HISTORIA: Chabuca Granda y la 'La Flor de la Canela'


La flor de la Canela es uno de los grandes temas de esta inmortal compositora peruana, la canción estuvo inspirada en la limeña  Victoria Angulo.

El 07 de Enero de 1950, Chabuca Granda compuso ''La Flor de la Canela'', un vals peruano que se convirtió en una de las más representativas en la historia de la música criolla.

Esta canción que más de una vez lo dijo, fue la composición que la lanzó a la popularidad. Siempre se catalogó como popular, mas no como importante. La importante en este vals es doña Victoria Angulo, distinguida señora de raza negra, quien fue la inspiración principal para dicha canción.
La flor de la canela fue lanzada a la fama en 1951 por el trío Los Chamas y ha sido interpretada por artistas importantes como Yma Sumac, Lucha Reyes, Eva Ayllón, Plácido Domingo, Raúl di Blasio, Caetano Veloso y Juan Diego Flórez.
Breve historia
La flor de la Canela es uno de los grandes temas de la compositora Chabuca Granda. Esta canción llegó a la inspiración de Chabuca cuando se encontraba celebrando el cumpleaños de José Moreno, cantor del centro "Felipe Pinglo", en su casa de la avenida Colmena. Según escribe César Levano: "la joven abrió las ventanas del balcón y contempló La Colmena. Entonces soñó la ciudad, la ciudad dormida bajo la niebla y el lucero del alba. Y dijo en voz alta:-Déjame que te cuente, limeño. Déjame que te diga la gloria del ensueño que evoca la memoria. Luego, volviéndose al grupo criollo, exclamó:-¡Ya tengo la expresión!"
Esto sucedió el 7 de enero de 1950.
"Chabuca conoció a Victoria Angulo cuando iba a la casa de doña María Isabel Sánchez Concha de Pinilla, en Barranco. En 1947, lo sé con precisión porque ese día Chabuca me firmó un álbum de autógrafos, mi madre la llevó a una fiesta en nuestra casa, que era un corralón frente al Puente de Palo, que ya no existe. Estaba en la curva del tren para Ancón (Iba a dar al Jirón Arica, a las calles La Toma y La Palma). Era un corralón adonde llegaban todos los músicos."
Chabuca concluyó la canción de "La flor de la canela" después de varios meses de trabajo. El 21 de julio de 1950, día del cumpleaños de Victoria Angulo la cantó por primera vez.

"LA FLOR DE LA CANELA" fue una de las primeras obras de esa antología que la gran Chabuca dedicó a sus amigos, a gente que admiró y quiso, a quienes enmarcó y estampó en su Lima tradicional.
Chabuca Granda y gran amiga Victoria Angulo

Un día de ese 1949, cuando se encontraba trabajando como demostradora de los productos "Helena Rubinstein" en la antigua Botica Francesa del jirón de la Unión, recibió la visita de su amiga de la infancia Doña Victoria Angulo Castillo de Loyola, apuesta morena de abolengo, pues era nada menos que la "Madrina de la Primera Cuadrilla de Cargadores del Señor de los Milagros", lo que constituye alcurnia negra en Lima. Pensó en dedicarle una canción, y al evidenciar que en su cabellera ya peinaba canas, pudo captar un rubor en las mejillas de aquel fino rostro, surgiendo así los versos de "jazmines en el pelo" y "rosas en la cara"; al momento que la musa se despedía diciéndole "Niña, me voy caminando a mi casa", lo que indujo a imaginar su andar garboso y elegante "por la vereda que se estremece al ritmo de su cadera" para dirigirse a su barrio en el Rímac, cruzando el río Hablador por el viejo Puente de Palo a fin de llegar a la Alameda del Tajamar, en la zona donde hoy se levanta el moderno puente de Santa Rosa, al final de la Av. Tacna.
Cuando el 29 de enero de 1976 la Municipalidad de Lima le concedió un diploma, se apresuró a acudir a la casa de Victoria Angulo Castillo de Loyola y se lo entregó junto con un ramo de flores y una tarjeta escrita de su puño y letra en que le decía: "Victoria queridísima, yo soy la popular, pero tú eres la importante".

Obra musical:
Déjame que te cuente limeño,
déjame que te diga la gloria,
del ensueño que evoca la memoria
del viejo puente, del río y la alameda.

Déjame que te cuente limeño,
ahora que aún perfuma el recuerdo,
ahora que aún se mece en un sueño
el viejo puente, el río y la alameda.
Coro
Jazmines en el pelo y rosas en la cara,
airosa caminaba la flor de la canela,
derramaba lisura y a su paso dejaba
aromas de mixtura que en el pecho llevaba.

Del puente a la alameda, menudo pie la lleva
por la vereda que se estremece
al ritmo de su cadera,
recogía la risa de la brisa del río
y al viento la lanzaba
del puente a la alameda.

Déjame que te cuente limeño,
¡Ay!, deja que te diga moreno mi pensamiento,
a ver si así despiertas del sueño,
del sueño que entretiene, moreno,
tu sentimiento.

Aspira de la lisura que da la flor de canela,
adornala con jazmines matizando su hermosura,
alfombra de nuevo el puente,
y engalana la alameda,
que el río acompasara su paso por la vereda.
Y recuerda que...

Jazmines en el pelo y rosas en la cara,
airosa caminaba la flor de la canela,
derramaba lisura y a su paso dejaba
aromas de mixtura que en el pecho llevaba.

Del puente a la alameda, menudo pie la lleva
por la vereda que se estremece
al ritmo de su cadera,
recogía la risa de la brisa del río
y al viento la lanzaba
del puente a la alameda.



La Flor de la Canela (Chabuca Granda)


VÍDEO 2 (Versión con Juan Diego Flórez)


VÍDEO 3 (Versión Los Chalchaleros y Chabuca Granda)

La Flor de la Canela (karaoke)


La Flor de la canela: Caetano Veloso
 
Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :