ESPECTÁCULOS. Amanda Portales: madre, artista, ícono


El jueves pasado la artista fue condecorada como Personalidad Meritoria de la Cultura peruana en reconocimiento a una trayectoria que supera el medio siglo. La artista prepara un concierto criollo-andino junto a Eva Ayllón y Manuelcha Prado el próximo 20 de mayo en el Gran Teatro Nacional. 

Escribe: Raúl Mendoza
Amanda Portales cuenta que estuvo a punto de nacer sobre un escenario. Sucede que su madre, directora de la compañía de folklore Juventud Huanuqueña, debió reemplazar a una bailarina ausente cuando ya estaba muy avanzado su embarazo. Así que mientras actuaba, le llegaron los dolores.
-Empezó a quejarse y la gente pensaba que estaba 'guapeando', como le llaman a los gritos que se hacen en algunos bailes- rememora Amanda.
Después de esa actuación nació ella. Y como si ya estuviera destinada, se hizo artista. A los tres años se subió por primera vez a un escenario. Y desde entonces no ha parado. En todos estos años tuvo varios nombres artísticos hasta que en el algún momento de los años 70 se paró frente al público con su verdadero nombre.
Amanda aquí en una foto de los años 80.

El último jueves conversamos horas después de que le otorgaran un galardón más en su larga y exitosa carrera artística: fue condecorada como Personalidad Meritoria de la Cultura peruana por el ministerio de Cultura.
-Eso demuestra que todo este tiempo no he caminado en vano- dice Amanda.
Se le nota el cansancio en el rostro. Pero eso tiene su explicación: me cuenta que el martes estuvo en Lima para una conferencia de prensa con Eva Ayllón y Manuelcha Prado, el miercoles se fue a Puno para un concierto y, como no consiguió vuelo para volver, debió regresar a Lima por tierra para poder estar en la condecoración. Y después de eso todavía se fue a dar un show pactado con anticipación en un club departamental. Llevaba como 20 horas sin dormir cuando, por la tarde, se sentó a conversar conmigo.
-Y mañana (viernes) me voy al Cusco a las 7 de la mañana. Tengo presentaciones por la noche- me comenta.
Señora Amanda
Amanda Portales ha paseado su voz y su talento por casi todas las ciudades del Peru y gran parte del mundo. A pesar de ello nunca descuidó su papel de madre de tres hijas. Cuando eran chicas se las llevaba con ella a sus giras. Hoy, una es arquitecta, otra estudió comunicación social y la tercera estudia administración.
-Para mi no había eso de que 'cuando sean grandes me van a entender'. Ellas en todo momento han estado conmigo- rememora.
Ha viajado con ellas -Amanda, Silvia, e Irayda- a provincias y al extranjero sobre todo cuando estaban muy chicas y sentía que era necesario tenerlas a su lado. Incluso, cuenta divertida, en el aeropuerto ya la conocían a ella y a sus hijas. "Señora Amanda, otra vez de viaje", le decían algunos de los agentes. Y muchas otras veces, en los previos de una actuación aquí o en el extranjero, le ha dado de lactar a alguna de sus hijas antes de salir al escenario.
Junto a Amanda hoy esta su hija Silvia, con quien hace muchos años viajó a Corea del Norte. Ambas recuerdan que participó en un festival entre cientos de delegaciones y quedó entre los finalistas. Sus tres hijas la apoyan con su carrera, pero nunca han pensado incursionar en el canto.
En sus cinco décadas de trayectoria, Amanda ha recorrido el mundo y ha recibido decenas de condecoraciones.Reflexiona sobre eso y señala que todo se lo debe a que siempre ha trabajado seriamente y además tiene una voz suave, melodiosa, que le abrió las puertas de muchos escenarios. También le ganó un apelativo del que se siente orgullosa: "La novia del Perú".
El apelativo se lo puso el periodista y escritor huancavelicano Antonio Muñoz Monge. En su revista Coliseo puso que Amanda era la novia de Junín -un apelativo que tuvo desde joven-, la novia del folklore, la novia del Perú. Y quedó. Hoy todos reconocen a Amanda Portales con ese título.
La novia del Perú ha dicho varias veces que aparte de interpretar nuestra música andina investiga sobre los géneros que interpreta y sobre los autores que escribieron los temas que canta. De todo eso le habla al público antes de cada canción. Y la multitud que la sigue, sus fanáticos, le piden siempre tres o cuatro temas infaltables en su repertorio: Dile, Vaso de cristal, Mi diccionario, y el popular y festivo Pio Pio.
Cantar con amigos
El martes pasado Amanda estuvo en una conferencia con Eva Ayllón y Manuelcha Prado para anunciar un concierto criollo-andino el próximo 20 de mayo en el Gran Teatro Nacional. "Histórico", tituló la agencia de noticias Andina.
El Gran Teatro Nacional no le es desconocido a Amanda: ahí celebró el año pasado sus cincuenta años de trayectoria artística. Un sueño para cualquier cantante con sus pergaminos. Con Manuelcha Prado se conocen de cuando eran muy jóvenes y han compartido escenario muchas veces. Con Eva se conoció también hace mucho tiempo cuando coincidieron en una presentación en una radio.
Amanda  Junto a Eva Ayllón y Manuelcha Prado dará un concierto el próximo 
20 de mayo. Foto: Melissa Valdivia

-Yo canto nuestra música andina porque la adopté desde niña, pero también he cantado música criolla y lo hago bien- comenta muy segura de sus cualidades vocales.
Así como con Eva y Manuelcha, Amanda ha cantado con la mayoría de los cantantes del folklore nacional más exitosos e incluso con bandas de rock como La Sarita. En el pasado conoció y cantó al lado de otros íconos como ella: Flor Pucarina, Picaflor delos Andes, Jilguero del Huascarán, Pastorita Huaracina.
El próximo 3 de junio también estará presente en un tributo a Chabuca Granda y ahí estará al lado de Eva, Cecilia Barraza, Willian Luna, otros artistas criollos y andinos, y varias bandas de rock.
"¿Cómo te sientes de ser condecorada como Personalidad meritoria de la cultura de tu país?". Con muchas energías, nos dijo. "Es un honor y una responsabilidad. Tengo también la responsabilidad de ser un ejemplo para mi familia y que mis hijas se sientan orgullosas de su mamá".
Y ahora Amanda hace memoria y recuerda que una vez participó en un festival peruano en Estados Unidos y mientras ella caminaba bajo el sol con un traje que la sofocaba, sus hijas disfrutaban del desfile montadas en un carro alegórico saludando al público. Su hija Silvia, presente en la entrevista, sonríe.
Ayer domingo, Día de la Madre, Amanda estuvo cantando en Arequipa. Pero esta vez ya tuvo reservado un vuelo para volver a Lima y reunirse por la noche con su familia: su esposo y sus hijas. En ellos se refugia. Como ella dice: todo este tiempo no ha caminado en vano.
Fuente: Este artículo fue publicado originalmente en www.larepublica.pe
Foto de portada: Amanda  en la plaza de armas del Cusco donde actuó el viernes pasado en el Teatro municipal. Foto: Melissa Valdivia
Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :