COSTUMBRES: El Ukuku, personaje mítico andino


Los Ukukus o Pabluchas son más vistos durante las 2 fiestas más importantes del Cusco: Festividad de la Virgen del Carmen de Paucartambo y la Festividad del Señor de Qoyllorit´i. Estos personajes míticos andinos están dispersos por todo el lugar donde se lleva a cabo la festividad, su labor principal es ayudar al público asistente y mantener el orden.

Muchos los llamamos ¨Pablitos¨, ¨Pabluchas¨, ¨Pauluchas¨, ¨Ukuko¨, y comúnmente ¨Ukuku¨. Nombres diferentes para estos personajes legendarios que se los ven durante algunas festividades. Los Ukukus son más vistos durante las 2 fiestas más importantes de Cusco: Festividad de la Virgen del Carmen de Paucartambo y la Festividad del Señor de Qoyllorit´i (mayormente de las naciones de Paucartambo y Quispicanchi). Estos personajes míticos andinos están dispersos por todo el lugar donde se lleva a cabo cada festividad. Su labor principal es que el público asistente respete las normas de cada festividad, aparte de esta función, los Ukukus también ayudan a las personas que puedan sufrir algún accidente durante la festividad. En resumen son personas disfrazadas que con su labor ayudan a que las fiestas se lleven a cabo con tranquilidad y respeto.
Por su forma de vestirse y de actuar nos queda una pregunta y esta es: Cómo fue que surgieron estos bailarines y el porqué de su traje. Tratando de responder a esta interrogante, resulta que la palabra ¨Ukuku¨, significa oso, hablamos más del oso de anteojos, ¨Ukumari¨ es su nombre en quechua. 
Ukukus o Pabluchas danzando en la Festividad del Señor de Qoyllorit´i 
Foto: Óscar Codés

Según el mito, un oso muy fuerte se enamoró de una mujer joven, como este oso era muy fuerte se llevó a la joven cargada sobre su espalda, para luego tenerla cautiva. Con el pasar del tiempo ella quedo embarazada. Cuando el hijo creció, su madre le conto sollozando que su padre, el oso, la tenía presa y que ella deseaba irse a su pueblo y estar con su padre. El oso padre al darse cuenta corrió en su captura, se forcejearon, pero el hijo mato a su padre y así se fueron al pueblo. Cuando llegaron al pueblo, la joven fue recibida con gran aceptación, pero su hijo mitad oso mitad hombre era un dilema. Por la fuerza que poseía, no era muy bien aceptado en la escuela porque casi mata a sus compañeros. Lo echaron y se fue a vivir al monte. Su madre lloraba. Vivió solo hasta que Dios se compadeció de él y le dio el poder de saber todo lo que pasaba en la tierra y de ser su mensajero. Tenía una imagen pequeña de el en su cintura, guardando el secreto para siempre.
Sus trajes son largas túnicas cubiertas por lanas de diferentes colores, esto depende de cada uno, ya que por su devoción cada ukuku se teje su propio disfraz, es por esto que se encuentran trajes diferentes, no hay uno igual a otro. Llevan siempre un látigo y castigan a quienes se porten mal o hagan caso omiso a las normas de alguna festividad. Siempre se muestran alegres, comparten chistes con el público, se hacen querer. A pesar que por el uso de las máscaras, hay personas, especialmente niños, que les tienen miedo.
Pero no pasa de allí. La cultura de nuestra región es infinita. Todas las danzas que encontramos en cada pueblo tiene su historia y de por medio algún mito o cuento que hará que entendamos mejor dichas manifestaciones culturales.
Fuente: Este artículo fue publicado originalmente en www.hostalmadretierra.com
Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :