpa


Los mitos y leyendas que cuentan el origen de uno de los últimos incas quizás puedan darnos la respuesta del por qué fue el causante de una cruenta guerra civil en los últimos años del Tawantinsuyo.

Escrito por Armando G. Valdivia Paipay
Hoy les contaré el origen poco conocido de Atahualpa y también les hablaré acerca del Reino de los Scyris.

Los Scyris, era una gran nación llamada “El Reino de Quito”. Scyri, significaba Señor (soberano) entre los indígenas. El Scyri portaba en la frente una gran esmeralda con una cinta de oro como símbolo de su poder. Vivian en perpetua paz, hasta que un día, los hijos del sol (Incas) llegaron con un magnifico ejercito por el sur de Quito. Fue como un gran trueno (Illapa) que sacudió a todos los andes.
Hualcopo, con el título de Duchicela Scyri XIV, reunió a todas las naciones vecinas, para hacer frente al Inca Tupac Inca Yupanqui, que traía muerte y sufrimiento por todas las provincias en donde su ejército pasaba. El Scyri levantó su lanza y gritó: Que no quede paso, donde no se ponga ofensa a los Cusqueños” Y desde Loja hasta Quito, se prepararon para defender su tierra, hasta la muerte.
Vienen del sur empujados por el viento, Tupac Yupanqui conquista pueblos, para armar su imperio. El hijo del sol, quiere la tierra de los Scyris. El sol de Quito, el que nos da sombra, quieren nuestro Mullu. Hualcopo, lo enfrenta. Los brazos Quiteños, se multiplican por cien. Por seis meses, resistieron a los hijos del Qosqo. Pero los incas eran 250 mil guerreros. Hualcopo pierde a casi todos sus guerreros, pero le dice a Tupac Yupanqui: “Solo muerto me cogerán, solo muerto tendrán mi reino”. El viejo Scyri vaticinando su muerte, designa a su hijo Cacha como su sucesor, encomendándole la resistencia.
El Scyri Cacha, Rey de Piedra, no le teme al Rey Inca y con ayuda de sus Generales Chalcuchimac, Pintac y Naczacota, detienen a Huayna Capac. El Inca no se explica de dónde sacan fuerzas y pone su atención en una formidable guerrera “Paccha”, hija del Scyri que ataca y huye, que mata y enamora.
“Hay que exterminar a los Scyris” Ruge Huayna Capac y tiñe de sangre una laguna “Yawarcocha” Desde entonces las llamas tienen lágrimas de estupor y de vergüenza. Muerto el Scyri Caccha, su hija Paccha no permite a Huayna Capac proclamar victoria y sigue guerreando contra los hijos del sol. Pero en una última batalla, Huayna Capac se ve cara a cara con la guerrera Paccha, Huayna Capac levanta su lanza de oro y al mirar firmemente a los ojos de Paccha, se queda inmovilizado y no se atrevió a matarla. El vencedor Inca es vencido, por los ojos de fuego y el cuerpo de hechicera. Y triunfa el amor, Huayna Capac se enamoró y casó con Paccha. Los Scyris así se unieron al Reino de los de Qosqo y cuando producto de ese amor, nació Atahualpa, los Scyris no veían a un hijo del sol, sino a un Scyri de la indomable estirpe Duchicela. Atahualpa fue criado bajo los preceptos y usanza de los Scyris y la historia que sigue a continuación es por todos ya conocida. Ahora ya saben el origen de Atahualpa y también conocieron a los Scyris.
Puedes leer también toda la biografía de Atahualpa en este artículo.
Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :