HISTORIA: La Lima antes de Pizarro


Un 18 de enero de hace 483 años, Francisco Pizarro fundó Lima con el fin de establecer la capital de un nuevo reino para la corona española en la América meridional. Desde entonces, Lima ha sido el centro administrativo y cultural del Perú. ¿Pero este se fundó en un desierto donde no había nada como afirman algunos? ¿O ya existía una cuidad en el valle de Limaq? ¿Cómo era Lima antes que llegaran los españoles?

Francisco Pizarro y los españoles llegaron a Pachacámac a fines de 1534. Venían desde Jauja buscando un lugar para fundar la capital del Perú, y el 6 de enero de 1535, los españoles llegan al valle del Rímac. Francisco Pizarro pasó la navidad en Pachacamac, desde allí reorganizó sus fuerzas y encomendó una expedición para explorar el valle de Pachacamac. Los españoles Ruy Diaz, Juan Tello y Alonso Martín de Don Benito partieron de Pachacamac al valle donde por entonces gobernaba el curaca Taulichusco, este parecía el lugar adecuado para fundar la nueva capital. Llegaron a este lugar el 6 de enero de 1535, una semana después regresó la expedición diciendo que habían encontrado el lugar perfecto.

El 18 de enero de 1535, Francisco Pizarro fundó la "Ciudad de los Reyes" en advocación a los reyes magos. ¿Pero este se fundó en un desierto donde no había nada como afirman algunos? ¿O ya existía una cuidad en el valle de Limaq? ¿Cómo era Lima antes que llegaran los españoles?
Durante mucho tiempo en los colegios no le dieron importancia a la historia de esta ciudad antes de 1535. Y es que, en realidad, se sabía poco. Hoy, después de muchos años de investigación y estudio, empieza a florecer información más precisa que deja al descubierto un desarrollo urbano milenario que fue ocultado, minimizado o ignorado por los españoles ‘fundadores’ de la Lima colonial y que ya sorprende a más de uno. Más curioso aún, hoy podemos decir que la Lima que fue fundada ese 18 de enero en 1535 no podría haber existido sin la Lima antes de esa fecha.
Según el arquitecto Juan Gunther, la Lima española solo fue posible gracias a algunos elementos básicos que ya existían al momento de la fundación: valles productivos, que garantizaban alimento y madera; canales de regadío, que la hacían sostenible; gran cantidad de población, con lo que se garantizaba la mano de obra. Incluso algunos caminos fueron tomados como base para el trazado de calles que perduran hasta hoy, como el jirón Ancash, o la misma Vía Expresa, que fue hecho sobre la ruta del Capac Ñan. Sin esto, esa Lima de 1535 muy probablemente no habría sobrevivido.
Al llegar al valle del Rímac, los españoles encontraron lo que buscaban, un lugar con salida al mar, buen clima y donde los vientos eran saludables, con huertos, cultivos y una urbe.
“Lima era un valle muy frondoso. Hay varios cronistas que hablan que era un vergel por la cantidad de árboles que había, tanto ornamentales como frutales. Era un valle muy fresco. El pequeño curacazgo de Lima era uno de los tantos que existían en el valle, como el señorío de Sulco, el señorío de Huala y el de Maranga, todos ellos estaban supeditados al Señor de Pachacámac, que regía tanto el valle bajo de Lurín como en el valle bajo de Lima”, decía en una entrevista la etnohistoriadora María Rostworowski. (Fuente)
“Eran pequeñas aldeas con tierras de cultivos, pero supeditados a un señor mayor. Mucho antes que llegaran los españoles e incluso antes que llegaran los incas, se sabe que la costa central era un valle muy poblado. Sin embargo, antes que aparecieran los españoles, aparecieron las enfermedades que devastaron toda América Central y del Sur. Las epidemias eruptivas, como el sarampión y la viruela, y la gripe, que eran enfermedades desconocidas aquí, causaron una baja demográfica espantosa que no cesó hasta después de la Colonia (Enfermedades que surgieron tras la llegada de Cristóbal Colón a este continente). Yo he visto archivos que dan cuenta de muchos "ayllus fenecidos" por las enfermedades. Después, durante las guerras civiles entre españoles, ambos bandos utilizaron a los indígenas como cargadores de municiones y víveres, con todo esto la población fue diezmada considerablemente. Se sabe por archivos que Pachacámac, que era numerosa, a fines del XVI tenía solamente siete habitantes. Fue realmente una catástrofe demográfica”.
“En lo que es ahora la Plaza Italia. Ahí había una huaca muy adorada. Eguiguren cuenta que dicha huaca tenía tanta adoración que los españoles la derribaron para construir en su lugar una plaza. Por eso la Plaza Italia tiene un modelo trapezoidal, que es de estilo inca, y no sigue el modelo de las otras plazas hispánicas de Lima”, explicaba la historiadora (Fuente).
Y en efecto, antes de que los españoles llegaran a Lima, la región fue fugazmente  habitada por diferentes pueblos trashumantes como los Chavín, los Aimara, los Wari, los Muchik y otros, que pasaron en sucesivas oleadas y que dejaron constancia de su presencia en las edificaciones que levantaron y que luego abandonaron.

Cuando Pizarro llegó a Lima, encontró que su gente se dedicaba en su mayoría a la agricultura y la pesca; de trato sencillo y pacífico, muchos de ellos ni siquiera se percataron de su presencia. El valle del Rímac, donde Lima está ubicada era uno de los parajes más hermosos de la Costa y en ella había un total de veintidós pueblos, cuatro tambos, dos pesquerías en el Callao y Chorrillos, además de dos fortalezas enclavadas al norte y sur de Lima, Kolliqe, y Atoqkunka, respectivamente. Los limeños de ese entonces se cobijaban en casa hechas con armazones elaborados a base de algarrobos, agrupándose en círculos de vecindad, formando campamentos.
Estos grupos de pobladores ocupaban, parte del valle del Rimac los de Lurín y Chillón; hoy en día en el valle del Rímac se ubican importantes complejos arquitectónicos como los de Huallamarca, Pucllana, Mateo Salado, Maranga y Armatambo, construidos especialmente para albergar a una importante población precolombina dedicada a la agricultura, pesquería y artesanía. Ahora se sabe, gracias a las investigaciones arqueológicas, que en el valle de Limaq existían algo más de 600 huacas, de los cuales se han logrado rescatar 300.
Es por esta razón que algunos estudiosos se atreven a afirmar que fueron nuestros ancestros: los de los templos en U, los Lima, los Wari, los Ichma, los Incas, los fundadores de Lima, y luego los españoles, todos quienes fueron dándole forma a este espacio que habitamos. Ahí hay un gran mensaje de creatividad y de adaptación al medio ambiente que bien vale la pena conocer ahora la verdadera historia de una Lima Milenaria. ¿De cuántos años estamos hablando?
------------------------------------------------------------------------------------------------
Fueron nuestros ancestros: los de los templos en U, los Lima, los Wari, los Ichma, los Incas, los fundadores de Lima, y luego los españoles.
------------------------------------------------------------------------------------------------
La presencia de restos arqueológicos religiosos, urbanos y de actividad agrícola muestra que la ciudad peruana de Lima tiene una población continua desde hace unos 6.000 años”, destacó el director del Museo del Centro Arqueológico Mateo Salado, Pedro Espinoza, en una entrevista concedida al portal en español Xinhua. (Fuente)
Según el arqueólogo, una de las particularidades de esta época es la construcción de centros ceremoniales de carácter religioso, ligados a las actividades religiosas de las poblaciones que se desarrollaron en esta localidad.
El arqueólogo también explicó que los antiguos habitantes de la ciudad de Lima tuvieron un concepto de desarrollo armonioso con la naturaleza, y una evidencia de este vínculo es la existencia de los canales de agua. (Fuente)
Ahora se sabe, gracias a las investigaciones arqueológicas, que en el valle de Limaq
existían algo más de 600 huacas, de los cuales se han logrado rescatar 300.
En pleno siglo XXI, algunos distritos de la zona sur de Lima aún siguen usando estos canales de riego construidos por los antiguos habitantes de estas tierras, los cuales fueron perfeccionados por los incas.
El padre Cobo, el más ilustre historiador de Lima, nos dice que había tres pueblos grandes –Hatun Llacta– en la región de Lima que eran cabezas de tres hunus incaicos, de diez mil familias cada uno: Carabayllo, en el valle de Chillón; Maranga, huaca célebre y lugar arqueológico que ha cortado una irrespetuosa avenida republicana al Callao, y el más importante de todos, el pueblo de Surco o Armatambo, en las faldas del cerro solar, donde Hernando Pizarro se detuvo antes de llegar a Pachacámac. Este era el centro urbano más calificado de la región limeña y en la época de Cobo se veían aún "las casas del curaca con las paredes pintadas de varias figuras, una muy suntuosa guaca o templo y otros muchos edificios que todavía están de pie sin faltarles más de la cubierta". Los demás pueblos eran, dice Cobo, "lugarejos de corta vecindad". Cerca de Maranga estaba el "pueblo de Lima", que tenía aproximadamente media legua y se hallaba junto a la huaca o templo del dios Rímac, oráculo de la región. "Desde Limatambo a Maranga –dice el Padre Calanchahabía una serie de enterramientos y casas o palacios, uno del rey Inca –la huaca de Mateo Salado– otro del cacique del pueblo y los demás de caciques ricos". Junto al río Rímac, a la banda del sur, había un lugarejo o tambo, en el mismo sitio que hoy ocupan la plaza y casas reales, que pertenecía, como las tierras colindantes, al cacique de Lima. Este lugar fue escogido por Pizarro para asiento de la ciudad, "por hallarlo ya proveído de agua, leña y otras cosas necesarias a una República y lo otro porque conjeturaba que sería más sano". La provisión de agua y su distribución por canales por el valle, es uno de los motivos determinantes de la elección del sitio de la ciudad. Las acequias juegan un papel decisivo.
Una comprobación importante para la reconstrucción del marco geográfico limeño, en la época incaica, surge de este proceso, que abre ventanas al tiempo prehistórico. El cacique don Gonzalo Taulischusco pidió que declarasen los testigos sobre el hecho de que, al entrar los españoles en el valle de Lima, "había muchas chacras y heredades de los indios y en ellos muchas arboledas frutales: guayavos, lucumas, pacaes e otros todos" y que todos habían sido derribados para construir casas de los españoles.
Por tanto, no es exacto afirmar que Lima es exclusivamente española, por su origen, por su formación biológica y social y por su expresión cultural. La fundación española, forjadora perenne de mestizaje, tuvo que contar con dos factores preexistentes; el marco geográfico y el estrato cultural indígena. Ambos influyeron decisivamente en aspectos y formas de la peculiaridad de nuestro desarrollo urbano.

Taulichusco: el cacique que regentaba toda la Lima prehispánica
Antes de la fundación española de Lima, el curaca Taulichusco era el señor del valle pues prácticamente controlaba la vida económica de la gran planicie que se extendía hasta el mar. Su residencia quedaba justamente donde hoy es el Palacio de Gobierno, es ahí donde Pizarro mandó construir su residencia. Desde esa enorme edificación Taulichusco vigilaba una de las mayores obras hidráulicas levantadas en el Perú y que abastecía con agua a extensas zonas de cultivo, llevándola desde los boquerones del río Rímac hasta donde se asentaba la cultura Maranga, en el actual distrito de San Miguel, y llegando hasta los acantilados que hoy son parte de la Costa verde.
---------------------------------------------------------------------------------------------
La ciudad de Lima fue edificada sobre los predios del sabio y pacífico curaca Taulichusco; quien ostentaba el cargo de "Cacique del Límaq"
--------------------------------------------------------------------------------------------
Según los historiadores, cuando Pizarro entró a Lima, el Curaca Taulichusco no opuso ninguna resistencia; quien enterado ya que el Tahuantinsuyu había caído bajo el dominio de la espada y la cruz, se alió al ‘conquistador’ y colaboró con él para que fundara la nueva ciudad.
Retrato del Curaca Taulichusco que guarda la Municipalidad de Lima.
La extensión del cacicazgo de Lima era, sin embargo, muy corta. No alcanzaba a Carabayllo ni a Surco, que tenían jefes propios, ni al santuario de Pachacámac. Se concentraba al valle de Lima desde el puerto de mar de Maranga, llamado Pitipiti, antecesor del Callao, por el norte, hasta que el camino del Inca entra en el valle de Chillón; por el sur hasta Armendáriz, en que partiría términos con el cacique de Surco, llamado Trianchumbi; y, por el interior, abarcaría, acaso, hasta los caseríos menores de Late, Puruchuco, Pariache y Guamchiguaylas, que ascienden a la sierra. El área de atracción y de influencia de la aldea nativa de Lima era, pues, pequeñísima. Su cacique, uno de los más ínfimos régulos del Tahuantinsuyu, y aun el asiento de Lima, era parte de "la provincia de Pachacamac" como lo dice Pizarro en el auto para elegir el sitio de la ciudad.
La raíz andina de Lima está, pues, en el caserío de Limatambo y Maranga, regido por el Curaca Taulichusco. De él recibe la ciudad hispánica la lección geográfica del valle yunga, el paisaje de la huaca destacando sobre el horizonte marino; la experiencia vital nativa, expresada en las acequias, triunfo de una técnica agrícola avezada a luchar contra el desierto; el cuadro doméstico de plantas y animales, que el aluvión español modificará sustancialmente; algunas formas de edificación que podrían normar una arquitectura del arenal peruano y el nombre de Lima que tiene "sabor de mujer y de fruta", según Marañón, y que venció con su entraña quechua inarrancable, como la milenaria cultura andina misma, a la denominación barroca de Ciudad de los Reyes.
Artículo referencial: “La raíz india de Lima” (Raúl Porras Barrenechea)
Algunos datos adicionales fueron tomados de: www.elcomercio.pe / www.cofradianazarenaperu.com / www.librosperuanos.com / www.sisbib.unmsm.edu.pe / www.elperuano.pe
Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :