ARQUEOLOGÍA: Hallan un centenar de puntas de lanzas de hace 12.000 años en Ica, Perú


Arqueólogos peruanos hallaron más de cien puntas de lanzas de piedra de unos 12.000 años de antigüedad en el sector de Pampa Lechuza en el desierto de Ica, al sur de Lima. Se trata de la evidencia más antigua conocida sobre los habitantes de esta región peruana.

Antes de las primeras civilizaciones y del descubrimiento de la agricultura, el hombre ya transitaba por la costa sur del Perú. Así lo demuestran los más de 15 mil restos hallados por un equipo de arqueólogos de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) en el sector de Pampa Lechuza, en el distrito de Paracas (Pisco), en Ica.

"Las puntas paiján (como las que se hallaron en Pampa Lechuza) provienen del período que va entre el 10.000 a.C. al 7.000 a.C. y se encuentran en la costa, desde Piura hasta Ica", dijo al diario El Comercio Jalh Dulanto, líder del grupo de siete arqueólogos de la Universidad Católica del Perú que hizo el hallazgo.
"Fueron herramientas hechas por bandas nómadas. Ellas tenían el modo de vida que tuvieron los humanos hasta que se inventó la agricultura", explicó Dulanto.
Algunas puntas tienen 12 centímetros de longitud y otras son "miniaturas" de apenas un centímetro.
Este es el sector de Pampa Lechuza, en el desierto de Paracas. Cada tapa de botella
indica una piedra que tiene signos de haber sido trabajada en la antigüedad.
En total,se han hallado más de 15 mil vestigios. (Foto: Jalh Dulanto / PUCP)
"Las miniaturas no son funcionales para cazar; no sabemos si eran rituales, simbólicas o si las hacían para entretenerse", indicó la investigadora.
El hallazgo se realizó en el sector de Pampa Lechuza, en el distrito de Paracas de la región de Ica, unos 350 kilómetros al sur de Lima.
En ese lugar con costa en el Océano Pacífico se desarrollaron las primeras civilizaciones de la región, como lo demuestran los más de 15.000 restos hallados por arqueólogos.
Aunque los expertos aún no han sometido las puntas de lanzas a métodos de fechado como el carbono 14, la comparación con restos similares les permite validar su antigüedad.
Según el jefe de Patrimonio Arqueológico Inmueble de Ica, Rubén García, el hallazgo de Pampa Lechuza es "importante" porque se trata de la evidencia más antigua conocida sobre los habitantes de esta región sureña.
Las puntas miden hasta 12 centímetros y fueron hechas con piedras de riolita,
calcedonia y cuarzo. (Foto: Jalh Dulanto / PUCP) 
Además de puntas de proyectil, los arqueólogos han encontrado otros tipos de piedras talladas y vestigios de viviendas muy rústicas. Estos artefactos fueron encontrados en la superficie del desierto, pero hay indicios de que habría más restos enterrados.
“Hay otros sitios [con restos arcaicos] en Marcona, pero aún no están muy estudiados. Este trabajo [el de la PUCP] es el más sistemático e intensivo que se da en Pampa Lechuza”, señala García. Según dice, se tenía información sobre vestigios arqueológicos en este sector de Paracas desde la década del 1950.
El dato:
El equipo de arqueólogos de la Pontificia Universidad Católica del Perú tiene autorización del Ministerio de Cultura para analizar las piezas arqueológicas durante un tiempo. Luego, estas serán puestas a disposición del museo de sitio Julio C. Tello, en Paracas.
Puedes leer el artículo referencial AQUÍ.
Fuentes: www.elpais.com.uy / www.elcomercio.pe
Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :