TAWANTINSUYO: Los Caminos del Inca, una extraordinaria hazaña de ingeniería antigua


El antiguo y místico sistema de caminos incaicos, o Qhapaq Ñan, de 40.000 km de longitud, es considerada una de las obras de ingeniería más extraordinarias del mundo y la carretera más avanzada de la antigüedad en la superficie del planeta, dando al antiguo imperio acceso a más de 3.000.000 Kilómetros cuadrados de territorio.

El antiguo y místico sistema del Caminos Inca o Qhapaq Ñan  es sin duda una de las hazañas más extraordinarias de la ingeniería antigua en el mundo. La increíblemente y compleja vía permitió transformar al antiguo imperio inca en la cultura antigua más grande y poderosa del hemisferio occidental.
En la América precolombina, el sistema de caminos incaicos -que cubre los asombrosos 40.000 kilómetros- era el sistema de transporte más extenso y más desarrollado del hemisferio occidental.
Los antiguos incas lograron crear, hace cientos de años, una sofisticada vía que todavía está en muy buenas condiciones después de cientos de años de uso. De hecho, el sistema de carreteras es tan increíble que muchos autores coinciden en que es una de las más maravillosas hazañas arquitectónicas de la historia.
---------------------------------------------------------------------------------------------
Para el siglo XVI, el camino inca, había ayudado a transformar un pequeño curacazgo en el imperio más grande del hemisferio occidental.
----------------------------------------------------------------------------------------------
Como señaló la UNESCO, "Construida por los Incas durante varios siglos y parcialmente basada en infraestructura pre-Inca, ésta extraordinaria red a través de uno de los terrenos geográficos más extremos del mundo, unió los picos nevados de los Andes - a una altitud de más de 6,000 m - a la costa, corriendo a través de selvas tropicales calientes, valles fértiles y desiertos absolutos. Alcanzó su máxima expansión en el siglo XV cuando se extendió a lo largo y ancho de los Andes”.

El sistema de caminos del antiguo Imperio Inca. 

La sofisticada red de senderos abarca más de 20.000 millas que atraviesan Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile.
Pero lo que quizás es una de las características más notorias de este antiguo sistema viario es que atravesó los Andes, montañas increíblemente altas y escarpadas. Esto significa que los antiguos tahuantinsuyanos tuvieron que crear túneles a través de las montañas, e incluso cortar los caminos estrechos a lo largo de las caras de acantilados escarpados. Esto nos dice que el transporte era extremadamente importante para el imperio Inca. La Unesco reconoció el Sistema de Caminos Inca como Patrimonio Mundial en 2014.
Uno de los últimos puentes de cuerda inca. Foto cortesía de Rutahsa Adventures www.rutahsa.com. Wikimedia Commons

Utilizaron su sofisticado sistema de caminos para dos propósitos principales. Los incas utilizaron a los corredores chasqui para intercambiar mensajes a través de su imperio, y usaron a las llamas para los transportes.
Los Chasquis fueron entrenados desde muy jóvenes para llevar mensajes. Los puestos de los Chasquis, llamados 'Tambo', estaban a una milla de distancia a lo largo del sistema de caminos del imperio inca. Cuando se le entregaba un mensaje a un chasqui, este corría al siguiente puesto y transmitía el mensaje a otro chasqui, que corrían al siguiente puesto, y así sucesivamente.
Un camino inca construido en medio de la escarpada montaña que posee un puente, acercándose a Machu Picchu. 
Pero lo que quizás sea más importante resaltar sobre el antiguo sistema viario construido por los Incas, fue el hecho de que fue construido sin el uso de la rueda, animales de tiro o herramientas sofisticadas. Las crónicas señalan de que en la construcción de caminos, puentes o templos en el Tahuantinsuyo se encargaban un grupo de hasta 20 000 hombres, guiados por ingenieros que tenían un amplio conocimiento de las ciencias matemáticas y el sistema de cálculo, ingenieros que nada tienen que envidiar a los de ahora, prueba de ello son las sorprendentes obras que nos dejaron para la posteridad.
------------------------------------------------------------------------------------------
El Sistema de Caminos Inca, conectaba un imperio y todos los principales sitios megalíticos de la región.
-------------------------------------------------------------------------------------------
Esto solo nos indica cuán avanzados eran los Incas. Este complejo sistema de caminos permitió a los antiguos incas convertirse en extremadamente poderosos y desarrollar grandes rutas comerciales. Los Incas comerciaban con calabaza, papa, frutas diferentes como piña y papaya, plumas, pieles de animales, utensilios, cuerdas, llamas, oro y plata, pero uno de los objetos comerciales más valiosos para los  Incas  era el famoso ‘mullu’ o spondylus, que es un género de moluscos de la familia Spondyliade, que fueron utilizadas como símbolo femenino de fertilidad desde la época pre-inca. Durante el imperio Inca el mullu fue marcador de lluvia y era el alimento de deidades relacionadas con el agua. Este molusco era transportado desde las costas de lo que hoy es el Ecuador.
El camino Inca visto por el cronista Pedro Cieza de León:
“... Una de las cosas de que yo más me admire contemplando y notando las cosas deste reyno fue pensar cómo y de qué manera se pudieron hazer caminos tan grandes y sobervios como por él vemos y qué fuerças de hombres bastaron a lo poder hazer y con qué herramientas y estrumento pudieron allanar los montes y quebrantar las peñas para hazerlos tan anchos y buenos como están; porque me pareçe que si el Enperador quisiese mandar hazer otro camino real como el que va del Quito al Cuzco sale del Cuzco para yr a Chile, çiertamente creo con todo su poder para ello no fuese poderoso ni fuerças de hombres lo pudieran hazer, si no fuese con la horden tan grande que para ello los Yngas mandaron que oviese, porque si fuera camino de çinquenta leguas o de çiento o de dozientas es de creer que aunque la tierra fuera más áspera no se tuviera en mucho con buena diligençia hazerlo; mas éstos eran tan largos que avía alguno que tenía más de mill y çien leguas, todo echado por sierras tan agras y espantosas que por algunas pates mirando abaxo se quita la vista y algunas destas sierras derechas y llenas de pedreras, tanto que era menester cabar por las laderas en peña viva para hazer el camino ancho y llano: todo lo cual hazían con fuego y con sus picos. Por otros lugares avía suvidas tan altas y ásperas que hazían desde lo baxo escalones / para poder subir por ellos a lo más alto, haziendo entre medias dellos algunos descanços anchos para el reposo de la jente. En otros lugares avía montones de nieve que era más de temer y esto no en un lugar sino en muchas partes, y no así como quera, sino que no va ponderado ni encareçido como ello es ni como lo vemos; y por estas nieves y por donde avía montañas de árboles y çespedes lo hazían llano y enpedrado, si menester fuese….”
Pedro de Cieza de León. Crónica del Perú, Segunda Parte. 1553.
El camino que guarda la antigua sabiduría andina
El Qhapaq Ñan o Camino de los Qhapaq (justos, poderosos), es un antiquísimo camino empedrado que une ciudades antiguas que estuvieron ubicadas longitudinalmente a lo largo de la cordillera de los Andes, Este camino pre-inca tiene además del “camino de pie” que es lo mayormente conocido, un significado simbólico y espiritual que es importante conocer.
María Sholten, matemática holandesa radicada en el Perú, descubrió hace algunos años que existe una línea recta de ciudades Incas y pre-Incas, ubicadas geográficamente a lo largo de una diagonal a 45° del eje Norte-Sur, como indicando un sendero que interconecta estas ciudades en torno a este misterioso camino
