28 feb. 2017

SITIOS ARQUEOLÓGICOS: Ollantaytambo, la última ciudad inca viviente


Es la única ciudad del incanato en el Perú que aún es habitada hoy. En la actualidad es una importante atracción turística debido a sus construcciones incas. Sus callejuelas empedradas y serpenteantes, los restos arqueológicos diseminadas por doquier y sus terrazas agrícolas son atractivos que destacan por sí mismos.

Ollantaytambo (del quechua: Ollantay Tampu) es un sitio arqueológico Inca en el sur de Perú a unos 60 kilómetros al noroeste de la ciudad del Cusco. Se encuentra a una altitud de 2.792 metros (9.160 pies) sobre el nivel del mar,

Se trata de uno de los complejos arquitectónicos más monumentales del antiguo Imperio inca, comúnmente llamado “Fortaleza”, debido a sus descomunales muros, fue en realidad un Tambo o ciudad-alojamiento, ubicado estratégicamente para dominar el Valle Sagrado de los Incas.
Una hermosa vista de los andenes y la zona de las 10 ventanas de Ollantaytambo
 (Fuente: www.turismoalperu.com)
Durante el incanato, Pachacútec conquistó la región y construyó el pueblo y un centro ceremonial. Los principales historiadores afirman que Ollantaytambo fue construido alrededor de 1440 dC.
Bajo el gobierno de los incas, el pueblo fue reconstruido con espléndidos edificios y el valle del río Urubamba fue irrigado y provisto de andenes; el pueblo sirvió de albergue para la nobleza inca mientras que los andenes eran trabajados por yanaconas, sirvientes del emperador. Después de la muerte de Pachacútec la región pasó a la custodia de su panaqa, su grupo familiar
En la época de la conquista sirvió como fuerte de Manco Inca Yupanqui, líder de la resistencia inca. Es la única ciudad del incanato en el Perú que aún es habitada. En Ollantaytambo hay andenes de resistencia (para evitar deslizamientos), no agrícolas como en los demás sitios arqueológicos del Cusco. En la actualidad es una importante atracción turística debido a sus construcciones incas y por ser uno de los puntos de partida más comunes del camino inca hacia Machu Picchu.
Algunas casas de tipo colonial están construidas sobre muros incaicos.
Sus callejuelas empedradas y serpenteantes, las ruinas diseminadas por doquier y sus terrazas agrícolas son atractivos que destacan por sí mismos y el visitante lo puede apreciar en todo su esplendor. Entre las ruinas, es recomendable la visita a la antigua fortaleza y al templo, donde podemos apreciar magníficas vistas del Valle Sagrado de los Incas.
------------------------------------------------------------------------------------
Ollantaytambo  es una maravilla de la ingeniería y la arquitectura inca, fue un centro ceremonial, una fortaleza y una ciudad a la vez.
-------------------------------------------------------------------------------------
Arquitectura
A nivel arquitectónico, Ollantaytambo presenta dos sectores (aunque durante la visita en la Colonia del Virrey Toledo estos se dividieron en cuatro), el primero se denomina Qosqo Ayllu y el segundo Araqama Ayllu.
16 andenes perfectamente alineados, encima de los cuales se erige un maravilloso
 conjunto de recintos hechos de piedra.
Qosqo Ayllu
también llamado el pueblo, se encuentra al oriente de Ollantaytambo, habría sido el espacio destinado a la élite Inca y al grupo administrativo; este lugar se caracteriza, a nivel arquitectónico, por su trazo octogonal, además de poder encontrar en él la presencia de canchas, donde se albergan grupos de recintos de funciones habitacionales. Las viviendas encontradas en este sector y la organización de las mismas (agrupación por oposición y principios de simetría) hacen que Qosqo Ayllu sea considerado un ejemplo clave de la arquitectura urbanística de los Incas.
Las hermosas calles empedradas de Ollantaytambo.


Las calles rectas, estrechas y pintorescas hoy forman quince manzanas de casas ubicadas al norte de la plaza principal de la ciudad, que constituyen en sí un verdadero legado histórico. Algunas casas de tipo colonial están construidas sobre hermosos muros incaicos pulidos con finura. Los tonos de la piedra son alegres, de un color de flor petrificada, rosa oscuro. En la plaza principal un gran bloque de perfectas aristas encaja en una doble hilera sus quince ángulos de estrella terrestre.
Araqama Ayllu
En el que según ciertos investigadores existirían algunos vestigios de arquitectura neoinca ocurrida durante el asentamiento de Manco Inca en el lugar, aunque la mayor parte del complejo es de datación más antigua. El área que ocupa Araccama o Aracama Ayllu se caracteriza por presentar en ella a nivel arquitectónico: una plaza, andenes, senderos, murallas, entre otros.
El tipo arquitectónico empleado, así como la calidad de cada piedra, trabajada individualmente hacen de Ollantaytambo una de las obras de arte más peculiar y sorprendente que realizaron los antiguos peruanos, especialmente el Templo del Sol y sus gigantescos monolitos.
Algunas de estas rocas de gran tamaño se encuentran en los más altos niveles de  Ollantaytambo,  en particular seis de estos monolitos que se colocaron en una línea, de acuerdo con los investigadores, los llevaron a  Ollantaytambo  desde otra montaña, a través de la llanura, el río y luego fueron llevados Arriba a la montaña.
La plaza de Araccama es llamada Maray Racay, se trata de una edificación de forma rectangular que se encuentra amurallada, en esta muralla podemos observar la presencia de al menos 12 puertas de forma trapezoidal. Al oeste de Maray Racay se encuentran, asentadas sobre un cerro, algunas terrazas, en estas se observa andenes que hubieran sido creados con la finalidad de ser usados como territorio agrícola, junto con un fin estructural para evitar desprendimientos. Sobre el último de los andenes es significativo observar, la presencia de una construcción en el que se manifiestan diez hornacinas, junto con una hermosa y bien trabajada portada de características monumentales.
Maray Racay erigida en el Cerro Pincuylluna.
Además de las edificaciones mencionadas en los dos sectores, podemos observar la presencia de fuentes, similares a las encontradas en Tambomachay, y donde se puede observar las asombrosas técnicas de canales y acueductos subterráneos incaicos que permiten llegar el agua hasta estas de manera permanente e igualmente proporcionada. Junto con esto, el visitante podrá ver en este lugar un atractivo trabajo de asientos labrados en roca, al que se conoce con el nombre de Ñustactianan, también un sitio ceremonial llamado Incamisana, entre muchos otros.
Fuente de la ñusta.
El Templo del Sol
Aunque está destruido casi por completo, aun es muy impresionante; piezas inamovibles conforman un hermoso monolito, este debió soportar la embestida de los extirpadores de idolatrías y saqueadores de tesoros. Fue la pared occidental del Templo del Sol, formada por 6 enormes rocas con listones que se acoplan con increíble exactitud. Es una de las piezas más hermosas del recinto.
Este hermoso muro de piedra fue la pared occidental del Templo del Sol.
La Portada Monumental y el Recinto de las 10 Hornacinas
Es la terraza (andén) al final del grupo superior de andenes, en La Real Casa del Sol; los muros están constituidos por dos lienzos pétreos, que forman una estancia. Durante la época de la conquista, este recinto fue derribado, el muro exterior y el que sujetaba la puerta de ingreso están incompletos; aunque aún quedan las bases de estos, pudiendo notar como las alacenas quedaban al interior y no a la intemperie como hoy.
Zona de las diez ventanas que presenta hornacinas de forma trapezoidal muy fina y
 bellamente trabajadas. 
Origen del nombre
El nombre de Ollantaytambo, proviene de la unión de dos palabras: Ollantay y Tambo, donde el segundo identificaba el tipo de construcción al que pertenecía, mientras que el primero quiere decir, en lengua aymara: “lugar para ver hacia abajo”, aunque en lengua quechua estaría más bien relacionado con el nombre de un importante general del Imperio.
Ubicación
Ollantaytambo está ubicado al margen del río Patakancha, cerca del punto donde confluye con el río Urubamba. Se encuentra en el distrito del mismo nombre, provincia de Urubamba, aproximadamente a 60 km al noroeste de la ciudad del Cusco y tiene una altura de 2.792 metros sobre el nivel del mar.
Datos para el viajero
Para que el viajero pueda llegar hasta esta zona, debe partir desde la ciudad de Cusco hasta Ollantaytambo por un lapso de 2 horas, si el visitante se encuentra en Urubamba, el trayecto hasta la zona es solo de 24 minutos. Las visitas son durante todo el año en un horario de 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde.
Fuentes: www.iperu.org / www.es.wikipedia.org / www.ollantaytambo.org
www.boletomachupicchu.com
VÍDEO 1:


VÍDEO 2:
   

Anuncios:

No hay comentarios :