Ramiro Matos,   jefe de curadores del Museo Nacional de los Indios Americanos   y un hablante nativo del quechua que creció caminando por el Camino del Inca, dice: "El camino no es sólo un camino físico, es un camino cosmológico, y los modernos lo consideran un camino vivo".
"Los Kallawaya (médicos ambulantes de Bolivia) todavía usan el camino para caminar y reciclar su energía. Dicen que el camino tiene un espíritu”, concluye.
Curiosamente, a lo largo de esa red, encontramos casi todos los sitios megalíticos importantes, incluyendo Tiahuanaco, Puma Punku, Cusco, Machu Picchu, Ollantaytambo y Saksaywaman.
Estos sitios megalíticos mencionados son sin duda un tesoro de evidencia que muestra la complejidad y los avances tecnológicos de las antiguas culturas. Lo que es aún más interesante es que numerosos autores sugieren que estos sitios megalíticos son miles de años más antiguos que los mismos incas y, por lo tanto, partes del sistema viario inca podrían ser miles de años más viejas que el Imperio Inca.
¿Es el Qhapaq Ñan la gran ruta que nos indica el conocimiento de la antigua sabiduría indígena de América? ¿Para qué se hizo aquel magistral alineamiento de ciudades? ¿Qué utilidad práctica tenía? Lo que sí sabemos, porque han quedado incólumes las grandes piedras labradas de los Intihuatanas, es que a lo largo del Qhapaq Ñan en cada una de estas ciudades y Templos, están aún estos megalitos magistralmente tallados “donde se ata al sol”.
El antiquísimo camino empedrado une ciudades antiguas que estuvieron 
ubicadas longitudinalmente a lo largo de la cordillera de los Andes.
El Dr. Javier Lajo Lazo investigador del Qhapaq ñan, nos explica:
“Nuestros abuelos, Los Amautas de la Qhapaqkuna construyeron para instruirnos eternamente, la gran “ruta de sabiduría”, Qhapaq Ñan, o “camino de los justos”, que es (además del camino físico) un alineamiento en diagonal a 45° grados del eje norte-sur, o “línea recta” que une varias ciudades sagradas andinas pre-incas (entre otras: Potosí, Oruro, Tiawanaku, Pucará, Cusco, Huanuco-Viejo y Cajamarca); siguiendo este “ancho camino” podemos aprender completamente nuestra sabiduría y ciencias antiguas. Qhapaq significa: Justo, Correcto, SAGRADO, y Qhapaq Ñan significa Ruta o Camino de los Justos, de los Correctos, es el gran camino de LO SAGRADO ANDINO. Es el andar “el mismo camino” el que explica sus misterios, “siguiendo esa ruta” podemos aprender, conocer y dominar todo el conocimiento ancestral, porque somos la punta de la madeja de ese hilo conductor que nunca se rompió, porque somos los que no podremos olvidar, los fieles, los que no traicionamos la estirpe macerada de nuestros padres Incas.”
La Dra. Ana Maria Rivara, profesora emérita del postgrado de Filosofía de la UNMSM, escribió esta reseña: “Qhapaq Ñan, constituye una contribución al estudio del pensamiento prehispánico, cuyo carácter creativo constituye una fuente auténtica, genuina y original de reflexión que pese a la superposición de la cultura occidental realizada con la conquista y evangelización se ha transmitido de generación en generación como una concepción sui-generis acerca del cosmos, del mundo y del hombre que aún tiene vigencia en nuestros pueblos originarios.”
Cuanto más se lee sobre los Incas, más te intrigan. Otro ejemplo fascinante de la magnitud e importancia del antiguo sistema de caminos Inca es que es una red enorme que va desde el noroeste hacia el sureste. Para envidia de los ingenieros modernos, tramos sustanciales de la red de 39.000 km sobreviven al día de hoy, uniendo cientos de comunidades a través de Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador y Perú. Increíblemente, fue construida enteramente a mano, sin hierro o transporte con ruedas.
Datos
*Qhapaq Ñan significaría Ruta o Camino de los Justos, de los Cabales, o de los Nobles y Santos, puesto que en el idioma Puquina (lengua nativa de los incas, ya casi desaparecida) “Khapaj” significa: santo, noble.
*En grandes altitudes pavimentaron el camino con piedra local para proteger la superficie del hielo y la nieve derretida, y cuando necesitaban paredes de apoyo les dejaron agujeros para que el agua pudiera drenar y cuyos caminos medían entre 4,5 y 6 metros de ancho.
*En la zona costera, las vías eran rectas y donde era imposible hacerlas.
*Tras la llegada de los europeos, el Qhapaq Nan cayó en el abandono. Las rutas que habían sido vitales para las comunidades incas fueron despreciadas por los españoles, que estaban más interesados en acceder a las minas de oro y plata del imperio caído.
*Quienes deseen saber más sobre el Qhapaq Ñan el “Camino de los Justos” y ruta inka de la sabiduría, pueden acceder a un ejemplar del libro del Dr Javier Lajo.
“QHAPAQ ÑAN, ruta Inka de la sabiduría” Javier Lajo, Amaru Runa Ediciones
Pedidos e informes: Jym Qhapaq Amaru rimaqmarka@msn.com // Telf. 5217640
Fuentes:
Este artículo fue publicado originalmente en: www.ancient-code.com
Algunos datos adicionales fueron tomado de:
www.facebook/ICP Institución Cultural Pachayachachiq
www.historiacultural.com / www.bbc.com
Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :